Julio 21, 2017 12:29 pm

Análisis Steep

Ubisoft Annecy es el estudio encargado de traernos Steep, el juego de deportes de acción donde las montañas más famosas de los Alpes serán nuestro patio de recreo. Visualmente impresionante, ya queramos disfrutar de desafíos a toda velocidad o simplemente relajarnos recorriendo el bello y blanco paisaje, estamos ante un título cuya propuesta quizás no satisfaga a todo el mundo, pero que si lo hace, hará que soltar el mando no sea tarea fácil.

Annecy es uno de los estudios de Ubisoft en Francia y aunque a sus comienzos se especializó más en la simulación, también se han especializado en los juegos multijugador. Presentado el pasado E3, Steep llamó la atención por presentarnos un juego de deportes de acción de mundo abierto, con un apartado visual que ya prometía y que a algunos nos hizo temer que más adelante el resultado final quedará distante de lo visto, algo que ya podemos decir que no ha pasado, porque una de las cosas que destaca de este juego es su aparatado gráfico, los Alpes te entran literalmente por los ojos, pero ya hablaremos con más detalle de esto en el apartado correspondiente. Porque primero os hablaremos de su jugabilidad, un aspecto donde es importante entender cuál es el objetivo real del juego, porque si no, no dejará de parecernos un sandbox al que le falta algo.

Explora, compite, comparte y disfruta

Como decíamos, Steep toma lugar en los Alpes, en un mapa donde se agrupan algunas de sus cumbres más famosas (Mont Blanc, Matterhorn o Monte Rosa) y alguna montaña inventada, que toman su base de la topografía real de dichas montañas con varios añadidos y ligeros cambios, presentándonos un paisaje único listo para que lo exploremos a placer. Y para ello contamos con cuatro deportes de acción, de momento, ya que se irán ampliando mediante DLC: snowboard, esquí, traje de alas (wingsuit) y parapente. Podremos recorrer las diferentes regiones de las montañas haciendo uso de estos cuatro deportes y competir en los diferentes desafíos con los que cuenta Steep, todo ello con un estilo más cercano al simulador que al arcade, aunque podremos disfrutar de los descensos más alocados, extravagantes y que desafiarán las leyes de la gravedad. Los cuatro deportes estarán disponibles desde el comienzo, de hecho, el pequeño tutorial que tendremos que pasar al comenzar hará un repaso del movimiento básico de cada uno de ellos. Pasado dicho tutorial, podremos elegir entre los ocho deportistas disponibles y comenzar a jugar (podremos cambiar de deportista cuando queramos). ¿Y en qué consiste Steep?

Podríamos responder con las mismas palabras con las que hemos resaltado esta parte del análisis; Steep consiste en explorar, competir en los desafíos, compartir nuestros mejores descensos y disfrutar de la montaña virtual. Sin más. No hay un hilo conductor más allá de subir nuestro nivel de reputación (de 1 a 25) ganando puntos de experiencia, desbloquear el acceso a nuevas zonas y sus desafíos y superar nuestras marcas o las de otros jugadores. Es un juego de exploración libre cien por cien (y que invita a explorar aunque contemos con viaje rápido), que solo nos limita en base a nuestro nivel (aunque eso no quiere decir que no podamos acceder a esas zonas antes, porque se puede, las montañas están ahí y podremos alcanzar esos lugares haciendo uso de tickets de helicóptero). En ese sentido puede gustar más o puede gustar menos o nada, haciéndonos sentir que carece de motivación, pero lo cierto es que puede enganchar y las sensaciones que se tienen jugando son tan buenas, que incluso vagar libremente por el simple hecho de relajarnos o experimentar la adrenalina de un descenso a toda velocidad nos pueden hacer disfrutar bastante.

Así, el juego se divide en varias zonas donde encontraremos los diferentes desafíos que superar (111), puntos de interés que descubrir (149), zonas de alto que encontrar (110), historias de la montaña que desentrañar (30) y hazañas que lograr (41). Y todos ellos nos darán puntos de experiencia para subir nuestro nivel de reputación, incluso el mero hecho de recorrer las zonas. Como hemos dicho, podremos subir hasta el nivel 25, pero aparte existen seis estilos de juego en los que también ganaremos puntos de experiencia hasta convertirnos en una leyenda del mismo. Podremos especializarnos o tratar de dominarlos todos. Estos estilos están codificados por colores para que sepamos qué puntos ganaremos al superar los diferentes desafíos del juego, de manera que encontramos:

  • Freestyler (amarillo): está orientado a los trucos y las acrobacias, sobre todo con la tabla o los esquís, cada vez que hagamos un truco o acrobacia con éxito, ganaremos puntos de experiencia en este estilo. De hecho los desafíos de este estilo suelen tener lugar en snowparks diseminados por las montañas.
  • Bone Collector (negro): este estilo «coleccionista de huesos» tiene que ver con la ejecución más alocada y arriesgada que se pueda conseguir, junto a lograr la mayor Fuerza-G (el factor que determina si nos vamos a caer o no y la fuerza del impacto) en una actividad. Darnos el morrazo padre asegura unos cuantos de estos puntos de experiencia.
  • Explorador (verde): estos puntos los ganaremos al recorrer la montaña y encontrar nuevas zonas de salto y puntos de interés. Los puntos más fáciles de ganar si os gusta vagar tranquilamente por el escenario.
  • Pro Rider (azul claro): orientado a las competiciones y eventos por invitación a los que podremos acceder al superar determinados niveles de reputación. En estos eventos importa que logremos el mejor crono para conseguir las recompensas más suculentas en experiencia.
  • Deportista Extremo (naranja): nos gusta el riesgo y la mejor forma de demostrarlo es buscar las líneas más peligrosas, crestas, rocas, placas de hielo, saltos imposibles… Nada nos asusta y cada vez que logremos salir indemnes de uno de esos recorridos nos llevaremos puntos de experiencia para esta categoría.
  • Freerider (azul oscuro): es una combinación de todas las disciplinas, aunque también cuenta no caerse en descensos largos, ya que nos premian con más puntos de experiencia. Simplemente, recorrer las zonas de la manera en que nos apetezca, saltando y haciendo trucos con tabla o esquís, saltando desde algún saliente o loma con el traje de alas o el parapente o buscando las líneas más extremas.

Los desafíos, algunos de los cuales solo aparecerán al encontrar una nueva zona de salto, pueden tener tres niveles, fácil, normal y difícil y nos obligarán a superarlos usando uno de los cuatro deportes, mientras que los eventos por invitación y las historias de la montaña dependen del nivel general. Así, los desafíos serán sobre todo pruebas de tiempo (conseguir el mejor crono), de puntuación (realizar trucos o acrobacias o descensos extremos) o de puntos de control. Lo eventos por invitación suelen ser pruebas de puntuación. Y respecto a las historias de la montaña, que podremos completar usando uno o varios deportes, vamos a encontrar pruebas de lo más variado, desde buscar a un abeto cantarín, acabar con unos malvados muñecos de nieve, seguir el rastro de una cabra, hasta sobrevivir al desafío de descender la cara norte del Matterhorn; son una de las partes más entretenidas del juego y que se salen un poco de la simulación pura y dura.

Superar desafíos, historias de la montaña o subir de categoría en los diferentes estilos nos premiará con nuevo equipo y accesorios para nuestros deportistas, que podremos personalizar eligiendo entre diferentes prendas y equipamientos de las principales marcas del sector, incluidos divertidos disfraces con sus propios sonidos, porque nuestros deportistas hablan de vez en cuando o si pulsamos el botón X. También encontraremos otras que podremos comprar haciendo uso del dinero que ganaremos en el juego.

Multijugador regular

Aunque los desafíos y demás elementos están ahí para que los encontremos y superemos nuestras marcas, también podremos crear nuestros propios descensos y compartirlos con nuestros amigos cuando encontremos esa línea ideal o ese descenso que hemos clavado. Podemos crear muchos recorridos propios y compartirlos, pero solo podremos tener un desafío propio compartido por vez y solo podremos acceder a los desafíos de otros amigos, algo que nos gusta menos, ya que no estaría mal tener acceso a desafíos de otros jugadores de la comunidad, lo que sin duda le daría más vida al juego. Eso sí, cuando compitamos en un desafío del juego podremos elegir hacerlo contra las medallas de la IA o los fantasmas de los mejores tiempos, por lo que en ese caso estaríamos viendo al fantasma de otro jugador. Esto también nos sirve para estudiar su trazado e intentar seguir su ruta para conseguir un mejor crono o puntuación.

El juego nos exige conexión a Internet para poder jugarlo, ya que pretende ser una experiencia que disfrutar en grupo. Está claro que si jugamos con amigos será bastante divertido ir desafiándose unos a otros a ver quién consigue las mejores puntuaciones en diferentes desafíos, además, al jugar en grupo obtendremos algunos beneficios, como tener a tope el multiplicador de puntos o tener acceso al contenido desbloqueado de nuestros amigos. Pero si jugamos solos, la cosa cambia un poco y es que, aunque agruparse con otros jugadores es tan sencillo como estar cerca de ellos y pulsar cuadrado, lo cierto es que por el momento el juego no está muy poblado de gente y muchas veces nos encontraremos jugando solos. Este es quizás un aspecto a mejorarse, sobre todo para aquellos que buscan jugar en línea con otros.

Realismo y control

Entramos ahora al apartado técnico de Steep, una sección en la que apenas cabe hacerle reproches a este juego, donde se puede ver el mimo puesto por el equipo de desarrollo en cada aspecto del título y cada detalle del mapa y los deportistas. Gráficamente hermoso, con un sonido casi de sobresaliente y unas animaciones muy realistas. Se nota el aprecio por la montaña y por estos deportes en particular de los miembros del equipo. Además, no sufriremos tiempos de carga, ni siquiera al movernos mediante viaje rápido de una zona a otra.

Empezamos hablando del control y las físicas en Steep, un aspecto importante siempre en juegos que se acercan más a la simulación que al arcade. El control parte de una base sencilla y está bastante bien implementado en los cuatro deportes, aunque puede que nos cuesta más dominarlo en el parapente, donde las corrientes de aire juegan también un papel importante, o en el traje de alas, donde un control preciso es fundamental. En cualquier caso, hablamos de un control intuitivo y que no tardaremos mucho en dominar, aunque los trucos y acrobacias pueden llevarnos algo más; en ese aspecto, Steep apuesta por el uso de sticks y gatillos y deja atrás combinaciones de botones para poder saltar y realizar una buena variedad de trucos (flips, lincoln, agarres de las tablas…), por supuesto aterrizarlos bien será clave para puntuar, aunque el juego nos permite activar una pequeña ayuda y bloquea los saltos si no cogemos suficiente impulso. Otra buena sensación que transmite el control es la pérdida del mismo cuando vamos a toda velocidad o por una superficie más dura, donde nos costará girar e incluso frenar.

En cuanto a las físicas, en general funcionan como deben, aunque nos hemos topado con algún fallo puntual (como chocar contra algo y salir despedidos varios metros hacia arriba), no traspasaremos árboles o rocas y la fuerza de la gravedad es tan inevitable como en la realidad, por lo que intentar apurar al máximo un planeo en traje de alas o acercarnos demasiado a la cara de la montaña con el parapente pueden tener consecuencias desastrosas (afortunadamente, nuestros deportistas están hechos de esa pasta especial de los videojuegos y volverán a levantarse para sacudirse la nieve y seguir divirtiéndose).

Gráficamente Steep, como ya hemos dicho, cumple con creces, el mapa de juego es, desde cualquier perspectiva que lo miremos (desde el suelo o desde la vista aérea) una preciosista y detallada recreación de varias montañas de los Alpes, reconocibles todos sus picos por aquellos que las conozcan. Vamos a encontrar un buen trabajo en texturas, sobre todo en la nieve, que nos permitirá apreciar diferencias entres los tipos que podemos encontrar en el juego (polvo, polvo dura o hielo, más o menos profunda) y el control y la velocidad en las mismas. También tenemos unos buenos efectos de iluminación dependiendo de la hora del día (que fuera de los desafíos que tienen un momento prefijado, podremos cambiar a nuestro gusto), que hacen que la nieve y el paisaje se vean distintos, algo que notamos más cuando las nubes se mueven y crean juegos de sombras. Las animaciones son otro aspecto que también puntúa alto, con un buen nivel de realismo en el movimiento de los deportistas en cada uno de los medios (algo que se aprecia más si habéis practicado alguno de estos deportes).

En conjunto este apartado ofrece un acabado muy bueno y además, el juego se mueve fluido y sin ralentizaciones (o, por lo menos, nosotros no hemos notado ninguna caída significativa de la tasa de frames en nuestras sesiones de juego). Eso no quiere decir que no tenga sus fallos, como cierto popping y una cámara que a veces nos jugará malas pasadas al no seguirnos tan rápido como debiera.

Respecto al sonido encontramos ese mismo cuidadoso trabajo, con unos efectos sonoros que nos transportarán a la montaña y nos sumergirán en ella, haciéndonos experimentar ese «silencio» que solo podemos encontrar en parajes como estos. Todo los sonidos del juego tienen un alto grado de realismo y se nota el esfuerzo puesto detrás de ellos, raramente dejaremos de oír el entorno. Puntualmente hemos notado algún fallo con el sonido, pero nada que entorpeciese el juego. El juego cuenta con doblaje completo al castellano bastante acertado y útil sobre todo para las historias de montaña. La banda sonora se compone de diferentes temas de géneros variados para poder escoger el que más nos guste como fondo de acompañamiento a nuestros descensos o exploraciones, desde el rock hasta música relajante.

Conclusión

Steep es un juego que, si bien no miente en lo que ofrece, juego deportivo de mundo abierto, puede que a muchos les eché para atrás por la falta de objetivos claros que lo muevan o mayor diversidad de los mismos. Pero también puede provocar el efecto contrario y engancharte por su aparente «sencillez» y falta de objetivos, ya que logra transmitir muy bien las sensaciones que quiere con los cuatro deportes presentes y si somos de los que buscamos superar nuestras marcas y las de otros, o conseguir superar el desafío de la forma perfecta, seguramente nos gustará. Y no es del todo cierto que no haya objetivos, en los Alpes nos esperan muchos desafíos que superar y montañas que intentar conocer como la palma de nuestra mano para dar con esa línea soñada.

Steep apuesta por la exploración y por disfrutar de la montaña por ella misma, puede ser relajante o excitante según lo que estemos haciendo, y hacernos peder minutos u horas dentro del juego. Su sobresaliente apartado técnico ayuda a crear esas sensaciones y hacernos disfrutar de una recreación muy bella de las montañas que lo forman, y a veces no será raro que nos detengamos a contemplar una vista, hagamos infinitas capturas de paisajes, saltos espectaculares, vuelos rasantes o amplias panorámicas, o grabemos vídeos para compartir nuestros mejores descensos. Porque ese es el otro componente de Steep, el compartir con la comunidad nuestros trazados, descensos y desafíos. El multijugador podría mejorar, ya que ahora mismo invita más a jugar en solitario que a juntarse con desconocidos, y también esperamos que reciba retos semanales o diarios para que la vida del juego sea más larga y le añada algo más de variedad, porque es posible que una vez lo hayamos conquistado todo, empecemos a notar la falta de novedad.

Jugabilidad - 80%
Gráficos - 90%
Sonido - 90%
Multijugador - 65%

81%

Steep es un juego que, si bien no miente en lo que ofrece, juego deportivo de mundo abierto, puede que a muchos les eché para atrás por la falta de objetivos claros que lo muevan o mayor diversidad de los mismos. Pero también puede provocar el efecto contrario y engancharte por su aparente «sencillez» y falta de objetivos, ya que logra transmitir muy bien las sensaciones que quiere con los cuatro deportes presentes y si somos de los que buscamos superar nuestras marcas y las de otros, o conseguir superar el desafío de la forma perfecta, seguramente nos gustará. Apuesta por la exploración y por disfrutar de la montaña por ella misma y compartir con la comunidad nuestros trazados, descensos y desafíos. El multijugador podría mejorarse.

User Rating: 3.7 ( 1 votes)

Acerca de Helena Ramírez

Con un mando en las manos desde... hace mucho. RPGs y conducción, dos géneros bastante diferentes con los que disfruto mucho. Hay un trozo de papel que dice que soy periodista.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.ACEPTAR

Aviso de cookies