septiembre 13, 2019 6:03 pm

Análisis Outward – Escogidos por la profecía

Outward Main Theme

Aunque el género de acción RPG y de mundo abierto está más que trillado, donde tenemos trabajos de grandes estudios encontrando grandes joyas como el trabajo de CD Projekt Red con The Witcher 3 o el Red Dead Redemption 2 de Rockstar, también podemos encontrar otros estudios de no tan grande envergadura que nos vienen a contar una historia de horas y horas de juego en las que nosotros no sólo dibujamos la línea de la aventura, la tomamos como nos apetezca debido a la libertad que da el género.Y precisamente el título de Nine Dots Studio es el que vamos a abordar con Outward, un título de acción RPG de mundo abierto donde nos metemos de lleno en todo un mundo de fantasía medieval en una historia que tejemos nosotros mismos, con nuestras decisiones y acciones.

Desde LivingPlaystation estamos preparados para traeros nuestras impresiones y críticas sobre este título que nos lleva a las tierras de Aurai, aunque también adelantamos que el juego tiene tanto una de cal como una de arena.

Las consecuencias de nuestro linaje

Antes de abordar los aspectos del título, qué mejor forma de afrontar Outward que conociendo cómo se desarrolla el comienzo de nuestra historia dentro de Aurai. Tras crear nuestro personaje y comenzar nuestra aventura conocemos nuestro pasado y nuestro presente, somos habitantes de una tribu/asentamiento/ciudad llamado Cierzo dentro de una de las regiones llamada Quersoneso.

Aquí en nuestra bella ciudad, a las personas no se las juzga precisamente por quienes son, sino por quien es su familia, su linaje, y por desgracia nuestra abuela fue una entera desgracia para Cierzo, lo que ha ocasionado que sus generaciones posteriores han tenido que pagar una culpa de sangre, y nosotros en nuestra intrepidez tratamos de saldar la deuda de nuestra familia con la ciudad tratando de hacer negocios en tierras lejanas, por desgracia nuestra vuelta en barco no sale como se esperaba y naufragamos cerca de casa tras el paso de una tormenta, lo que ocasiona que todo nuestro trabajo no ha valido para nada, y tocará remontar de nuevo para saldar nuestra deuda, donde tendremos un límite de tiempo para saldar, y aunque es posible saldarla realizando diversas actividades, y resulta una tarea hercúlea, lo que seguirá marcando a nuestro linaje en Cierzo.

No obstante se nos abre ante nosotros todo un abanico de posibilidades y de misiones, las cuales digamos se separan en tres vertientes bien marcadas y que marcarán nuestro alineamiento, bien hacia el Colectivo de la Cámara Azul, el Reino de Levante o la Sagrada Misión de Elatt, donde forjar la historia de nuestro personaje para que sea aquello que anunciaron las profecías de Aurai, además de poder llegar a ser todo un auténtico combatiente, superviviente y explorador, donde nuestras decisiones tendrán unas consecuencias ineludibles, tanto para bien como para mal.

Toda Aurai para nosotros

Una vez teniendo todo esto en cuenta, Outward cuenta con un mapa de extensión considerable. Tenemos cuatro grandes zonas a explorar: Quersoneso (donde se encuentra nuestra Cierzo natal), el Pantano Sagrado, Abrassar y el Bosque de Enmerkar. Cada zona cuenta con su propio escenario y bioma, contando con un gran centro naurálgico o ciudad principal en cada región. Cada zona también tendrá buena cantidad de mazmorras y lugares a explorar, que desafortunadamente no sirven más que de escusa para saciar nuestra hambre exploradora, o si queremos conseguir algún recurso.

En líneas generales, tenemos toda zona zona amplia de juego que se siente de forma aceptable, pero también hemos de decir que en ocasiones los tramos de viaje se sienten incluso algo largos y aburridos, incluso con algunas zonas muertas o desaprovechadas, suponemos que para dar ese toque rolero donde realizar un viaje largo implica precisamente eso, y además es posible que al principio nos cueste orientarnos lo cual puede frustrar nuestra experiencia hasta que nos acomodemos a ello.

Bajo nuestro punto de vista hemos de decir que no hubiera sido tampoco una mala decisión implementar todas las zonas en una sola, donde la compresión de la zona de juego implicaría menos zonas muertas, e incluso tiempos de cargas algo menores, cambiar de zona o entrar en una mazmorra implica una pantalla de carga, con lo que con los cambios de zona con todo un mapa ya cargado quitaría de en medio uno de los dos tiempos de carga.

También es cierto que, aunque al principio la historia comienza con algo de sentido, el rol que nos permite el juego hace que el objetivo principal se difumine de forma rápida, e incluso hay elementos narrativos de la historia que se cuentan que carecen de sentido según el contexto. Por ejemplo, llegado cierto punto en la historia o exploración, puede que terminemos presos en una mina, viéndonos despojados de nuestras pertenencias, y aunque la zona está vigilada por guardias, basta con explorar un poco la zona para volver a conseguir nuestros pertrechos y que los guardias no digan nada al vernos de nuevo con nuestra indumentaria, haciendo que estos detalles empobrezcan un poco la tónica general del título.

Hora de sobrevivir

Ya metidos en este contexto, toca abordar todos los aspectos que rodean a nuestra persona. Outward pone ante nosotros una aventura de aspectos roleros de muy buen nivel, donde tendremos que estar atentos no sólo a las estadísticas de nuestro personaje, también a sus necesidades.

Y es que ataque y defensa serán unas de las variables a tener en cuenta, pero para poder rendir bien en batalla también tendremos que estar sanos, lo que implicará que tendremos que alimentarnos debidamente, con comida que tendremos que cocinas si su ingesta en crudo es peligrosa o si queremos un buen plato que sacie nuestra hambre, e incluso beber agua potable (teniendo que potabilizarla hirviéndola en una olla ya sea en nuestra casa o con nuestro campamento u hoguera que creemos en cualquier punto de la aventura) pero también tener en cuenta aspectos como el envenenamiento o si nos estamos desangrando debido a las heridas causadas en combate, los cuales mermarán nuestra vida total o irán reduciendo la disponible de forma periódica hasta que nos administremos el antídoto de turno o nos pongamos un vendaje para reducir la hemorragia.

Aun así, como tenemos diferentes regiones que explorar, con sus correspondientes biomas, también los efectos de la climatología tendrán efecto en nuestro estado físico, hay que estar listos con ropas que puedan soportar el frío o que nos mantengan frescos si hace mucho calor. Esto además tenemos que tenerlo bien controlado y gestionado a través de nuestro inventario, donde el aspecto rolero una vez más cobra vida y tenemos que gestionarlo no sólo con la capacidad de nuestros bolsillos, también de nuestra mochila. Esto implica que al principio tendremos poco espacio para cargar nuestros pertrechos, aunque se pueden mejorar su capacidad, y es un aspecto a tener en cuenta en todo momento, ya que si cargamos más peso del permitido hará que nos movamos de forma menos ágil a la hora de combatir, aunque también tenemos la opción de soltar nuestra mochila para combatir y tras el combate volver a ponérnosla, pero ojo porque si no la soltáis en un lugar seguro es posible que se pierda de forma definitiva perdiendo todos vuestros objetos porque se caiga por un precipicio o porque caiga en un lugar inaccesible, pero siempre teniendo en cuenta que todo en Outward pesa, incluso el dinero.

A combatir tocan, y en compañía mejor que mejor

Como no podía ser de otra forma, en Outward será un aspecto imprescindible el tener que combatir contra enemigos. El título tiene en su haber un sistema de combate exigente, a la par que se consolida como un reto donde cualquier enemigo resulta realmente peligroso. No obstante tenemos también la opción de preparar el combate y pullear o atraer a los enemigos a una zona segura para nosotros donde además podemos preparar trampas que mermen sus capacidades en combate. Tenemos una barra de aguante que se reducirá en función de las acciones que realicemos, así como una barra de protección o postura en la parte inferior de la pantalla, que si el enemigo logra reducir por completo nos hará tambalear y quedaremos aturdidos, y ellos también tienen esa característica en combate, durante un breve periodo de tiempo, por lo que esquivar, protegerse y mantener esa barra de aguante bien alta en todo momento será crucial para lograr el éxito. También hemos echado en falta la posibilidad de que nuestro personaje pueda saltar, aunque el diseño de las zonas así como del resto de elementos están bien creados para que no se eche en falta esta característica una vez te acostumbras, pero no hubiera estado de más la inclusión de un simple salto.

También cuenta con un sistema de magia particular, acercándose de nuevo a ese rol de primer nivel donde componentes mágicos, pociones, artefactos cobran protagonismo, pero también tendrán un coste, es decir que podemos aprender y mejorar nuestras habilidades mágicas a costa de nuestras estadísticas de vida y resistencia, que se verán mermadas para así dar pie al atributo del maná, al principio tendremos muy poca capacidad mágica, pero poco a poco podemos ir aprendiendo nuevos hechizos y fortaleciéndonos, aunque este aspecto es completamente opcional y podemos optar por aprender la magia desbloqueando nuestro poder mágico interior o no, no es un componente principal para el desarrollo de la historia.

Una vez nos metemos en combate, además del nivel de exigencia nos damos cuenta también que se precia algo tosco y básico en sus movimientos, pareciendo quizá uno de los apartados menos cuidados del título, sobre todo teniendo en cuenta que en varias ocasiones hemos encontrado situaciones irregulares en las que somos golpeados por un enemigo que aparentemente hemos esquivado o cubierto su golpe perfectamente, o que incluso tratamos de propinar un golpe que parece impactar en el enemigo, pero que en verdad no lo ha hecho, donde más que la dificultad en el combate, es precisamente estos errores los que hacen reducir la calidad general a la experiencia.

De igual forma, mencionar que lo verdaderamente destacable de Outward es que se puede jugar al completo con un amigo en cooperativo, donde aquí el título gana enteros, y esta cooperatividad es práctica y divertida en todos los sentidos, donde uno de los dos personajes puede optar por ser el tanque del equipo y otro el que se especialice más en tareas de hacer daño, así como que uno opte por la magia y el otro no, uno cargue con las cosas pesadas y otro cargue con comida, agua y otros materiales,… muchas posibilidades que hacen que este apartado sea una de las auténticas bazas del juego.

Outward perspectiva pantalla partida Campamento

Apartado Técnico

Nine Dots ha optado por desarrollar Outward tomando como base el motor gráfico Unity, un motor gráfico que tiene herramientas muy versátiles, pero que en el caso de Outward es uno de sus peores aspectoss. Aunque ya hemos mencionado la tosquedad de las animaciones en combate, así como las detecciones de impactos, el título no es que goce de un apartado gráfico puntero, con diseños en ocasiones demasiado cuadriculados y escasos de detalle, tanto en los personajes como en los edificios o grutas, aunque se comporta con una solvencia aceptable donde la única pega que le podemos poner de verdad son los tiempos de carga o cambio de zonas, que en nuestro caso en Playstation 4 Pro hemos sentido algo extensos para el nivel de ejecución gráfico en pantalla.

En cuanto al sonido, en esta ocasión el título se comporta de forma solvente, teniendo piezas en su banda sonora que encajan en todos los contextos que afrontamos, combate, paseándonos por la ciudad, explorando una oscura mazmorra, etc,… siendo un título que nos llega doblado al inglés en las pocas frases que escuchamos (por ejemplo al comienzo de algunos diálogos, aunque no terminan todo el speech y terminan de hablar a mitad de conversación y el resto no la continuamos escuchando mientras leemos), aunque todos sus textos nos llegan perfectamente traducidos al castellano.

Outward combate pantalla partida

Conclusiones sobre Outward

Outward es un título que, aunque deja un sabor extraño gracias a sus grandes aspectos de puro rol, que harán las delicias de los fans aférrimos del género, no obstante y como adelantábamos al principio tiene en su haber una de cal y una de arena. Algunos aspectos de su diseño, como el de algunos de los elementos técnicos, sobre todo en la parte gráfica y ciertos aspectos de su narrativa contextual y su combate, se sienten algo menos desarrollados, por lo que puede que la experiencia baje un poco si lo que se busca es una aventura con una calidad gráfica superior. Aun así, a pesar de estos fallos es un título que si gusta el género os va a tener metidos unas cuantas decenas de horas dentro de Aurai, donde si además tenéis un amigo para jugar con él la satisfacción jugándolo va a subir varios enteros.

Hemos realizado la review de Outward gracias a una copia en formato físico facilitada por Koch Media España.

Jugabilidad - 80%
Gráficos - 70%
Sonido - 75%
Historia - 80%

76%

Outward es un título que, aunque deja un sabor extraño gracias a grandes aspectos de puro rol, que harán las delicias de los fans aférrimos del género. No obstante, algunos aspectos de su diseño, como el diseño de algunos de los elementos técnicos, sobre todo en la parte gráfica y ciertos aspectos de su narrativa contextual, se sienten algo menos desarrollados, por lo que puede que la experiencia baje un poco si lo que se busca es una aventura con una calidad gráfica superior. Aun así, a pesar de estos fallos es un título que si gusta el género os va a tener metidos unas cuantas decenas de horas dentro de Aurai, donde si además tenéis un amigo para jugar con él la satisfacción jugándolo va a subir varios enteros.

User Rating: 5 ( 1 votes)

Acerca de Jesús "AbAdDeJoTa" Abad Madrazo

Nacido y criado en Racoon City, con Crash Bandicoot por vecino, amigo y hermano. Amante de los eSports y de la música electrónica a partes iguales. Aunque las primeras consolas que pasaron por mis manos fugazmente fueron una Atari 2600 y después una Snes, desde niño siempre he sabido apreciar un buen videojuego. Administrativo de profesión y jugón por pasión, nunca desperdicio el placer de coger el mando para disfrutar de una buena experiencia

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.ACEPTAR

Aviso de cookies