agosto 10, 2020 5:59 pm

Análisis Primal Carnage Extinction

DE AQUELLOS BARROS VIENEN ESTOS LODOS

El camino de Primal Carnage desde su primer lanzamiento en 2012 para PC, pasando por su anuncio casi con el lanzamiento de PS4 hasta ahora ha sido de lo más curioso, y porque no decirlo hasta tortuoso. Recordemos que allá por 2013 se anunciaba Primal Carnage Genesis, lo que sería un spin off del multijugador online lanzado un año antes para compatibles y que volcaba su jugabilidad en una aventura para un jugador mantiendo la esencia del original: hombres contra dinosaurios.

medium_231333_2678204430

Como hemos mencionado, fue un camino tortuoso ya que sus desarrolladores originales Lukewarm Media se desmarcaron del proyecto quedándose Cirle 5 sola con el marrón de publicar lo ya anunciado. Para colmo de males, Genesis se les aparecía como un proyecto demasiado ambicioso para lo humilde de su infraestructura por lo que terminaron desechándolo para traernos una versión vitaminada del original. A grandes rasgos lo que tenemos entre manos es el Primal Carnage de 2012 ampliado en cuanto a modos de juego y personajes seleccionables.

UNA CURIOSA OPCIÓN DENTRO DE UN GÉNERO SOBREXPLOTADO

A nadie se le escapa que la ventana de lanzamiento de este Primal Carnage Extiction, un juego que apuesta por la vertiente multijugador, en plena vorágine de dos de los títulos más esperados: COD Black Ops III y Star Wars Battlefront, no es la más idónea. Más si cabe cuando hablamos de un título menor, con un acabado humilde y cuya ambición es únicamente la de divertir sin interponer la competitividad como atractivo principal. Aún así se agradece su existencia dentro del catálogo de PS4 aunque a buen seguro pasará muy desapercibido.

El juego apuesta únicamente por el apartado multijugador de hasta 16 jugadores, haciendo equipos de humanos y dinosaurios muy diferenciados en cuanto a sus mecánicas jugables tanto entre ellos como por sus diferentes clases. Evidentemente no es lo mismo jugar como humano que como dinosaurio, ya no solo porque los primeros son en perspectiva de primera persona y los “adorables” dinos en tercera, sino por las peculiaridades propias de cada uno. A esto le tenemos que sumar las diferentes clases englobadas en cada uno que le dan una profundidad no esperada.

primal-carnage-extinction-scr05

Los humanos se dividen en médico, trampero, asalto, rastreador e incinerador (pyro), cada uno con unas funciones muy definidas que si no se compaginan bien entre los jugadores será muy difícil que lleguen a buen puerto (y vivos). Nos encontramos, por hacer un símil, ante un Evolve donde la compenetración se antoja indispensable para ganar como humano. En el bando de los dinosaurios contamos con hasta 10 tipos: Dilophosaurus, Novaraptor, Pteranodon, Carnotaurus, Espinosaurio, Acrocantosaurio, Oviraptor, Tupandactylus, Criolofosaurio, Carnotauro y Tyrannosaurus Rex, cada cual con sus habilidades bien definidas pero que igualmente requerirán de cierta compenetración aunque con menor énfasis que el bando humano ya que un solo mordisco nuestro acaba con la vida de los humanos mientras que estos tienen que vaciar muchos cargadores para sentirse a salvo. Por tanto poco equilibrio entre equipos beneficiando mucho al bando de los dinosaurios.

videoimage

Dispone de cuatro modos de juego: el clásico Deathmatch; Get Chopper que se basa en controlar ciertas zonas y sobrevivir hasta poder huir en helicóptero; Supervivencia donde habrá que aguantar las oleadas de dinosaurios controlados por IA; y Free Roam, pensado para disfrutar sin presiones de la experiencia de ser un dinosaurio. Cada uno de los modos ofrece bastante diversión, pero sobre todo destacar la apuesta por un estilo clásico donde la regeneración automática tanto de salud como armas queda olvidada para recuperar los botiquines y recolección de munición. Esto último se realiza en ciertas zonas donde siempre habrá cajas tanto de munición como vida que al posarnos sobre ella nos recargaran.

A estos modos hay que sumarlo el tan socorrido (y casi necesario) de espectador, bien pensado para hacer del juego viral por canales de streaming. Debemos sumar una vertiente multijugador en red local que a buen seguro proporcionará risas y diversión a un grupo de amigos que decidan juntarse físicamente (algo que añoramos tanto).

primal-carnage-extinction-scr04

Sobre el papel todo pinta muy bien la verdad, pero el problema viene con un gameplay desastroso. Un sistema de cámaras que te deja completamente vendido, el desequilibrio entre especies que favorece muchísimo a los dinosaurios (no es casualidad que en cada partida sea difícil encontrar hueco en el equipo de dinos y en los humanos sobren) y un apartado gráfico que no anima.

TECNICAMENTE HUMILDE

Utilizamos humilde como definición por no ser demasiados agresivos ni duros con el juego, porque su apartado técnico deja mucho que desear a estas alturas. Gráficos pobres con texturas impropias de esta generación o incluso de la anterior, modelados para los humanos poco inspirados (en los dinosaurios sí se ha trabajado algo más), un popping demasiado evidente y pronunciado y un gunplay poco elaborado que incluso llega a sacar de tus casillas.

A nivel sonoro la cosa no mejora mucho, con una banda sonora insustancial y un abanico de sonidos de armas y rugidos poco representativos (no es que un servidor haya escuchado nunca a un dinosaurio en directo pero que menos que acercarse a Parque Jurásico III). En definitiva un juego que a cualquiera que sea minimamente exigente a nivel técnico le parecerá un juego desfasado.

PRIMAL CARNAGE EXTINCTION

GRÁFICOS - 65%
SONIDO - 68%
JUGABILIDAD - 70%

68%

Cuesta mucho recomendar este juego, más aún con los gigantes que se lanzan a su par en estas fechas, pero para quien busque algo diferente dentro del shooter, le enamoren los dinosaurios y no sea exigente con el apartado técnico Primal Carnage Extinction puede ser su juego.

User Rating: Be the first one !

Acerca de Salvador Vargas Ramírez

Amstrad, Spectrum y Mega Drive fueron mis "juguetes", el PC mi maestro y PlayStation mi madurez. A pesar de peinar canas el niño que hay en mi se vuelve loco con un mando en las manos.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.ACEPTAR

Aviso de cookies