abril 23, 2014 7:13 pm
Tutoriales
Inicio » Análisis » [Análisis] MotorStorm RC

[Análisis] MotorStorm RC

La franquicia MotorStorm toma un giro radical con MotorStorm RC, la nueva propuesta de Evolution Studios para Playstation Vita y Playstation 3 que cambia las salvajes carreras en condiciones extremas por la conducción algo más moderada de los coches por control remoto en diminutos circuitos. ¿Supone este cambio un paso atrás para la popular franquicia de conducción arcade exclusiva de Sony?

Descúbrelo en nuestro análisis.

Desde que Codemasters publicase la última entrega de Micro Machines en el lejano año 2006, la conducción de vehículos de juguete en el mundo de los videojuegos se encuentra prácticamente desaparecida, debido quizás al enorme flujo de lanzamientos del género en los últimos años, desde simuladores como Gran Turismo a arcades como Need For Speed.

Han tenido que pasar más de cinco años para que un estudio se atreva de nuevo con los coches radiocontrol, y ese es Evolution Studios, responsable de varios WRC para Playstation 2 y más recientemente MotorStorm.

Aunque comparte título con sus predecesores, MotorStorm RC tiene poco que ver con sus estos, desde la jugabilidad basada en la única utilización de los dos sticks analógicos con cámara de enfoque isométrico al práctico y modesto apartado gráfico. Con el stick izquierdo giramos, mientras que con el derecho aceleramos y frenamos. Con esto, ya estamos listos para disfrutar de MotorStorm RC. Nada más, olvida el turbo, los saltos kilométricos y el freno de mano. Su jugabilidad es por tanto accesible, pero difícil de dominar, puesto que en la conducción influyen tanto las características únicas del vehículo (tracción, aceleración, estabilidad…) como la naturaleza del entorno, desde la tierra al asfalto pasando por la nieve.

Vuelve el Festival MotorStorm

MotorStorm RC ofrece cuatro modos de juego en Festival, que vuelve como modalidad principal durante la cual debemos superar y desbloquear eventos consiguiendo medallas de bronce, plata u oro. Carrera, Contrarreloj, Persecución y Derrape se encuentran repartidos a lo largo de los 64 eventos que componen el Festival. Sin embargo, esta vez no estaremos atados a un único emplazamiento, sino que competiremos a través de todos las locacalizaciones en las que se ha celebrado el Festival MotorStorm hasta la fecha; Monument Valley, Pacific Rift, Artic Edge y Apocalypse.

Los cuatro modos disponibles no presentan grandes diferencias entre sí, siendo Derrape el menos parecido a las clásicas carreras, pues requiere un uso algo distinto del vehículo y su control. El modo Carrera, como es obvio, ofrece breves carreras de unas 3 vueltas entre varios vehículos (8-10), cuyo primer, segundo y tercer puesto otorga medallas de oro, plata y bronce respectivamente, las cuales desbloquearán otros eventos o vehículos. Contrarreloj propone al jugador superar un determinado tiempo para conseguir las medallas, mostrando en forma de “fantasmas” las trayectorias de los tiempos a batir.

Persecución, por su parte, coloca en el circuito una serie de vehículos con un patrón de recorrido preestablecido a los que el jugador debe adelantar por orden para conseguir las medallas, cuyo valor dependerá del tiempo que empleemos en sobrepasar los 8-10 vehículos que giran alrededor del circuito de manera constante.

Por último, en el modo Derrape habrá que aprovechar cada curva para desplazar el vehículo de forma que éste derrape, pues será la única manera de ganar puntos y alcanzar el límite en el menor tiempo posible.

Los ocho tipos de vehículos y las distintas localizaciones harán que estos cuatro modos no se hagan para nada repetitivos, pues las variaciones del terreno y las dispares características de los vehículos nos obligarán a emplear una estrategia diferente en cada etapa para alcanzar la medalla de oro.

Los 64 eventos y las 192 medallas disponibles hacen del Festival un modo de considerable duración y variedad y el eje principal del título.

No obstante, una vez desbloqueamos los vehículos y pistas a través de este modo, podemos crear partidas de cualquier modalidad en la pista que deseemos y utilizando el vehículo que elijamos, por lo que no estamos sujetos completamente a lo que ofrece el Festival, sino que podemos configurar nuestros propios eventos.

Un espectro del verdadero multijugador

Por desgracia, MotorStorm RC no permite partidas multijugador en tiempo real en su versión para Playstation Vita. Sin embargo, la interacción con otros jugadores por medio de la lista de puntuaciones y desafíos suple en cierta manera la falta de las carreras multijugador al uso. En cada evento, ya sea Carrera, Contrarreloj o Derrape, veremos la puntuación y tiempos obtenidos por nuestros amigos, los cuales aparecen representados en forma de “fantasma” esta vez sí, en tiempo real, permitiéndonos superarlos y al mismo tiempo desafiarlos a batir nuestra nueva marca.

Se echa en falta el citado modo multijugador en las carreras, pero en general, el juego da en todo momento la sensación de conexión e interacción con los demás jugadores, cuyos desafíos nos harán sacar nuestro lado más competitivo para reclamar la primera posición en cada ránking de evento, estudiando las características de cada vehículo y circuito y repitiendo una y otra vez cada etapa.

Desierto, nieve, jungla y ciudad

El apartado gráfico de MotorStorm RC es visiblemente más humilde que el de, por ejemplo, el espectacular Apocalypse, pero en todo caso se revela satisfactorio y agradable, pese a algún que otro defecto técnico.

Existen varias cámaras disponibles, pero todas ellas tienen una perspectiva aérea, siendo la más recomendable la que más lejana muestra la acción, pues gracias a esto es posible obtener una vista más amplia del circuito, algo que nos permite actuar con antelación en función de las curvas o vehículos próximos.

Respecto al apartado sonoro, el juego hace un buen trabajo respecto al sonido de los vehículos de juguete y del terreno y ambiente, incluyendo además una banda sonora acorde a la que podemos escuchar en títulos previos, compuesta por temas rockeros y en mayor parte electrónicos.

Los menús, cómodos y dinámicos, responden perfectamente en cualquier situación, siendo posible desplazarnos a través de ellos mediante los botones, la pantalla táctil o incluso ambos al mismo tiempo, botones de dirección para elegir opción y toque en la pantalla para confirmar, por ejemplo. Colección de vehículos, Festival, tabla de puntuaciones, modo libre y parque, accesibles en todo momento con solo pulsar Select.

Si algo hay que achacar a este respecto es la –en ocasiones– larga duración de los tiempos de carga, en especial la inicial, que puede llegar incluso al minuto. Por suerte, su duración entre evento y evento no es tan elevada –ronda los 10 segundos–, y no suele resultar especialmente molesta.

Conclusión

MotorStorm RC no supone para nada un paso atrás en la franquicia, al contrario, se revela como un bienvenido soplo de aire fresco con el que revitalizar la marca. Si bien es cierto que el modo multijugador habría hecho un producto redondo, la más que respetable duración, la jugabilidad divertida y accesible y el adictivo y desafiante sistema de puntuaciones entre jugadores hacen de MotorStorm RC un indispensable para cualquier poseedor de Playstation Vita.

Con todo lo que ofrece y a este precio, es casi un delito no hacerse con él.

Acerca de Sev

Avatar de Sev

2 Comentarios

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Pingback: NotaMedia.es

Deja un Comentario