diciembre 15, 2017 11:04 am

Análisis Skyrim VR – Espadas y dragones en realidad virtual

Skyrim de nuevo entre nosotros con Skyrim VR, seis años hace ya que se lanzo el hasta entonces título más ambicioso de Bethesda, concretamente el día 11 de noviembre 2011. Desde entonces ha llovido y hemos podido ver la obra de la compañía matriz Zenimax en todos los dispositivos existentes.

Bethesda una vez más nos sorprendió este pasado E3 con el anuncio, durante la conferencia de Sony, que trabajaba en una adaptación de Skyrim para las gafas de realidad virtual de Sony. A pesar de hablar sobre un juego lanzado en tantas plataformas y con unos años de mas, la noticia calo y gustó tanto a publico como al sector especializado, la idea de recorrer la provincia de Skyrim en realidad virtual fue muy suculenta.

Hoy tras dedicarle un puñado de horas y con la ayuda de nuestro arco y nuestro hacha os contamos los pormenores de un título que, os adelantamos, se vive como si fuera nuevo.

Una historia que ya ha sido contada

Este párrafo puede que esté de más pero si llegas nuevo al mundo de The Elder Scrolls y más en concreto al de Skyrim os ayudamos poniéndoos en situación. Nuestro avatar se encuentra metido en un fregado de aupa, va directo al cadalso junto a Ulfric Capa de la tormenta, supuesto legítimo rey de la provincia, vamos que tenemos una situación política algo convulsa en la zona. Por si esto ya de por si fuera poco, somos lo que los nórdicos llaman “el sangre de dragón” un hombre único que según la profecía matará al dragón sagrado que tiene la intención de destruir el mundo.

Pues mira que no recae pequeña responsabilidad sobre nuestros hombros. Y con este punto de partida nos adentramos en un basto mundo de magia, hechicería, dragones, caballeros y un sin fin de fantásticas epopeyas.

La realidad virtual le sienta bien

Más que bien, podemos comenzar diciendo. Skyrim, como decíamos antes, se puede jugar en la practica totalidad de dispositivos, ya incluso es portátil, pero es en la realidad virtual donde, como es obvio, consigue nuevamente sorprender.

El juego de Bethesda se ha trabajado hasta el mínimo detalle para que no desentone con las gafas y una vez con ellas puestas, a los pocos minutos estaremos inmersos con nuestra espada y escudo en cada mano. Nuestros ojos son la cámara y nuestras manos las herramientas para curarnos, atacar, cubrirnos, robar, leer, recoger objetos, todo con mucha naturalidad, sobre todo con los mandos de movimiento Move.

En concreto podremos jugar con mando o con Move, por ello todos aquellos que no dispongas de los mandos de movimiento de Sony también podrán disfrutar de la obra. Pero desde nuestra opinión pagando un precio, con menos inmersión y restándole “realismo” a la experiencia.
Vamos a detallar los Move, ya que con mando la jugabilidad es la clásica que ya todos conocemos, con los mandos de movimiento, uno en cada mano haremos uso de nuestras armas y magias en 360 grados. No hay límite si quieres tocar algo solo debes acercarte o estirarte y pulsar el botón apropiado, con las armas también es muy gestual, una espada es tan simple de usar como realizar tajos con nuestra mano y con el escudo igual, solo levantarlo y consigue cubrirnos realizamos gestos rápidos y golpeamos con él.

Como veis la situación se ha resuelto tal y como imaginábamos que sería y esto que os contamos es un pequeño ejemplo, porque nadar también es gestual moviendo los brazos de adelante hacia atrás etc… las primeras diez horas son un descubrir de posibilidades que han cambiado nuestro concepto de Skyrim y nos ha permitido jugarlo como si de un juego nuevo se tratara.

También destacar que Bethesda ha hecho un gran trabajo con los parámetros modificables de la VR ya que nos deja una gran cantidad de ellos para que puedan ser ajustados a nuestro antojo para que las cientos de horas que nos esperan sean de lo más placenteras. Desde el difuminado al desplazarnos para evitar mareos hasta la velocidad de giro son ejemplos de ajustes que tenemos a nuestra disposición, pero no son los únicos.

Por ahora todo muy bien, pero algún fallo debe haber. En concreto no es un fallo es más una apreciación personal que seguro muchos compartirán, algo no cuadra en los giros de cámara.
Como todos sabemos en un juego normal los giros de cámara se realizan con el stick derecho de nuestro mando, en la realidad virtual con mucho gesto y haciendo uso de los Move esto se debe adaptar por limitaciones obvias, los mando de movimiento no tienen stick, por lo cual el estudio ha optado por realizar estos movimientos con giros por ángulos, totalmente configurable, que se llevan a cabo pulsando el “x” para giros a la izquierda y el “circulo” para giros a la derecha.
No está mal resuelto pero si es cierto que nos rompe la inmersión de vez en cuando. Sobre todo al principio, a las horas te acostumbras pero no deja de evidenciar que los Move son una tecnología obsoleta que requiere de revisión lo antes posible.

Como podéis ver nos hemos centrado en la realidad virtual como jugabilidad y claro esta que es debido a que lo que más interesa de esta versión es eso mismo. Skyrim es un título que ha sido analizado hasta la saciedad y se ha desgranado hasta el hastío.

Retrocedemos una generación

Técnicamente Skyrim VR realiza una serie de sacrificios para poder ser fluido con la exigente realidad virtual. Por ello volvemos a la generación pasada donde fue lanzado para mostrarnos el “esplendor” de su mundo.

Ciertamente nos decepciono en cierta medida al calzarnos las gafas por primera vez y ver como Skyrim lucia tan viejuno, texturas de la generación pasada, una distancia de dibujado ínfima y mucho polígono a cortas distancias. En exteriores es donde más se nota el declive técnico, siendo en interiores donde aun conserva su esencia y nos saca algún “pues no está mal”.

Aunque sea cierto que el bajón técnico es notorio los jugones cuando nos ponen una buena jugabilidad sabemos perdonar y gracias a sus bondades con la VR todo lo que os hemos dicho en los dos párrafos anteriores pasa a segundo plano.

Pero donde vuelvo a ser notable Skyrim es en su apartado sonoro, un doblaje al castellano más que correcto donde únicamente podemos achacar la falta de variedad en voces, aunque entendemos la complejidad de ello en un mundo tan vasto con tantos personajes, pero ya puestos se lo podríamos exigir. Y su banda sonora que sigue siendo épica y donde destaca su tema principal con coro que nos sigue, seis años después, dejando la piel de gallina.

Confort

Sublime. Podemos dejar de escribir aquí. Ha sido un trabajo por parte de Bethesda muy bueno y entendemos que en gran parte el bajón técnico se ha perpetrado para poder mantener una taza de imágenes que nos permitieran jugar horas y horas sin molestias. Y lo han conseguido, tanto en campo abierto como en interiores no hemos sentido la más mínima molestia y hemos jugado hasta cinco hora seguidas.

 

Con esto queremos decir que tanto para el experto como para el novato Skyrim VR es un juego completamente jugable y como ya dijimos un poco más arriba, totalmente configurable en su experiencia VR.

Si teméis mareos estad tranquilos, podréis montar en dragón por primera vez sin llevar un cubo cerca.

Conclusión

Lo cierto es que Skyrim VR ya de por si parte de buen material (incluye las tres expansiones que se lanzaron posteriormente). A pesar de los años el título de Bethesda mantiene las cotas de vicio por las nubes y eso es indiscutible. Si a esto le añadimos la realidad virtual la cosa solo hace mejorar.

Se ha resuelto de tal manera que parece que por aquel entonces en 2011 se desarrollo pensando en esta tecnología y le sienta como un guante. Un juego de rol en primera persona tan grande, enorme, que puedes jugar como si estuvieras dentro de su mundo nos da una razón de peso para adquirir las gafas si dudabais y destroza el debate en el cual se dudaba si la realidad virtual valdría para juegos de peso, largos y con jugabilidad compleja.

Gracias al gran trabajo realizado por Bethesda podemos afirmar que la realidad virtual es un formato capaz y donde las horas pueden pasar volando. Sobre todo a lomos de un dragón por la provincia nórdica de Skyrim.

Historia - 80%
Jugabilidad - 92%
Gráficos - 70%
Sonido - 89%
Confort - 95%

85%

Con una excelente base que fue aplaudida en sus orígenes allá por el 2011, Skyrim VR llega para aprovechar una nueva técnologia que le queda como anillo al dedo, también gracias a un buen desarrollo por parte de Bethesda que ha sabido aprovechar las gafas. Cientos de horas nos deparan dando tajos, lanzando magias y montando a caballo en la versión de Skyrim más inmersiva que se haya hecho hasta la fecha.

User Rating: Be the first one !

Acerca de Néstor Domínguez

En los albores de los tiempos…. Crítico, analítico, el videojuego comenzó como un juego siguió como un hobbie y ahora es pasión. Desde Mega Drive pasando por PlayStation y terminando en el futuro, emprendamos un viaje en el Lagunamov hasta shadow moses pasando por el salón de todo jugón.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.ACEPTAR

Aviso de cookies