abril 24, 2014 12:58 pm
Tutoriales
Inicio » Análisis » [Análisis] Resident Evil: Operation Raccoon City

[Análisis] Resident Evil: Operation Raccoon City

Resident Evil: Operation Raccoon City tiene lugar en septiembre del año 1998, es decir, cronológicamente nos sitúa entre lo sucedido en Resident Evil 2 y Resident Evil 3 (la primera parte de éste, como sabréis, ocurre antes que RE 2). La historia que nos narra ORC es casi el principio de todo: la corporación Umbrella ha estado experimentando con un virus (el famoso T-Virus) y la situación se les ha ido de las manos, hasta el punto de que todos los habitantes de la pacífica Raccoon City se han convertido en hambrientos y asquerosos zombis. Ante una tragedia de tal magnitud, el gobierno estadounidense toma la decisión de enviar a la ciudad un grupo de seis soldados de élite (del Umbrella Security Services) para destruir las pruebas del brote y que la verdad nunca salga a la luz. En ese preciso momento es cuando entra el jugador en acción.

Campaña

Antes de empezar el modo campaña, aparte de seleccionar el nivel de dificultad (hay cuatro: aficionado, normal, veterano y profesional), debes elegir si quieres que la partida sea pública o privada; si es pública otro jugador podrá unirse en cualquier momento, sea quien sea, mientras que si es privada jugarás solo (a no ser que invites a alguien). Asimismo, antes de adentrarte en Raccoonn City también deberás confeccionar el equipo, el grupo que quieres utilizar, seleccionando cuatro de los seis miembros del USS disponibles. Pese a que cada uno de ellos cuenta con sus propias habilidades y es experto en una técnica en concreto (reconocimiento, médico, científico de campo, demolición, asalto y vigilancia), a la hora de pegar tiros todos se comportan prácticamente de la misma forma. Lo que sí varía entre ellos es su arsenal, cada uno con sus armas específicas. Y no te preocupes si a mitad de la partida hay uno de tus compañeros al que empiezas a odiar por una u otra razón, ya que antes de empezar cada capítulo te dan la posibilidad de volver a organizar tu pelotón (incluso tú podrás cambiar de personaje, si quieres).

El modo campaña de Resident Evil: Operation Raccoon City consta de siete capítulos. En todos ellos, tu misión será la ir de un punto a otro eliminando todo lo que encuentres por el camino. Y no sólo te enfrentarás contra zombis y demás monstruos, sino que también deberás combatir contra los Spec Ops, un equipo de fuerzas especiales que ha sido enviado a Raccoon City para obtener información sobre la epidemia vírica. Si te encuentras con un grupo de ellos prepárate, porque te odian a ti y a todos los que forman el USS. Igual que los zombis, que odian a todo ser vivo (USS y Spec Ops) y si se cruzan con miembros de los Spec Ops también les atacarán (no sólo a ti), lo que nos ofrecerá interesantes enfrentamientos a tres bandas.

Durante el transcurso de la aventura no esperes caminos alternativos o misiones secundarias porque no hay nada de eso. En lo único que puedes entretenerte es en encontrar documentos repartidos por el escenario y en destruir unas cámaras de vigilancia situadas estratégicamente en ciertos puntos. Por lo demás, se resume en pegar tiros sin apenas descanso junto a los tres compañeros (manejados por la IA o por amigos).

Si lo vas a jugar solo (forever alone y tal), por norma general la IA sabe defenderse bastante bien en situaciones normales, mientras que en los momentos más difíciles es cuando apenas hacen nada y acaban muriendo. Ahí te tocará acercarte a su cuerpo inerte y mantener pulsado el botón ‘Equis’ para que vuelvan a la vida, que no hacen mucho pero al menos entretienen a los enemigos, así no van todos a por ti. Porque como mueras se acaba la partida y toca empezar desde el último punto de control, no esperes que uno de los otros venga a revivirte (esto jugando solo, ojo). Lo mismo si te infectan; si no utilizas un antídoto a tiempo te convertirás en un zombi (si uno de tus aliados se transforma no dudará en atacarte, así que deberás acabar con él y, posteriormente, revivirle). Por ello es importante estar al tanto de la barra de salud, pues a diferencia de otros juegos ésta no se va regenerando sola, sino que como en todo buen Resident Evil que se precie sólo te curarás al comer las famosas hierbas verdes que hay por los escenarios (también hay sprays). Aparte de la salud, otro factor a tener en cuenta es la munición, que quedarse sin balas es un suicidio y el ataque cuerpo a cuerpo con el cuchillo te puede salvar como mucho un par de veces. Por suerte hay muchas cajas de munición repartidas por ahí (unas pequeñas que se agotan y otras grandes ilimitadas), así que no hay de qué preocuparse. Además, todos los miembros Spec Ops que aniquiles soltarán sus armas y podrás cogerlas.

El hecho de vivir la historia desde otro punto de vista hace que la trama de Resident Evil: Operation Raccoon City sea interesante. Hay muchos aspectos que no tienen nada que ver con lo sucedido realmente en RE 2 y RE 3, es decir, no es fiel a los acontecimientos vividos con Leon/Claire y Jill, pero bueno, sí somos testigos y artífices de algunas acciones que repercuten en dichas entregas.

Multijugador

Dejando a un lado la posibilidad de completar el modo campaña cooperando junto a otros tres compañeros (o uno, o dos… si falta alguien lo controla la IA), Resident Evil: Operation Raccoon City cuenta con cuatro modos de juego. No hay mucha diferencia entre ellos, todos parten desde la misma base; combates por equipos (de cuatro jugadores cada uno), con zombis de por medio. Eso sí, la finalidad de cada uno varía:

  • Ataque en equipo: Es el típico “Combate a muerte por equipos”. Gana el equipo que consiga alcanzar la cifra de puntos límite. Los puntos se consiguen al eliminar tanto a miembros del equipo rival como a zombis y demás fauna biológica que merodean también por cada escenario (incluido el famoso Tyrant, de RE 2).
  • Peligro biológico: Muy similar al conocido “Capturar la bandera”. Gana el equipo que consiga llevar a la base cuatro muestras del G-Virus (éstas van apareciendo en el mapa una a una).
  • Héroes: Similar a “Ataque en equipo”, sólo que en esta ocasión los personajes seleccionables son protagonistas principales de la serie RE, como Leon, Claire, Ada, etc. Además, si un héroe muere ya no puede resucitar; termina la partida para él. Gana el equipo que consiga eliminar a los cuatro componentes del equipo contrario.
  • Supervivencia: Inicialmente, dos equipos deben sobrevivir a que llegue un helicóptero para que les saque del lugar infestado de zombis. El problema es que dicho helicóptero cuenta con plazas limitadas, por lo que se deberá llegar rápido al punto de extracción para salir de ahí. Aquí no gana ningún equipo en conjunto, sino que cada uno debe mirar por sí mismo.

Gráficos / Sonido

Aunque en general cumple, gráficamente no hay ningún efecto ni detalle que llame la atención (ni se le acerca a Resident Evil 5, vaya). Lo mejor de todo es la ambientación. Y los escenarios tampoco están nada mal, lástima que sean tan poco interactivos, porque más allá de romper bombillas (y no todas, ojo) poca cosa más se puede hacer. Luego están los protagonistas y algunos enemigos míticos, bastante bien; en cambio, hay personajes conocidos que no llegan al nivel deseado. En cuanto a los zombis y demás fauna, están bien diseñados y hay algo de variedad (zombis lentos y rápidos, lickers, perros…), pero se repiten mucho entre sí, mucho. Al menos es bonito ver cómo les partimos por la mitad o les volamos alguna extremidad al dispararles con una escopeta a medio metro de distancia.

¡Está doblado al castellano! Es lo que más me ha sorprendido del apartado sonoro, porque no tenía ni idea de este dato cuando me puse a jugarlo. Es cierto que las voces, sin llegar a ser malas, no es que sean nada del otro mundo, pero es un detalle que se agradece por parte de Capcom. Además, aquellos que lo deseen pueden cambiar el idioma en el menú de opciones y ponerlo en inglés para jugar como siempre (también hay francés, italiano y alemán, a gusto de cada uno). El resto del apartado sonoro se traduce en miles de disparos de multitud de armas, en explosiones, en el gemido de placer de los zombis…

Conclusión

Resident Evil: Operation Raccoon City es un Resident Evil de acción pura y dura (con algún que otro sustillo), de ahí que Capcom haya hecho esos cambios en la jugabilidad, con ese sistema de cobertura a lo Uncharted y permitiendo andar mientras se apunta (algo que pedía a gritos desde hace muchos años y que, esperemos, mantengan en Resident Evil 6). No es un Left 4 Dead, vale que habrá momentos que nos ataquen un buen puñado de zombis, algunos de ellos muy veloces (a lo Rec), pero no tiene nada que ver con el título de Valve.

Es un juego recomendable sobre todo para los fans de la serie, ya que este RE gana puntos gracias también a ese aura de nostalgia que le rodea, con esas localizaciones y esos guiños a RE, RE 2 y RE 3. No dura mucho, las siete misiones pueden completarse en seis horas si se hacen con calma, buscando documentos y cámaras de vigilancia. En el caso de jugarlo en cooperativo con otros tres jugadores y yendo directamente a pasárselo, no creo que pase de las cuatro horas.

Acerca de Reberant

Avatar de Reberant
Rodeado de consolas y ordenadores desde finales de los 80.

Deja un Comentario