noviembre 16, 2019 9:15 pm

[Análisis] The Undergarden

Atari nos trae este magnífico juego que ha sido desarrollado por Vitamin-G y que llega a Playstation Network. Lo que veremos en él no será un juego frenético o un juego de acción, estamos ante un título muy tranquilo y que transmite unas sensaciones muy relajantes.

Títulos como FlOw y Flower consiguieron en su día una gran revolución, ¿Estará The Undergarden a la altura de ambos? Solo hay una manera de saberlo y es adentrarnos en su análisis.

The Undergarden es otro tipo de juego, donde vamos a disfrutar a lo grande en ese jardín multisensorial en el cual los chichos de Vitamin-G quieren introducirnos. Un mundo acuático lleno de misterio y que nos irá enamorando poco a poco conforme vayamos avanzando en el juego.

Un videojuego basado en puzles en donde toda la importancia la tiene su apartado audiovisual: su banda sonora y sus gráficos. Éstos conseguirán guiarnos a lo largo de los 20 niveles que tiene el juego para poder resolver con una manera satisfactoria todos los puzles que se nos presentarán.

¡A Polinizar!

The Undergarden no tiene historia, nada más que empezar ya estamos controlando a nuestro bichito, con el que avanzaremos a lo largo de nuestro juego, que podremos moverlo con el stick izquierdo.

La mecánica es simple, tendremos que avanzar por grandes niveles mientras superamos algunos puzles de resolución sencilla a la vez que se van complicando conforme sigamos en los niveles superiores. ¿Cómo resolveremos estos puzles? Pues la idea básica se basa en el polen.

Tendremos que golpear una especie de bolsas verdes que liberarán el famoso polen haciendo crecer todas las plantas submarinas que haya a nuestro alrededor. La imagen de cómo todo va creciendo es absolutamente mágica y su colorido especial nos hace gozar visualmente.

Poco a poco iremos descubriendo más cosas que nos ayudarán a avanzar en el juego. Si pulsamos el botón X daremos un fuerte impulso en la dirección que queramos. Luego descubriremos cual será el principal problema en los puzles. Habrá una especie de semillas de distintos colores y que tienen diferentes acciones, como iluminar, explotar, son ligeras, pesan mucho… y que nos ayudarán a avanzar.

Para coger todas estas semillas y frutos necesitaremos usar el botón cuadrado, que nos permitirá crear una especie de aura alrededor para coger todo tipo de cosas. Porque en la aventura no sólo encontraremos frutos, sino que también habrá unos pequeños bichitos parecidos a nosotros que tienen la característica de tocar instrumentos musicales que harán desarrollarse a diferentes tipos de plantas.

Cuando consigamos juntar varios, la cosa se convertirá en una auténtica orquesta musical. A la vez que todo crece con un colorido espectacular.

En definitiva, tenemos todas las herramientas para ir avanzando por todos los niveles e ir solucionando todas las pruebas que nos ponen. Al principio serán sencillas y poco a poco irán creciendo en dificultad, aunque nunca lleguen a convertirse en un verdadero reto.

Un apartado audiovisual maravilloso.

Es lo realmente mágico del juego, lo que hace que el jugador se mantenga pegado a la pantalla, que quieras ver como las plantas crecen y llenan un jardín submarino con un colorido completamente espectacular.

Todo lo que vemos se desarrolla en una mezcla de 3D y 2D, lo que se conoce popularmente como 2.5D y no es nada más que un escenario 3D pero solo podemos movernos en dos dimensiones.

Uno de los problemas principales de The Undergarden es la cámara, que nos dará más de un problema a la hora de jugar. No han conseguido implementarla de una buena manera y el resultado es que a veces falla demasiado.

La música que nos acompaña es realmente lo mejor del título, es tan relajante y tan bonita que nos enamorará desde el primer momento. Pero cuidado porque a veces es demasiado relajante, así que no recomiendo jugar si tenéis mucho sueño, y no exagero.

Otro de los problemas de The Undergarden es que quizás base todo su juego en este apartado audiovisual y la jugabilidad se nos quede un pelín repetitiva al rato o incluso llegue a aburrirnos, el motivo principal es que apenas tendremos dificultad a la hora de resolver los puzles y aunque se compliquen seguirán siendo demasiado sencillos.

Conclusión.

The Undergarden no termina de ser la revolución que se esperaba pero es un juego muy precioso que trasmite unas grandes sensaciones y que será muy divertido para aquellos que quieran ver un auténtico espectáculo audiovisual.

¿Las pegas? Pues ya las he ido mencionando con anterioridad, la cámara da problemas, más aún si jugamos en modo cooperativo, ya que solo se centrará en el jugador uno y será complicado avanzar. Este modo cooperativo, que no he hablado de él, en definitiva es lo mismo pero añadiendo a otro personaje, no aporta gran diferencia más allá de compartir la aventura con otro.

Otra de las posibles pegas es la poca dificultad que supone y que venga completamente en inglés, un fallo que a mi modo de ver es bastante grave, puesto que teniendo tan pocos textos, traducirlo al castellano no hubiese costado tanto.

Lo que te puede gustar de The Undergarden es:

-Su apartado audiovisual: muy relajante y con preciosos colores.

-La jugabilidad sencilla y directa.

-Contiene puntuaciones online de cada nivel.

Lo que no te puede gustar de The Undergarden es:

-Su dificultad es trivial.

-Llega completamente en inglés

-Problemas puntuales con la cámara.

NOTA: 7

Acerca de kukiri

Un comentario ¡Hurra!

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.ACEPTAR

Aviso de cookies