junio 23, 2021 5:42 am

Análisis Anima: Gate of Memories

Anima Gate of Memories portada

Anima Project Studio demuestra lo que se puede hacer con el presupuesto de un juego indie arrancado mediante kickstarter en Anima: Gate of Memories, un RPG de acción con sabor JRPG, una buena historia y unas mecánicas de juego entretenidas con un nivel de dificultad que a veces nos hará sudar.

Anima: Gate of Memories es el proyecto jugable de Anima Project Studio, un equipo español de desarrolladores formado por tres personas, a cuya cabeza está Carlos García, creador del juego de rol de mesa Anima Beyond Fantasy y que con este videojuego, cuyo desarrollo ha llevado tres años, nos introduce en el universo de Anima de una manera que no requerirá que conozcamos previamente la franquicia para disfrutar de la historia del título. BadLand Games ha sido la compañía encargada de distribuirlo, así que estamos ante un juego cien por cien español y, que como veremos a lo largo del análisis, recomendable.

Anima_ Gate of Memories_20160617232319

La amenaza del fin

La historia de Anima: Gate of Memories comienza en lo que en literatura se denomina «in media res», es decir, en plena acción; con un pequeño contexto inicial en el que se nos dice que el mundo está envuelto en el caos tras la caída del Sacro Imperio de Abel y que la Orden de Nathaniel, encargada de proteger a la humanidad de las amenazas sobrenaturales, está tratando de recuperar el Byblos, un libro en el que se profetiza el fin del mundo. La Dama Roja, antiguo miembro de la propia Orden, ha robado el libro y nuestro deber será recuperarlo, para lo que encarnaremos a los protagonistas de esta historia: La Portadora de Calamidades y Ergo Mundus, un ser demoníaco cuya esencia y poder están encerrados en un libro quedando así al servicio de la Orden.

Sin saber cómo ni por qué, La Portadora persigue a su antigua maestra, cumpliendo las órdenes dadas por Romeo Exxet, máximo responsable de la Orden y un ser considerado casi divino por sus poderes, sin embargo, cuando la alcanzamos nos veremos arrastrados a un extraño lugar: la Torre Arcane, un espacio interdimensional que está actuando como foco para atraer a las entidades que traerán el fin del mundo: los Mensajeros. Desde ese momento, nuestra misión será recorrer las diferentes zonas de la torre y derrotar a los Mensajeros… Una tarea algo más complicada de lo que parece dada la naturaleza de Arcane.

Aunque Anima: Gate of Memories cuenta con una historia definida, de la que no os contamos más para que podáis disfrutarla al jugarlo, lo cierto es que tendremos bastante libertad a la hora de progresar en el juego, pudiendo visitar en el orden que queramos las diferentes zonas de las que se componen los pisos de la torre, teniendo en cuenta que al comienzo solo tendremos accesible el primer piso y que tendremos que ir desbloqueando zonas al derrotar a los jefes de cada ala, esto lo veremos con más detenimiento más adelante.

Anima Gate of Memories 06

Combatiendo a los Mensajeros del fin

Anima: Gate of Memories es un RPG de acción con puzles y secciones de plataformeo que cuenta, además, con una jugabilidad bastante dinámica gracias al diseño de los enemigos, los jefes finales y las diferentes áreas por las que tendremos que avanzar en el juego. El corazón del juego está en el centro de la Torre Arcane, a donde tendremos que regresar no solo para acceder a las otras zonas, sino también para comprar objetos a Velez, un curioso vendedor que hará acto de presencia cuando ya llevemos un tiempo en la torre, para hablar con otros habitantes que podrán ir apareciendo allí y grabar la partida, ya que ese será el único lugar donde podremos grabar, el resto serán puntos de control automáticos en zonas determinadas, como antes de enfrentar a un mini-jefe o jefe final.

Como decíamos, en el juego encarnaremos a dos personajes, entre los que podremos cambiar en cualquier momento solo pulsando un botón, esta característica va más allá de jugar con el personaje que más nos guste, ya que la Portadora y Ergo tienen diferentes habilidades y capacidades, además de que encontraremos enemigos que solo podrán derrotar uno de los dos. Pero hay más, gracias al cambio rápido podremos comenzar un combo con un personaje y terminarlo con el otro, lo que desatará un golpe final más potente que causará más daño.

Y es que el sistema de combate es una suerte de hack and slash en el que asignaremos diferentes golpes y magias a los botones del mando en tres sets: neutral, combo y aéreo; estos golpes y magias se desbloquean en el árbol de desarrollo de los personajes, por el que iremos avanzando según nuestros gustos, construyendo al personaje como queramos, además, todas las habilidades están conectadas por nodos que al activarse nos darán puntos extra para los parámetros de los personajes. Aunque para desatar los golpes y magias tendremos que tener en cuenta su coste en Ki y Mana (dos de los parámetros de los personajes que subirán de nivel junto a Vida, Combate, Magia y Crítico), ya que tendremos dos barras que se irán vaciando según usemos estos poderes y que tendrán que volver a rellenarse con el paso del tiempo.

Puesto que estamos ante un RPG, aparte del árbol de desarrollo con habilidades activas y pasivas, tendremos objetos para equiparnos y consumibles; entre los primeros encontraremos armas y accesorios que pueden tener diferentes efectos añadidos, como regenerar Vida, Ki, Mana, más defensa, más resistencia física, etc., cada personaje puede llevar dos armas y dos accesorios. Los segundos son las típicas pociones de vida, mana, ki y potenciadores que aumentan durante unos minutos la defensa, el daño, etc. y que en el juego reciben el nombre de fragmentos o núcleos.

Anima Gate of Memories 13

Explorando Arcane

Un punto interesante del juego es el avance no exactamente lineal que nos propone el título. Como decíamos más arriba, tendremos cierta libertad a la hora de explorar Arcane, pudiendo entrar en cualquiera de las tres primeras áreas a las que tendremos acceso al comienzo del juego. No hay un orden impuesto y tampoco tendremos que explorar a fondo cada rincón de sus escenarios, pero hacerlo nos reportará recompensas interesantes y encuentros desafiantes. Cada área de juego está conectada a un Mensajero, más concretamente está construida sobre sus recuerdos, que serán los «objetos» que tendremos que buscar para desbloquear la entrada al lugar en el que nos espera cada Mensajero, su núcleo. Para encontrar estos recuerdos o fragmentos de memoria tendremos que afrontar diferentes desafíos lo suficientemente variados como para que no acabemos cansados por repetitividad, ya sea derrotar mini-jefes, resolver puzles, superar zonas de plataformeo o alguna combinación de estos elementos. Para acceder al jefe final solo necesitaremos tres fragmentos de los cinco que hay ocultos, encontrarlos todos o no depende de nosotros, eso sí, todo lo que hagamos o dejemos de hacer durante nuestro avance tendrá su influencia al final del juego, ya que este cuenta con varios diferentes.

Anima_ Gate of Memories_20160628180724

El nivel de dificultad del juego es algo a tener en cuenta y es que Normal sudaremos lo nuestro para superar determinados jefes finales o áreas plagadas de enemigos. El juego es exigente (incluso en Fácil) y nos «obligará» a estudiar las rutinas de los enemigos para poder superar los combates; los jefes cuentan hasta con tres cambios de rutina en sus patrones de ataque, por lo que la paciencia y el estar atentos a la curso de la batalla serán esenciales si queremos salir airosos. Por supuesto, según subamos de nivel, más poderosos nos volveremos nosotros. Quizás un fallo que podemos señalar aquí es lo que tardan algunos golpes o magias en ejecutarse, lo que en ocasiones nos deja realmente vulnerables; evidentemente que una magia tarde en cargar es comprensible, pero el golpe final de un combo debería ser algo más ágil. En cualquier caso, cada enfrentamiento contra los jefes finales será distinto y muy posiblemente moriremos al menos una vez intentándolo. Y si no, siempre nos queda el recurso habitual de los RPG, volver a otras zonas a combatir enemigos menores para ganar experiencia y subir de nivel o tratar de explorar otra zona distinta, porque no hay un orden obligatorio, pero sí uno de dificultad entre las zonas, algo que queda evidenciado por la numeración de las mismas.

Los segmentos de plataformas son otro de los puntos que podría estar más pulido, sobre todo por la posición de la cámara, que en general es libre colocándose a nuestra espalda, y en estas secciones puede provocar que juzguemos mal la distancia de un salto, sobre todo cuando se trata de plataformas móviles o secciones fuera de cámara. Pero es posible que jugadores más hábiles en este tipo de secciones no encuentren tantos problemas.

De todas formas, revisitar zonas será algo habitual si queremos ganar experiencia, acceder a lugares antes bloqueados y que tras superar cierto enemigo podremos abrir, realizar alguna misión secundaria (que las ahí) o encontrar todos los coleccionables y secretos ocultos del juego. Desde luego la historia y el diseño de las diferentes áreas de juego harán que estas revisitas sean más amenas de lo que cabría esperar y, como ya hemos dicho, no es necesariamente obligatorio, pudiendo dejar atrás aspectos de la trama.

Anima_ Gate of Memories_20160701181445

Un mundo mucho más grande de lo que parece

Antes de meternos de lleno en el apartado técnico de Anima: Gate of Memories recordamos que este juego está hecho por un equipo de tres personas, lo que sin duda pone en perspectiva cualquier juicio que hagamos sobre él y es que, aunque algunos aspectos del juego podrían mejorarse, lo cierto es que estamos ante un resultado más que satisfactorio, que cumple a nivel gráfico y sonoro con lo que uno podría esperar de un juego indie.

Anima: Gate of Memories utiliza el motor Unity para presentarnos y mover el mundo del jugo, todo luce muy definido, colorido y enorme, ya que Arcane y las diferentes zonas que encontraremos dentro de ella son lugares de dimensiones colosales y de aspecto despoblado, aunque ese vacío es intencional, ya que los moradores son pocos y los enemigos aparecen al acercarnos a determinadas zonas. Va justo en texturas, pero lo compensa con un diseño de niveles y de escenarios cuidado y, en ocasiones, preciosista, creando un mundo rico y variado que nos hace sentir conectados a la torre, pero al mismo tiempo dentro de un espacio mucho más grande, donde se encuentran diferentes dimensiones, todas ellas bien diferenciadas y con sus propios paisajes y paletas de colores.

Al rendimiento no le encontramos pega, el juego luce a 1080p y 60 fps sólidos y estables que hacen que los combates sean fluidos y sin parones o ralentizaciones. El modelado de personajes es de estilo anime, sencillo y sin prácticamente animaciones, pero en acción los personajes se mueven bien, con efectos visuales bien implementados y atractivos para algunas de las magias, mientras que las secuencias diálogos se producen con los personajes semi-estáticos en primer plano, no muy diferente a lo que podemos ver en algunos JRPG. Encontraremos diferentes diseños para los enemigos y jefes finales dependiendo de la zona en la que estén, lo que dota de variedad al juego en ese aspecto, aún cuando los patrones de comportamiento de los enemigos menores es similar entre sí.

Anima_ Gate of Memories_20160713124526

Respecto al sonido encontramos ese mismo nivel de trabajo, sencillo pero cumpliendo con lo esperado de un título de estas características, con los efectos de sonido justos para dar ambiente y crear la atmósfera de cada zona. El doblaje (en inglés subtitulado al castellano, como los textos) es su punto débil, ya que muchas de las voces suenan poco naturales o les falta carácter para llegar al nivel de otros títulos del género o al que nos tienen acostumbrados los dobladores japoneses. Finalmente, la banda sonora es el pilar de este apartado, variada y acorde con la atmósfera y el género del juego, los valencianos de Sonotrigger han hecho un gran trabajo con melodías de corte fantástico y onírico, que nos acompañarán de fondo en cada sección de la torre sin llegar a cansarnos en ningún momento.

Anima_ Gate of Memories_20160706152822

Conclusión

Anima: Gate of Memories no es un AAA pero es un buen juego, entretenido y con la capacidad de mantenernos enganchados al mando gracias a su historia y su jugabilidad variada y dinámica. Es exigente en cuanto a dificultad, nos permite libertad a la hora de explorarlo y avanzar en la historia y esconde secretos que nos invitan a no dejar un solo rincón sin visitar, eso sí, habrá enemigos ocultos que prometen ponernos las cosas realmente difíciles. Eso, junto a un apartado técnico satisfactorio y un precio asequible lo hacen recomendable o al menos merecedor de una oportunidad para quienes busquen desafíos y una dinámica de juego que nos sumerge más y más en la trama y en el destino de sus protagonistas.

Historia - 90%
Gráficos - 70%
Sonido - 90%
Jugabilidad - 90%

85%

Anima: Gate of Memories es un buen juego, entretenido y con la capacidad de mantenernos enganchados al mando gracias a su historia y su jugabilidad variada y dinámica. Es exigente en cuanto a dificultad, nos permite libertad a la hora de explorarlo y avanzar en la historia y esconde secretos que nos invitan a no dejar un solo rincón sin visitar. Eso, junto a un apartado técnico satisfactorio lo hacen merecedor de una oportunidad para quienes busquen desafíos y una dinámica de juego que nos sumerge más y más en la trama y en el destino de sus protagonistas.

User Rating: Be the first one !

Acerca de Helena Ramírez

Con un mando en las manos desde... hace mucho. RPGs y conducción, dos géneros bastante diferentes con los que disfruto mucho. Hay un trozo de papel que dice que soy periodista.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.ACEPTAR

Aviso de cookies