octubre 23, 2014 7:07 am
Tutoriales
Inicio » Análisis » [Análisis] Portal 2

[Análisis] Portal 2

Valve vuelve a demostrar por qué es uno de los mejores estudios de desarrollo actuales con Portal 2, un maravilloso título de plataformas y rompecabezas  que mejora en todos los aspectos a su aclamada primera parte y consigue postularse como uno de los más firmes candidatos a juego del año.

Empieza a pensar con portales.

Han pasado casi cuatro años desde que el primer Portal saliese a la venta en todo el mundo. Lo que empezó siendo un extra o añadido en un recopilatorio de juegos de Valve, acabó convirtiéndose en uno de los títulos más aclamados y queridos de la historia de los videojuegos, siendo incluso considerado por muchos como una auténtica obra de culto.

Un planteamiento y jugabilidad innovador y original, un diseño de puzles y escenarios extraordinario y un trasfondo y personajes memorables hicieron que la opinión de crítica y usuarios fuese y sea unánime: Portal supone una experiencia única e inolvidable que ningún jugador debería perderse.

Tremendamente sorprendidos por el éxito cosechado por el título, los chicos de Valve –liderados por Gabe Newell, padre de Half-Life- decidieron ponerse manos a la obra con la secuela. Esta vez no como añadido para un recopilatorio, sino como juego totalmente independiente.

Tras casi cuatro años de desarrollo, por fin podemos disfrutar de Portal 2.

La cuestión es: ¿Cumple con las expectativas?

Sí, y con creces. Veamos por qué:

Antes de nada debo advertiros que, si no jugasteis a Portal –ya deberíais haberlo hecho-, puede que encontréis algún que otro spoiler del mismo a lo largo del análisis.

  • Historia

Uno de los principales aspectos que diferencian a Portal 2 de su antecesor es la duración de la campaña. Mientras que el primer Portal contaba con una aventura para un sólo jugador de unas 5 horas de duración, Portal 2 incluye no una, sino dos campañas completamente diferentes –una para un jugador y otra cooperativa- de aproximadamente unas 9 horas cada una.

Los conceptos básicos en la aventura para un jugador permanecen intactos: volvemos a controlar a Chell, la chica asiática protagonista del primer Portal, volvemos a las instalaciones de Aperture Science y volvemos a tener la resolución de rompecabezas mediante la pistola de portales como eje central de la jugabilidad.

Tras matar a GlaDOS, principal antagonista de Portal, Chell fue criogenizada dentro de las instalaciones, y es ahora, habiendo trascurrido bastantes años desde lo ocurrido, cuando despierta. En este momento tomamos el control de la chica.

La habitación pulcra y ordenada en la que despertamos pronto cambiará de vistas para reflejar el crudo panorama que nos aguarda: las impolutas instalaciones otrora controladas por científicos humanos no son ahora más que pasto de la voraz vegetación. Y aunque no lo parezca, seguimos en Aperture Science.

Weathley, un robot de forma esférica que nos despertará e intentará tranquilizar nada más comenzar la aventura, será el encargado de guiarnos durante el comienzo del juego. Tras introducirnos en el interior de Aperture Science de nuevo, el mismo nos indica el camino hacia la pistola de portales.

Tras unas cuantas pruebas sencillas con la pistola que sirven a modo de tutorial para los nuevos jugadores, el mismo Weathley nos lleva a través de las derruidas zonas de prueba hasta el lugar en que se encuentra una vieja conocida.

Es GlaDOS. Todo a su alrededor sigue como lo dejamos al acabar con ella en Portal. La que tantos quebraderos de cabeza dio a la pobre Chell yace ahora en el suelo como un cadáver, inmóvil, inactiva, rodeada por la exuberante vegetación. Sin embargo, -y como ella misma nos dijo hasta la saciedad en los créditos del primer juego- la realidad es que sigue viva.

Weathley, en un desafortunado intento por restablecer otro sistema de las instalaciones ajeno a ella, consigue devolverla a la vida. Nada más tomar consciencia, ésta, en lugar de matarnos directamente, nos confinará a las entrañas de Aperture Science, donde nos obligará a realizar pruebas con la pistola de portales hasta que, literalmente, nuestra vida se extinga debido a la edad.

Y hasta aquí puedo leer, de contaros más os fastidiaría la historia por completo.

Pero tranquilos, que no todo se basa en hacer pruebas para GlaDOS hasta que muramos. Por suerte, gracias a unos giros de guión muy inteligentes, el juego mantiene el interés vivo en todo momento, provocando que viajemos por cada rincón de Aperture Science, hasta el más recóndito y olvidado.

Las 9 horas aproximadas de duración no se hacen para nada largas, en ellas no hay lugar para el tedio, al contrario. Al acabar, de hecho, quieres más, necesitas más.

Y es que el diseño de niveles y desafíos es absolutamente sublime. Con varios elementos a utilizar–un gel que al impregnar el suelo lo hace muy resbaladizo, puentes móviles y varios por descubrir además de los clásicos portales- y una curva de dificultad ajustada a la perfección, algo que en otros títulos es casi un castigo –resolver rompecabezas-, en Portal 2 es un auténtico placer.

Sería absurdo, por último, no hacer mención a los diálogos de GlaDOS y Weathley. Sin desmerecer las intervenciones de este último –tiene algunas verdaderamente gloriosas-, GlaDOS sigue siendo la reina de la función. El simple hecho de que intervenga para dar su veredicto al final de cada prueba supone una motivación enorme a la hora de resolver los desafíos. Su perversa ironía y humor negro hacen que sea prácticamente imposible resistirse a esbozar una sonrisa cada vez que habla. Es, sencillamente, uno de los mejores personajes de la historia de los videojuegos.

Unos personajes y diálogos hilarantes, una trama que te atrapa desde el primer hasta el último minuto y unos rompecabezas y desafíos tan originales como bien diseñados hacen de la campaña para un jugador de Portal 2 una de las más innovadoras y divertidas experiencias del género de los últimos años. Algo único.

  • Jugabilidad

Una pistola que abre dos portales conectados entre sí, entras por el azul y sales por el naranja y viceversa. Así de simple-y eficaz- es la fórmula de Portal, que se mantiene intacta en esta segunda parte.

Los controles son sencillos, con R1 y L1 abrimos portales, con R2 hacemos zoom, con cuadrado presionamos interruptores y recogemos objetos, con círculo nos agachamos y con equis saltamos. Aunque no sean apenas configurables –lo único que podemos cambiar son las opciones de los sticks analógicos- todos responden de manera correcta y rara vez dan problemas. Esto se debe en parte a que el juego, literalmente, no tiene fallos. Sí, si alguien con mucho tiempo libre se dedica a buscar cualquier fisura lo más probable es que encuentre algo de lo que aprovecharse, pero durante una partida normal es casi imposible quedarse atascado sin poder moverte, no poder avanzar por razones ajenas a la historia o sufrir cuelgues en la consola.

He intentado, de hecho, buscarle las cosquillas en alguna que otra prueba, pero los resultados no han sido de ningún modo satisfactorios. Da la impresión de que han revisado cada prueba, cada escenario y cada posible movimiento para asegurarse de que no haya problemas al milímetro. Y esto, en una época en la que los desarrolladores sacan a la venta juegos a medio hacer incluyendo infinidad de bugs sin resolver con la escusa de los parches y actualizaciones posteriores es algo muy de agradecer.

La dificultad, por otro lado, está ajustada de manera ideal, de tal manera que las pruebas más complicadas supongan un desafío considerable sin llegar a desquiciar ni a obligarnos a buscar la solución en guías creadas por otros usuarios.

Además de los portales, cubos, torretas e interruptores del primer Portal, nos encontramos con varios elementos nuevos que dotan de una mayor variedad a los puzles, como los geles que alteran las propiedades del suelo y paredes, los puentes móviles que nos permiten atravesar fosos letales y las plataformas de impulso con las que saltaremos grandes distancias. Ningún inconveniente en este aspecto tampoco, todas funcionan de manera impecable.

  • Multijugador

Más que un simple añadido para la campaña principal, el modo multijugador de Portal 2 es otra campaña, con todo lo que eso implica: distintos protagonistas, distintos desafíos y distinta historia.

No hay, obviamente, ninguna modalidad de competición, tan sólo podemos jugar de forma cooperativa junto a un amigo, tanto a pantalla partida –vertical u horizontal- como de manera online con jugadores de PS3 o PC.

La historia de este modo sigue las hazañas de Atlas y P-Body, dos simpáticos robots que deberán hacer uso de sus pistolas de portales para resolver las tareas que GlaDOS les encomiende.

Su duración aproximada es de 8 a 9 horas –dependiendo de la habilidad-, similar a la del modo para un jugador, y en lugar de dividirse, como ésta, en capítulos, nos sitúa en una central  o nexo por el que accedemos a trazados de 7-9 pruebas cada uno. En total son 5 los trazados a completar.

Teniendo cuatro portales por abrir a su disposición, los jugadores deberán cooperar si quieren superar las pruebas, ya que es literalmente imposible completar los desafíos sin la colaboración de ambos. Todas las pruebas son nuevas, diseñadas específicamente para el multijugador, no existe reutilización o reciclaje alguno del modo para un jugador, es una campaña totalmente diferente.  El diseño de las pruebas, sin embargo, presenta la misma calidad indiscutible que el de éste último.

La trama, aunque no llega al nivel de la correspondiente a la modalidad individual, no es para nada desmerecedora de alabanzas, en gran parte gracias a los –también aquí- excepcionales diálogos de GlaDOS y al fabuloso y sorprendente final.

  • Gráficos y Tecnología

Otra labor encomiable es la que han conseguido realizar en el apartado gráfico. Parece mentira que el motor Source tenga cerca de 7 años de antigüedad, porque aunque se aprecien ciertas carencias sobre todo en lo que a texturas se refiere, elementos tan importantes como la iluminación, el fotorrealismo del agua, las físicas e incluso el motion blur presentan un acabado sobresaliente.

Hay momentos puntuales, – GlaDOS reconstruyendo en tiempo real las partes derruidas de las instalaciones de Aperture Science o la iluminación proyectando de manera pronunciada las sombras en ciertas zonas de pruebas- en los que el aspecto del juego es francamente espectacular.

Si hay algo que achacar en este apartado es la frecuencia con la que el juego necesita cargar. No hay parones, los frames por segundo (FPS) no bajan de 30 –salvo en contadas ocasiones jugando a pantalla partida-, pero sí que hay tiempos de carga bastante frecuentes. No afectan al ritmo de juego en ningún momento, pues suelen darse entre prueba y prueba, pero sí que podrían ser menos y de menor duración –van de los 8 a los 15 segundos-.

  • Sonido

Llegamos por último a uno de los aspectos más brillantes del título, el apartado sonoro.

El sonido ambiente y la banda sonora durante la resolución de puzles es más que correcto, quizás no tan perceptible como los temas designados para los momentos de tensión y mayor ritmo, cuya calidad es excelente, pero correcto al fin y al cabo.

Aun así, lo que realmente destaca en este apartado es la localización del idioma, textos y voces.

Me limitaré a decir que el doblaje de GlaDOS y Weathley es el mejor doblaje al castellano que se ha hecho jamás para un videojuego. Es más, no tiene absolutamente nada que envidiar al original en inglés.

Un aplauso enorme. Ojalá más compañías tomen nota.

  • Conclusión

Portal 2 ofrece una de los mejores y más elaboradas campañas que se pueden disfrutar en un videojuego hoy en día. El diseño, planteamiento, dificultad y desarrollo de los rompecabezas en ambas modalidades roza la absoluta perfección. Es, sencillamente, uno de los juegos más divertidos y originales de los últimos años. El género de los FPS necesitaba este juego.

Hazte con él en cuanto puedas.

Lo que te puede gustar de Portal 2 es:

  • Rompecabezas divertidos, variados y desafiantes
  • Personajes y diálogos inolvidables
  • Duración aproximada de 15 horas entre los dos modos de juego
  • Cooperativo a pantalla partida y online, con cross-platform entre PC y PS3
  • Viene incluido un código para descargar la versión PC de manera gratuita

Lo que no te puede gustar de Portal 2 es:

  • Escasa rejugabilidad, al menos hasta que Valve lance el DLC gratuito con el modo desafío en los próximos meses
  • Si lo que quieres es disparar a enemigos sin más, Portal 2 no es lo que buscas

NOTA: 9,5



Acerca de Sev

Profile photo of Sev