abril 24, 2014 5:16 am
Tutoriales
Inicio » Análisis » [Análisis] Asura’s Wrath

[Análisis] Asura’s Wrath

¿Qué pasa si traicionas a un semidiós el cual su poder se basa en la ira que posea? Pues viendo a Asura, lo que puedes hacer es rezar para que, al menos, no le moleste mucho y no acumula demasiada ira por tu culpa. Aunque, la verdad, no sé si será posible ésto… El juego de Capcom en colaboración con CyberConnect2 llegó a nuestras tiendas. Muchas críticas se han vertido sobre él, que si es muy corto, que si es una película…

Nosotros lo hemos probado y jugado bastante como para poder juzgarlo. ¿Te interesa saber qué pensamos sobre él? A continuación el análisis.

El juego nos enmarca en un universo protegido y velado por los 8 Guardianes Generales más un emperador. Entre ellos se encuentra nuestro protagonista, Asura, un semidiós masculino que basa su poder o mantra (energía en la nomenclatura del juego) en la ira. Y de verdad que lo hace, una ira que emana desde su interior y que es capaz de hacerle conseguir los retos más imposibles y jamás imaginados.

Los otros 7 Guardianes, comandados por Deus, que controla el rayo y la electricidad, el cual los manipula para que conspiren contra nuestro protagonista. Asura es llamado por el Emperador Strada, máximo cargo en la jerarquía que hay en los semidioses, y cuando aparece ante su señor, éste cae derrumbado con sangre en su cuerpo. Asura lo agarra pero ve que está muerto. Varios guardias entra en la sala y ven ahora a Asura con las manos llenas de sangre y Strada muerto. Ordenan apresar a nuestro guerrero, pero éste se niega y comienza a huir, sin herir a nadie. Va en busca de su mujer e hija y se encuentra, de momento, a su esposa muerta. Los ojos de Asura se encienden y va en busca de su hija, que ha sido capturada por Deus. Es aquí, en este encuentro, cuando Asura se entera que ha sido todo una farsa, y no puede creerlo. Sus propios compañeros han confabulado contra él, incluso su propio cuñado, Yasha, o al menos lo ha permitido.

Mithra, la hija de Asura, es capturada por los 7 restantes Guardianes y como es Sacerdotisa, la van a someter a una sumisión en beneficio de ellos. Asura estalla y se rebela contra sus compañeros, pero Deus es demasiado poderoso para él y lo envía como al Limbo. Allí Asura despierta y se encuentra con una araña dorada, que es la voz que lo guía en estos momentos difíciles. La araña lo incita a avanzar y a vengarse, y a nuestro alter ego no le faltan ganas. Consigue volver de entre los muertos, y ahora no hay quien lo pare.

12.000 años después vuelve a la Tierra y se jura a sí mismo que va a vengar a su esposa, a rescatar a su hija y que le pille confesado al que se le interpoga en su camino. Ésto es La Ira de Asura… Asura’s Wrath.

Valoración del argumento

Lo que he descrito anteriormente es lo que mueve al juego, a Asura y al jugador como nosotros a seguir avanzando. Asura va en busca de los otros 7 Guardianes, ahora llamados a sí mismos Deidades. Al volver después de 12.000 años en el exilio de los muertos, ve que el mundo tal y como lo conocía no existe, ha empeorado. Antes de todo, él luchaba por una buena causa, proteger a los humanos de una plaga maligna que se ceñía sobre la faz de la Tierra, los Gohma. Los Gohma son una raza de seres malignos o corruptos, normalmente con forma de animales. Es un mal, como un veneno tóxico, que se apodera de las criaturas y las convierte en malignas. Su aspecto es parecido a lo que puede ser Venom en Spiderman, pero con forma de animales. Dependiendo del tamaño del enemigo, tiene un nivel de impureza u otro. Por ejemplo, los más comunes Gohma son los monos, que tienen un nivel de impureza de 32; después los hay más grandes como elefantes con un nivel de 680, y así sucesivamente. El mayor mal es Vlitra, una forma de vida maligna que habita en el centro de la Tierra, y será otro de nuestros enemigos a batir.

El argumento es bastante o demasiado fantástico. Bien podría tratarse de un universo de Final Fantasy o similar. Hay naves que vuelan, soldados medio robots, vehículos, poderes, etc. El argumento o la idea, no es mala, aunque nada original, ya que en películas como Gladiator o la actual serie Spartacus, afronta traiciones de este tipo y muerte de familiares como la esposa. A pesar de todo, el argumento engancha y lo que te mueve en el juego es seguir luchando y ver qué pasa al final por si te encuentras con Deus.

Personajes

Aparte de Asura, ya descrito, hay 7 Deidades que las veremos a continuación.

Deus es un señor mayor con una edad aparente de 36 años; barba blanca y traje blanco y dorado. Controla la electricidad y cree que sus acciones son provechosas para la salvación del mundo. Después tenemos a Yasha, un guerrero con pelo largo y negro que es hermano de la mujer fallecida de Asura, y por tanto, tío de Mithra. Es muy rápido y hábil en las artes marciales, técnico y refinado. Otro de los personajes más carismáticos es Augus, el que fuera mentor de Asura años atrás, es un viejete con pelo blanco muy del estilo de Dragon Ball. Posee una espada y marcas rojas en el cuerpo como tiene Kratos de God of War. Su poder es uno de los más grandes dentro del círculo de semidioses.

Faltan Kalrow, un viejo que va como en una silla de ruedas y evita el combate cuerpo a cuerpo dada su debilidad física; Olga, teniente de Deus y la única mujer; Wyzen, un gordo arrogante y bruto que solo confía en la fuerza sobre las demás habilidades; y por último el despiadado y loco Sergei, semejante a lo que es el Joker en Batman y con movimientos parecidos a los de un ventrílocuo.

Éstos son los que forman la flota de Deidades encargadas de, teóricamente, proteger el mundo.

Gráficos y sonido

He querido llamar aesta sección “Gráficos” de forma intencionada, ya que voy a hablar tanto de los técnicos como de el arte de diseño que se plasma en el juego.

Respecto a lo primero, el apartado técnico es muy mediocre. Gráficos muy mal definidos, algunas superficies demasiado poligonales y con bajas texturas, las cosas se pixelan y tardan en cargar (no recuerdo el término ahora, pero pasa mucho eso de que te muestra un objeto y de buenas parece como que se carga y ya se ve mejor definido). De todas manera, la definición del juego no es nada buena.

Han optado hacerlo a caballo entre un Cell-shaded y gráficos normales, pero es que no es ni una cosa ni otra. El cuerpo de Asura, por ejemplo, presenta como unos surcos que lo habrá hecho a posta en el diseño del personaje, pero es que de cerca queda fatal, y es culpa de la calidad gráfica, no del diseño. En otros personajes con la piel lisa también pasa, y es que en algunos ángulos donde incide la luz no queda nada satisfactorio.

Otro punto que veo fatal es la tonalidad del juego en cuanto a luces, y me explico: no me quejo de los colores, ya que son el motivo del juego o la situación y cuadran, pero quejo de se brillo y esas luces siempre tan brillantes. Creo que podría ser peligroso para alguien con epilepsia, porque siempre hay un brillo blanco constante en la pantalla que te hace difícil apreciar los elementos que te muestran, y cuando ya empiezan las explosiones y todo… es una locura. Lo digo en esta sección, y es que me parece también muy bochornoso los subtítulos que se le han puesto al juego. ¿No he dicho que hay demasiados brillos blancos en pantalla? ¡Pues los subtítulos van en blanco con un fino trazo exterior en negro!, con lo cual se hace tedioso y casi imposible leer algunas veces los diálogos, y es que prácticamente no se ven apenas.

Sobre el sonido remarco que la banda sonora elegida es acorde, y hay buenos temas muy motivadores que se nos reproducen antes o durante los combates. Es una banda sonora muy oriental pero con toques en graves más occidentales. Las voces de doblaje son bastante acertadas también, más las del original en japonés que las de inglés, pero al menos cumplen. Con lo que no puedo es con los gritos, y es que los japoneses todo lo dicen a gritos. Cuando llevas una hora jugando te das cuenta que sólo hay gritos, porrazos, golpes y todo se habla del mismo modo. Es una costumbre y cultura japonesa, pero es que no me gusta nada y me resulta supermolesto.

El apartado de diseño y apartado artístico si que no tengo ni la más mínima queja. Realmente esto sí que es digno de aplaudir y es de las mejores cosas que tiene el juego. Los diseños de los personajes son supercuidados, así como sus ropajes y las distintas formas que alcanzan con sus poderes. Cada semidiós tiene un diseño característico: que si uno una máscara, el otro una espada, uno gordo, etc. Los Gohma y los soldados, así como las naces también tienen un buen diseño, que podréis disfrutar en los bocetos extras. La calidad artística es lo único que se escapa de crítica en cuanto a calidad gráfica.

Juagbiliad

Llegamos al punto que más importa con frecuencia en un videojuego, la jugabilidad. Si somos objetivos, en este título la verdad que de jugabilidad poquito. Realmente no es así, porque el término jugabilidad no es el tiempo que se juega, sino la experiencia que aporta al ser jugado. De todas formas, la movilidad del personaje es bastante limitada. Movimientos muy bruscos y pocas direcciones, que me recuerdan más a PS2 que a lo que venimos viendo en PS3. Realmente el juego es un beat’m up, al estilo de un God of War pero luchando cuerpo a cuerpo.

El abanico de movimientos es escasísimo. Con el botón círculo hacemos el ataque simple, con triángulo el ataque fuerte, con cuadrado lanzamos un ataque a distancia y con equis saltamos. R1 nos hace esquivar, L1 fija al enemigo y R2 activa la Furia. Los combos que realizamos pegando dependen de la fase en la que nos encontremos, porque Asura sufre varias metamorfosis en su cuerpo, pero es muy limitada. Apenas unos cuantos puñetazos y un remate. Podemos dejar pulsado en el aire o en el suelo y hace como un ataque de barrido, eficaz pero repetitivo. No tiene mejoras ni adquisición de poderes como pueda pasar en los GoW o en Castlevania: LoS. Por lo que lo veo demasiado limitado.

Lo que realmente jugamos en el juego es muy poco, ya que todo se basa una fórmula que se repite hasta el infinito, desde el principio hasta el final del juego. Primero nos ponen un vídeo introductorio de uno o dos minutos (los cuales a veces resultan pesados ya porque no aportan nada nuevo ni resuelven nada de la trama, simplemente es palabrería), después el combate suele comenzar con una pulsación sincronizada del botón triángulo o de los joysticks de dirección, o sea, quick time events. Después tomamos el control normal de Asura, podemos andar en un espacio cerrado con nuestro enemigo en pantalla. Vamos pegándole al enemigo y cargando así nuestra barra de Furia. Las barras son dos, y se mueven en sentido contrario: arriba está nuestra vida que va disminuyendo con los ataques que recibimos; y abajo está la de Furia, que se va cargando con los ataques o daño que le vayamos infligiendo al rival. Cuando la barra de Furia se completa sale en la pantalla la palabra Furia en llamas, en ese momento pulsamos R2 y haremos otra secuencia de quick time events. Vídeo final y fin. Éso es un capítulo del juego.

Como veréis, el título tiene 3 actos o partes y 19 episodios en total. Imaginaos a una media de 2-4 minutos por capítulo y repitiendo siempre lo mismo… acabas cansado. Además, los vídeos pueden durar lo mismo o más que lo que es el gameplay, de ahí que la crítica diga que es más una película de anime que un juego, y coincido bastante con ellos. Y es que realmente es así, es una película interactiva, que vamos pulsando botones sin tener mucha idea y llegamos a llenar la barra, activamos Furia y vemos como Asura pega unas leches impresionantes. Eso sí, los combates son increíbles y espectaculares a más no poder (a veces demasiado exagerados), pero me han gustado bastante.

Hay también otro tipo de gameplay que es en caída libre o en un vehículo. En esta modalidad, Asura está quieto en la pantalla y tenemos un puntero que lo vamos moviendo para marcar objetivos y destruirlos, como un juego de naves. Está bien, pero es que no logra ni aportar el grado de variedad que merece un título que cuesta unos 60€ en PS3.

Al final el juego tiene una duración media de unas 6-8 horas, pero realmente dura eso si ves todos los vídeos, porque lo que es jugando no creo que llegue ni a 2,5 horas… Algo que me parece que debe conocer el público, o sea, ustedes, el consumidor final.

Dificultad, extras y rejugabiliad

La dificultad es más bien facilona. Yo lo he superado en Normal y ha sido un paseo. Me han matado 3 o 4 veces en algún combate pero por querer ir a lo loco y acabar rápido, ya que al término de cada capítulo te miden y te puntúan según lo que tardes, los puntos de combate y el nivel de sincronía en los quick time events. No es difícil conseguir algunas calificaciones de “S” o “A”.

Los extras son, contenido descargable previo pago, marca de la casa por parte de Capcom; y unos extras como ampliación de información y fichas de los personajes del juego, poder ver todas las cinemáticas, ilustraciones y artworks creados para el título, diferentes barras que aportan ventajas en la vida o la Furia, etc… Es algo simbólico y típico.

La rejugabilidad es escasa, ya que vas a repetir lo mismo, y como las 19 fases son iguales pues más bien es rebobinar o reintentar. Eso sí, al finalizar el juego te dice que el verdaderos final secreto se desbloquea obteniendo 5 S en 5 episodios diferentes o jugando 50 capítulos. Algo que, al menos, te incita a darle caña unos días más.

Referencias y plagios

Llegamos a la parte más offtopic del análisis, pero no por ello menos interesante. Como habréis podido comprobar, se hace alusión en todo el texto a diferentes películas o juegos de los que Asura’s Wrath toma elementos, intenta imitarlos o los imita tal cual.

La similitud con God of War es evidente, siendo un juego que es sobre el mismo género y como le atormenta problemas con su familia y la ira de matar a sus enemigos. Eso lo experimenta Kratos y Asura. En este aspecto también mencioné a Gladiator o la serie Spartacus, por ejemplo.

Como es semejante a una película de anime, no podían faltar las evocaciones de Luffy y Naruto. Los combates son muy parecidos a los vistos en One Piece, y cuando Asura alcance una determinada forma veréis si no recuerda a Naruto con 4 colas… sospechosamente. Las referencias y similitudes con Dragon Ball Z también son muy altas, ya que eso que veíamos a Goku suspendido en el aire soltando puñetazos al rival y el rival lo mismo y no se movían, mientras que escuchábamos como los puños cortaban el viento y demás, ¡pues aquí psa lo mismo! Además, muchos movimientos son los que usaba Goku para convertirse en super saiyan.

Por ende, cuando juguéis por primera vez podéis pensar que estáis ante un Budokai Tenkaichi o un nuevo Ultimate Ninja Storm.

Conclusión

Pues siento deciros que no es un buen juego. Esperaba más de este título, pero es que lo único que se salva es la puesta en escena y los diseños y universos creados. Realmente lo llamamos juego porque lo metemos en la PS3, si no bien podría ser simplemente una película interactiva o un Dragon’s Lair (qué recuerdos).

Es un poco insultante que tengas más vídeos que tiempos de juego de gameplay puro. Además es que el juego viene a eso, a contarte la historia que quiere y punto, porque son 19 capítulos haciendo exactamente lo mismo. Cuando llegué al 5º o 6º creía que algo iba a cambiar, pero cuando iba por el 10º ya me resigné y sabía que solo debía cargar la barra de Furia para ver cómo acabaría la pelea.

Lo de los Gohma está bien, aunque los 7 Guardianes son mejores y más cuidados enemigos, pero es que si te pones a pensar en frío, llega a un punto de flipada lo que es el juego que realmente crees que estás ante eso, la típica peli japonesa que no tiene ni pies ni cabeza, llena de gritos y de gente que vuela y echa fuego y está muy fuerte. Evidentemente ya sabía que esto me lo encontraría, y a veces me ha gustado, pero creo que otras veces se les va de las manos en algunas escenas.

Como conclusión os digo que siendo un juego rico en arte y con una historia interesante, merece la pena probarlo, aunque sea a precio bajo o alquilado. Si os gusta el género oriental, las artes marciales, Goku, Naruto, One Piece, repartir mamporros, personajes sobrenaturales, etc… éste podría ser un juego para ti. Eso sí, no esperes desgastar mucho el mando, porque más bien te hartarás de palomitas.

Sígueme en Twitter @Irra_ishigami

 

Acerca de Irra

Avatar de Irra

2 Comentarios

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Pingback: NotaMedia.es

Deja un Comentario