septiembre 23, 2019 9:59 am

Análisis Intruders: Hide and Seek – Noche de lobos

Tras mucho tiempo de espera finalmente Tessera Studios nos trae a PlayStation 4 y PlayStation VR el esperado Intruders: Hide and Seek, un juego con un sistema jugable refrescante que se multiplica exponencialmente en su versión de realidad virtual. Acompañadnos en esta angustiosa aventura llena de tensión por la supervivencia.

Noche de Lobos

Un fin de semana de vacaciones que terminará en una pesadilla.

La historia de Intruders: Hide and Seek nos lleva a meternos en el papel de uno de los cuatro miembros de una familia que se van a pasar unos días a su casa de campo, alejados de todo. Seremos el hermano mayor de la familia, muy atento con su pequeña y enferma hermana y muy servicial con sus padres.

Tras un primer día en la recién restaurada casa, viviremos un suceso que cambiará con todo de repente, y es que unos extraños van a entrar en nuestro hogar a la fuerza, hacer prisioneros a nuestros padres y buscar un codiciado “objeto” que al parecer se esconde en la casa.

Una enorme mansión llena de escondites para ocultarse.

Nosotros nos veremos sin querer dentro de una angustiosa historia en la que intentaremos sobrevivir a la tormentosa noche, escabulléndonos de nuestros perseguidores mientras ayudamos a nuestra hermana enferma e intentamos salvar a nuestros padres.

Escóndete si puedes

Escóndete de tus perseguidores, es tu única posibilidad.

La jugabilidad de Intruders: Hide and Seek es muy simple, pero increíblemente inmersiva, nuestra misión es ir cumpliendo diferentes objetivos que se nos van poniendo en liza a lo largo de la trama, sucesos que van ocurriendo en la noche y que obligarán a nuestro personaje a ir de un lado para otro de la enorme mansión, epicentro de casi toda la historia.

De esta manera tendremos que recorrer en plena noche y con una linterna como única compañía, las oscuras habitaciones de la mansión para intentar sobrevivir y salvar a nuestra familia.

Mantén la respiración y la calma, para ello supera este minijuego

Esto quiere decir que tendremos que escabullirnos constantemente de la amenaza de nuestros tres perseguidores los cuales deambularán constantemente por la casa buscándonos desesperadamente.

De modo que, tendremos que darles esquinazo escondiéndonos en armarios, o lugares destinados para ello, escabulléndonos a gatas entre los muebles o incluso bajo la cama. Cualquier sitio sirve para evitar ser capturado y obviamente el juego logra en todo momento mantenernos en tensión, tanto por escabullirnos constantemente de nuestros captores como por no saber en muchas ocasiones que es lo que nos espera en cada esquina, la inmersión es tal que el constante agobio por evitar que nos pillen se hace palpable a medida que superamos el juego.

En el silencio de la noche tus únicos aliados serán la oscuridad y el sigilo.

Si somos vistos, correr a un sitio seguro será la única posibilidad, aunque no siempre sale como pensamos y la mayor parte de las veces acabamos cayendo en las garras de nuestros perseguidores. No obstante si conseguimos huir, pasaremos a vivir un momento de tensión en el que desde nuestro escondrijo y superando un curioso minijuegos con nuestro DualShock 4 (único sistema de control del juego) tendremos que aguantar encogidos a que nuestros captores se cansen de buscar.

Así es el desarrollo del juego, de modo que durante toda la noche, tendremos que ir de un lado para otro de la mansión evitando ser vistos, con total libertad para recorrer el camino que queramos, lo que hace la experiencia totalmente inmersiva, sobre todo en PlayStation VR, plataforma recomendada para disfrutar la experiencia.

Una enorme mansión que recorrer recreada de manera soberbia.

Quizá si tenemos que ponerle un pero al programa en su apartado jugable, este llegue por la corta duración del juego, en poco mas de tres horas (dependerá de como nos movamos por la casa) podemos dar fín a la historia, una vez acabada hay algunos incentivos, como por ejemplo coleccionables o una pequeña sorpresa que podréis ver al final, pero poco más, salvo si queréis, la posibilidad de jugarlo en VR o en modo normal.

En el silencio de la noche

En lo que respecta al apartado gráfico del juego, estamos ante un título bastante notable, hemos de decir que aunque el aspecto con tonos “caricaturescos” de los personajes nos ha parecido que desentona un poco del juego en general, si podemos confirmar que sin embargo el diseño de la casa es muy solvente, estando a un gran nivel.

Con aspecto algo “caricaturesco”, los personajes cumplen.

Este gran trabajo se mejora de manera soberbia con un tratamiento de luces de gran nivel, la oscura noche tormentosa se representa a un grandísimo nivel en escena, con relámpagos que saltarán de repente (precediendo obviamente al trueno de turno) y nos asustarán al creer que es el destello de las linternas de nuestros perseguidores o sombras que en mas de una ocasión nos jugarán malas pasadas, este apartado se ha cuidado de sobremanera y en VR logra una inmersión muy alta.

No obstante hay algunos peros, por ejemplo en algunas animaciones de los personajes en determinados momentos como al abrir puertas o moverse, nos han parecido poco humanas pero cumplen.

La recreación de la mansión es impecable, llena de escondites y lugares.

También se interactúa muy poco con los escenarios, podremos abrir cajones o mover cosas sin querer y hacer ruido, pero no tanto como esperábamos y hay numerosos objetos que no podremos tocar, habría estado bién poder utilizar mucho mas el mobiliario para distraer a nuestros perseguidores y salvo en contadas ocasiones, la cosa se queda a medio camino.

No obstante también hay que decir que el comportamiento de nuestros enemigos es muy notable, si nos escondemos en la oscuridad puede que no nos vean, pero un simple destello de luz de un trueno y quedaremos al descubierto, lo que se convierte en una captura casi segura y vuelta de nuevo al punto de control.

No hagas ruido

El silencio será vital, el juego logra una ambientación impecable.

En lo sonoro, está claro que Intruders: Hide and Seek está hecho para que lo pasemos mal, y para ello utiliza de manera muy coherente el sonido envolvente, primero con las pisadas de nuestros enemigos, vamos a oírlas cuando estén cerca, si, pero muchas veces no sabremos por donde viene, lo que nos desconcertará de manera brutal en muchas ocasiones, todo se ha cuidado hasta el mínimo detalle y el silencio total nos hará angustiarnos aún más.

Y es que si decidimos correr, o incluso caminar cerca de uno de nuestros enemigos estos nos oirán y obviamente comenzará una persecución que como ya os hemos adelantado muchas veces no terminará del todo bien.

En perfecto castellano y con un doblaje notable, así llega Intruders: Hide and Seek

En lo que respecta a las voces, el juego llega íntegramente al castellano con un mas que notable doblaje a nuestro idioma, un gran trabajo como era de esperar en un estudio español.

Confort

En lo confortable no vamos a ponerle peros al juego, solamente tendremos la posibilidad de cambiar el ángulo de giro en cualquier momento de la historia, el desplazamiento como era de esperar y más siendo el juego que es, obviamente libre, nada de teletransportes.

Movimiento libre para un juego bastante confortable.

No obstante nos hemos encontrado un juego muy confortable, de hecho de lo mas confortable que hemos visto en PlayStation VR, posiblemente porque al tratarse de un título que se desarrolla en entornos muy oscuros esta oscuridad favorece notablemente la suavidad del juego y aumenta el confort en el usuario.

No obstante siempre tendremos la psobilidad de jugarlo sin el modo VR en cualquier momento si no acabamos acostumbrándonos al modo de realidad virtual.

Conclusiones

Con Intruders: Hide and Seek, Tessera Studios logra traer a PlayStation VR una experiencia nunca antes vista o vivida, estamos ante un título que nos va a llevar a sentir el angustioso punto de vista de un intento de secuestro desde los ojos de un indefenso niño, lleno de tensión y terror en un escenario que gracias a su increíble diseño da total libertad de movimientos al jugador a pesar de que los objetivos sean lineales.

Escóndete y que no te vean, así sobrevivirás a la terrorífica noche.

En lo que respecta a su apartado gráfico, aunque no es un título Top si estamos ante un juego con una ambientación sublime, diríamos que casi perfecta que logra meternos de lleno en una aventura con una narrativa muy buena  que nos mantendrá en tensión toda la aventura.

A esto hay que añadirle el gran trabajo con el tratamiento de luces y efectos y un doblaje digno de una superproducción que redondean un juego muy notable.

Quizá la duración sea su principal hándicap y es que las tres horas que dura la aventura aproximadamente pueden saber a poco a pesar de los coleccionables y la sorpresa del final que pueden hacernos rejugar de nuevo la historia.

Historia - 90%
Jugabilidad - 70%
Gráficos - 70%
Sonido - 80%
Confort - 80%

78%

Con un sistema de juego innovador y una trama envolvente, Intruders: Hide and Seek logra traer a PlayStation VR una experiencia angustiosa en la que nos sentiremos la víctima indefensa acechada constantemente en una enorme mansión llena de lugares donde escondernos. Graficamente notable y con un apartado sonoro envidiable así como el increíble tratamiento de las luces que dan a la experiencia una inmersión épica y un enfoque totalmente refrescante

User Rating: 4.5 ( 2 votes)

Acerca de Jotape Lerex

Atari 2600 marcó el inicio de mi aventura en el mundo de los videojuegos, Sony y Nintendo se han encargado de dar forma a mi principal afición. Ahora me he embarcado en una nueva aventura en el maravilloso mundo de la Realidad Virtual. Nos vemos en Oasis!!!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.ACEPTAR

Aviso de cookies