octubre 24, 2014 10:30 pm
Tutoriales
Inicio » Análisis » [Análisis] White Knight Chronicles II

[Análisis] White Knight Chronicles II

El caballero blanco de Level 5 vuelve a Playstation 3 un año más tarde que en Japón. La primera parte tuvo la difícil misión de ser el primer JRPG que llegara en exclusiva a Playstation 3. Mucho se esperó del juego y poco obtuvimos en relación a lo que se creía que nos daría. Se quedó a medio camino de todo, intentó abarcar mucho terreno pero al final no logró despuntar tanto como se esperaba.

Por eso Level 5 se puso manos a la obra para crear una segunda parte que superara en todos los aspectos las andaduras del caballero blanco original. Pero parece que se han perdido por el camino y que han decido hacer una secuela muy continuista en vez de mejorarla con respecto a la primera entrega. WKC II es demasiado continuista, pule algunos de los fallos que tuvo su primera parte pero aún así, le queda mucho camino por recorrer y a pesar de tener un potencial enorme, no termina de ser lo que esperamos en la puesta de escena.

Una de las mejores ideas que ha tenido Level 5 con este juego es introducir la primera parte en el blu-ray, de tal manera que si no tuviste oportunidad de probarla, podrás jugar totalemente gratis. El juego nos da la oportunidad de empezar a jugar directamente a la segunda entrega importando los datos del primer juego, o empezar la partida en el nivel 35. Si por el contrario no habéis jugado a WKC, también da la opción de empezar la historia desde el principio.

La primera parte ha sido remasterizada para que no quedara demasiado descolgada con respecto a su secuela. Tendremos mejores gráficas, el sistema de batalla ha sido más pulido y en general se han añadido un montón de mejoras para hacerlo lo más similar posible a WKC II.

Continuando la aventura

Es muy recomendable jugar a la primera entrega para poder enterarte de todo lo que sucede en WKC II. Fijaros que en Japón no se puede jugar a este juego sin tener los datos guardados de la primera entrega. Gracias a dios, Level 5 ha perdonado a los europeos y podremos empezar directamente la segunda parte si así lo deseamos, aunque recomiendo encarecidamente que os paséis la precuela antes.

El juego comienza un año después, y volvemos a ser Leonard, el protagonista del primer juego. Este personaje tiene un poder que le permite transformarse en un enorme caballero blanco. Cómo es típico de todos los juegos de rol oriental, nuestra misión será destruir a un malvado enemigo, llamado Grazel, el cual ha creado un enorme imperio e intentará dominar el mundo. Este es el hilo principal, y a partir de ahí se desarrollan todas las tramas del juego, habiendo algunas historias paralelas que nos aporten más que incluso el argumento principal.

Y en esto vuelve a fallar otra vez Level 5. La historia no termina de enganchar para nada, es bastante típica, y acertaremos cada dos por tres con lo que va a suceder. Apenas hay capacidad para que el jugador pueda sorprenderse y desgraciadamente baja su nivel en varios momentos del juego, por lo que habrá partes más interesantes que otras.

Más nos vale conocer muy bien el juego, porque al poco tiempo de empezar a jugar, ya tendremos que estar haciendo nuestra primera misión de escolta. Sin apenas darnos algún tutorial de combate tenemos que defendernos de la mejor manera que podamos. Aunque eso sí, los enemigos del principio no supondrán ningún peligro ni aunque no sepamos jugar. En cualquier caso esto cambia rápidamente y más nos vale haber aprendido el sistema de combate para no tropezar contra el primer jefe de turno.

Un sistema de combate igual que en la primera entrega

La parte fundamental de cualquier RPG es su sistema de combate. Es la pieza que nos hará divertirnos con cada batalla, o la que hará que dejemos el juego ante tantas batallas que nos parecerán aburridas.

WKC II vuelve a optar por el sistema de combate implantado en la primera entrega. Un estilo que parece mezcla de varios géneros. Un J-RPG con toques de action RPG y un poco de MMO, así se podría decir de una manera un tanto genera, pero sí de verdad se quiere descubrir, lo mejor es probarlo.

Por si nunca habéis probado su primera entrega, os describiré un poco el sistema de batalla. Controlaremos a un único personaje durante las batallas. Abajo tendremos unas barras de acción, donde podremos insertar cualquier habilidad que consigamos. Una vez tengamos el arma preparada, tendremos que esperar a que el círculo de acción esté cargado completamente para poder asestar el golpe que hayamos elegido en la barra de acción. Es un sistema de combate similar al que pudimos ver en Final Fantasy XII.

Como consecuencia tenemos una jugabilidad que es bastante flexible y que nos permite hacer una gran variedad de acciones. También podremos dar órdenes a nuestros compañeros, aunque normalmente ellos mismos lo harán muy bien. No hay apenas problemas con la inteligencia de los compañeros.

El nivel de personalización de esta segunda entrega vuelve a ser una de las cosas más destacables del título. Si ya sorprendía en la primera parte, en esta segunda se han añadido nuevos combos y nuevas técnicas de combate. Tenemos una gran variedad a la hora de dar atributos a nuestros personajes, no tienen ninguna predisposición por ser de algún tipo, por lo que podremos transformarlos en lo que queramos.

Matando monstruos, obtenemos puntos de experiencia que nos permitirán subir de nivel. Al subir de nivel nos darán puntos de habilidad que podremos intercambiar por técnicas nuevas. Cada personaje puede comprar las técnicas que quiera dentro de ocho tipos que hay: armas cortas, armas largas, arcos, ballestas, magia de defensa, magia de ataque, hachas y bastones. Elegir cuidadosamente el tipo de luchador que será cada personaje será fundamental, puesto que controlaremos a 6 personajes y no tendría nada de lógica hacerlos todos arqueros.

Uno de los principales defectos de la primera entrega era el excesivo tiempo que nos teníamos que pasar para organizar nuestro equipo de la mejor manera posible, pues en la secuela se vuelve a repetir. Y es que prácticamente nos pasaremos más tiempo por los mapas que luchando o explorando el mapeado.

Una de las cosas más originales de la saga WKC era la posibilidad de crear combos. Uniendo varias habilidades, podríamos crear un combo que usado en combate será bastante mortífero y totalmente espectacular. Si bien consume bastante puntos de acción, cuando los usas podrás acabar con tu enemigo de una manera sencilla.

Pero por desgracia, los combates se acaban volviendo bastante repetitivos, y realmente lentos. El mapeado es inmenso y siempre estará lleno de enemigos, de los cuales la gran mayoría podrás destruirlos con tan solo pulsar el botón X repetidamente. En general la curva de dificultad está bien ajustada, y aunque algunos combates nos puedan costar bastante, reajustando nuestro equipo y/o invocando al caballero blanco, todo será más fácil.

Habrá diferentes tipos de enemigos, normalmente irán acorde con el escenario que estemos visitando. Pero habrá algunas excepciones como enemigos realmente grandes, o increíbles bestias. En cualquier caso y como ya he dicho antes, con una invocación del caballero blanco, que será temporal, los fulminaremos fácilmente. Lógicamente no podremos estar utilizando el caballero blanco cada dos por tres.

En total el juego dura bastante, lo típico para un RPG, unas 30 horas para pasarnos la historia, pero si queremos hacernos todas las misiones y conseguirnos todo, nos puede llevar mucho más tiempo.

La batalla es más agradable con amigos

Como ya se pudo hacer en WKC, contaremos con un modo online. En el primer juego se podía ir con un total de 2 compañeros. En su secuela podremos conectarnos hasta 6 jugadores a la vez, por lo que iremos acompañados por 5 amigos. . Aunque para conectarnos online tendremos que hacer uso de un pase online.

La pena es que no tendremos chat de voz, Sí tiene chat de voz, aunque no podremos elegir a quien hablar, es decir no podremos silenciar a quien queramos. Otra manera  de comunicarnos es tirar de chat de texto. No habrá mucha diferencia entre ir acompañado o ir con la máquina. En ambos casos veremos a los seis personajes repartidos por el mapa, la diferencia es que jugando solo podremos dar órdenes a los demás, y acompañados, nuestros amigos harán lo que les plazca.

Los combates serán más dinámicos puesto que abrir el menú no parará la partida, así que tendremos que esperarnos a que no haya enemigos cerca.

Un apartado audiovisual que no evoluciona

No hay apenas evolución gráfica con respecto a la primera entrega, por lo que es difícil diferenciar ambos juegos por su faceta técnica. El título se ve algo desfasado con respecto a la gran cantidad de juegos que hay con superioridad gráfica. Sin embargo, a veces resulta una maravilla pararte y disfrutar de los grandes escenarios que nos rodean.

Porque han sabido esconder las limitaciones técnicas que tenían, y han sabido darle un gran detalle a toda la naturaleza que veremos en los diferentes mapeados. Aunque estos son bastante amplios, serán también bastante lineales. A veces habrá alguna bifurcación, pero no serán tan libres como al principio se podrían apreciar.

Tendremos un mapamundi para movernos por todas las regiones del mundo, y gracias a un cristal podremos teletransportarnos entre ellas. Este cristal también hará la función de guardar a partida o incluso de regenerar la configuración inicial de todos los personajes.

En cuanto al sonido, el juego nos llega doblado en inglés y perfectamente subtitulado al español. Los efectos de sonido están muy bien conseguidos y la banda sonora nos acompaña perfectamente durante toda la aventura. Pintándose de épica cuando la historia lo requiera y en genera muy bien situada.

Conlcusión

WKC II se podría considerar prácticamente una expansión de la primera parte, ya que Level 5 no ha corregido los grandes defectos que transformaron WKC en un juego del montón. Especialmente dirigido para los amantes del RPG tradicional japonés y para los que disfrutaron de la primera parte.

Además si queréis empezar por primera vez en la saga, es una oportunidad exquisita puesto que el blu-ray contiene también su precuela. Un juego que hará la delicia a todos los aficicionados al rol pero que no termina de destacar tanto como se desea.

En cuanto a los puntos negativos que hemos podido ver durante todo el análisis, destaca una historia que no termina de ser todo lo épica que podría y un sistema de combate que puede tornase repetitivo.

Acerca de kukiri

Profile photo of kukiri

Un comentario

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un Comentario