noviembre 22, 2022 5:53 pm

[Análisis] FIFA 13

EA Sports pone toda la carne en el asador para traernos un producto que cause respeto, admiración y envidia sana a los demás competidores, o al menos, eso intenta. Siendo ya, desde los últimos años, un patrón en el que fijarse y seguir, el probablemente mejor juego de fútbol irrumpe en nuestra consolas con ganas de darnos muchas horas de diversión.

Offline, online, con amigos, en solitario, en equipos, entrenamientos, espectáculo y muchas otras cosas más es lo que viene en el menú, ¿se te abre el apetito? En las próximas líneas llevamos a cabo el análisis de este gran juego, acompáñanos.

Jugabilidad

Sin ser ni haber prometido ser un avance demasiado grande o radical en lo visto en entregas anteriores, FIFA 13 sigue la estela de todo lo visto en FIFA 12, y bajo mi punto de vista, sin empeorar nada que ya tenía su predecesor. La jugabilidad es prácticamente la misma, pero tiene un par de detalles que la pueden cambiar en un alto nivel para algunos.

Las dos novedades jugables más importantes este año son el ‘Control al primer toque‘ y el ritmo de juego en los partidos. El primer punto debe ser ya conocido por todos si hemos seguido el juego durante el año de desarrollo, pero si no, os digo que ahora los jugadores no van a controlar todos los balones igual, sino que hay varios factores que determinan la ejecución del control. De ello depende la altura, fuerza y dirección del pase, y también la calidad del jugador que controla. Así que no debemos fiarnos, porque el factor fallo humano está presente en cada jugada, y puede manifestarse o no. Jugadores potentes pero cortitos con los pies, como Puyol, pueden hacerte sudar comprometiendo balones en un control en defensa, aunque otros más hábiles como Piqué también puede que alguna vez lo haga. Por lo tanto, ahora no debes de dar ningún balón por perdido si atacas o pensar en dar el voleón en vez de sacarla jugada desde abajo.

Sobre el ritmo de los partidos decir que ahora son más rápidos, aunque más fluidos. A algunos siguen prefiriendo los partidos más lentos, pero lo cierto es que a mí personalmente no me desagrada. Te hace mantenerte en tensión durante todo el partido, haciendo jugadas apuradas hasta el último instante o algún regate. Puedes decidir si quieres parar el partido, haciendo posesiones largas y aguantando el balón, o si te hace falta puedes acelerarlo haciendo jugadas rápidas al primer toque en balones largos. Como añadido diremos que la propia CPU aliada nos propone más opciones de hacer las jugadas tirándonos desmarques automáticamente, con los laterales, delanteros o demás, poblando al juego de un sinfín de alternativas para elegir en una misma jugada.

En jugabilidad también podemos mencionar los regates, que se amplían un poco más con algunos skills nuevos, pero el que realmente me ha llamado la atención es el ‘Regate Versátil‘. Es el que se hace con los dos gatillos traseros —configuración por defecto— y este año hace que pongamos al jugador de cara al rival —o de espaldas—, y así podemos pisarla, bascular y engañar al rival para marcharnos. Se consigue ese punto de realidad en regates sencillos, como los de Messi o Iniesta, pero con tan buenos resultados y su dificultad en controlar los tiempos, que será nuestro único problema.

El partido se desarrolla con más naturalidad en todos los aspectos, con nuevas animaciones tanto ingame como antes o en los intermedios de los partidos. Nuevos movimientos, detalles en la entrada al campo como en las fotos de las selecciones nacionales, los cambios en los que sale el 4º árbitro con el panel luminoso, entrenadores a pie de campo, jugadores calentando, etc. Ahora también es mucho mejor la continuidad del partido, ya que este año cuando nos hacen una falta, por ejemplo, si el balón se va un poco, un compañero la pasa al lugar donde hay que sacar y podemos sacar rápido. Las barreras pueden sumar o restar componentes, adelantarse un poco —aunque si te pasas te llevarás una amarilla—, nuevas opciones de jugadas ensayadas en tiros libres con hasta 3 jugadores y un puñado más de mejoras.

La defensa vuelve a ser la táctica estrenada el año pasado, pero este año hay mayor agresividad y los jugadores ahora suelen intentar entrar al balón, no en la dirección en la que estén mirando —como en FIFA 12—. Los forcejeos son mucho más reales y más balanceados, siendo un suplicio cargar contra Hulk o Piqué o Pepe. Buena parte de culpa la tiene el motor de impactos 2.0, que mejora al anterior tomando más puntos de referencia en los cuerpos de los jugadores, como brazos y piernas, que este año si cuentan. Las caídas son más terrenales y no se producen esas situaciones de caos de jugadores realiados en el suelo.

Para terminar con este apartado, que considero que es el que tiene más peso en el análisis, hablaremos de la CPU rival, que al menos este año se deja jugar y es divertido. En FIFA 12 hubo muchas quejas, ya que la máquina podía tener posesiones de minutos, siendo imposible robar el balón, o de hilvanar unas jugadas del Dream Team con cualquier equipo de 2ª División. Este año eso no pasa, tomando la CPU opciones más humanas y fallando algo más, pero todo dentro de lo normal. Se pueden seguir tocando los sliders, pero realmente ya no es obligatorio para poder jugar. Por poner algo negativo es la ralentización que sufren los delanteros respecto a los defensas, ya que aunque pulsemos el botón de disparo, a veces nuestro delantero aguanta esa milésima de segundo para chutar y el defensa acaba evitando el tiro. Lo sufrimos al atacar y nos aprovechamos cuando defendemos, pero considero que no es justo.

Modos de juego

El amplio abanico de EA Sports en FIFA se abre aún más, ofreciendo el emblema online de ‘Temporadas‘ mejorado, basándose en lo mismo pero ahora podemos ganar títulos de las divisiones —bronce, plata y oro—, ya que no nos cortan la temporada al ascender, si no que nos dejan por si llegamos al máximo de puntos. Esos trofeos los coleccionamos en nuestra vitrina virtual, donde se aglutinan también los de las distintas copas online que va abriendo EA Sports en los distintos períodos de la semana. También se nos guardan las alineaciones, así que ya no tendremos que estar haciendo cambios si no queremos, ya que nos viene un 11 que pongamos nosotros como predefinido y con la alineación como queramos.

Otros modos repiten sin apenas cambios, como el ‘Conviértete en un profesional‘ o el modo ‘Carrera‘, el cual destaca en los sistemas de fichajes, haciendo que podamos intervenir más en ellos con contraofertas, meter a jugadores en las negociaciones, etc.

Repiten también los modos ‘FIFA Ultimate Team‘, que EA Sports quiere tener muy controlado para que no hagan trampas, los típicos ‘Torneos‘ y ‘Ligas‘. Otro nuevo que tenemos es el modo ‘Entrenamiento‘, que nos va proponiendo retos a superar con distintos niveles de dificultad, ya sea entrenando pases, tiros, vaselina, regates, conducción, pases al hueco, etc. El grado de adicción se puede volver alto porque es muy divertido hacer y picarte con la puntuación con tus amigos. Se pueden hacer rondos —juego del gato y el ratón— por ejemplo, para no perderla, o colar balones en cubos, tirar faltas a unas dianas, hacer vaselinas por encima de cajas de cartón y demás. Los partidos amistosos incluyen ahora el ‘Match Day‘, que va actualizando el nivel y la media de los jugadores, haciéndolo respecto a las actuaciones que hagan en la realidad.

Como conclusión aportaré la nueva tienda, la cual se encuentra dentro del juego y donde podremos canjear puntos que ganamos jugando partidos para adquirir botas, equipaciones antiguas de clubes, balones, celebraciones, comprar un empate para el modo ‘Temporadas‘ o un partido extra más —que nos pueden venir muy bien—, así como potenciadores para el modo ‘Carrera‘.

Tecnología y licencias

El apartado visual es prácticamente idéntico —por no decir igual— a FIFA 12, con mínimos avances reales, pero sí con implementaciones nuevas como las ya comentadas animaciones, evolución de los impactos, más caras de jugadores que no estaban, más elementos dinámicos en pantalla —como cuarto árbitro, entrenadores o suplentes calentando—, etc.

En el sonido volvemos a tener una BSO de lujo con canciones y grupos para todos los vistos, con temas muy motivadores como ‘Kasabian – Club Foot‘ —que ya inspiró la banda sonora de un film inglés de fútbol—, ‘Imagine Dragons – On Top of the World‘ o ‘Young Empires – Rain of Gold‘. Los comentarios siguen siendo de los incombustibles Manolo Lama y Paco González, pero cuentan con un apoyo a pie de campo que nos comenta las lesiones que se producen en el terreno de juego, Antonio Ruiz, de la Cadena COPE. El nivel, como cabía esperar, no desciende.

En cuanto a las licencias, FIFA 13 vuelve a ganar, con una amplia gama de ligas oficiales —algunas con varias divisiones— o la inclusión de algunas nuevas, como la de Arabia Saudí. Nuevos rostros licenciados, selecciones, equipamientos como botas o balones o terrenos de juego —aunque no viene el Camp Nou—. En total 30 ligas licenciadas, más de 500 clubes y más de 15.000 jugadores con licencia oficial.

Conclusión

Un videojuego futbolísitco que me parece redondo no pecando en demasía en cosas clave, y mejorando todo lo visto hasta ahora en la saga de EA Sports. Con más de 5 millones de unidades vendidas en los primeros días en las tiendas, es lo mejor que tenemos en el catálogo de juegos de fútbol. Un espectáculo visual que cada vez dista menos de lo que es un partido de fútbol real, introduciendo el factor humano como en el control o fallos en defensa o cara a portería.

Algunos errores se han ido experimentando las primeras semanas en el online o el modo ‘Carrera‘, pero EA Sports asegura que se solucionan con un parche que debe de estar ya disponible. Muchas variedad en modos, nuevos retos como el ‘Entrenamiento‘, más regates, fluidez en los partidos, desmarques, IA aliada y rival, animaciones, físicas, extras y muchas más cosas que se nos puedan venir a la cabeza. Sin duda un fijo en mi estantería gamer que no puede faltar en las consolas de los más futboleros, con incontables horas de juego y diversión aseguradas.

Nos vemos en Twitter
@Irra_ishigami

Acerca de Irra

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.ACEPTAR

Aviso de cookies