septiembre 20, 2018 3:32 pm

Análisis Extinction – El cazador de gigantes

Extintion

En LivingPlayStation llevábamos tiempo queriendo echar el guante a Extinction, la propuesta del estudio Iron Galaxy que emulando a conocidas series anime como Attack on Titán nos mostraba una versión mas occidental de la lucha entre hombre y seres de descomunal tamaño.

Finalmente hoy os traemos el análisis de este título que aunque parte de una idea muy innovadora no logra aprovechar algo que podía haberlo convertido en todo un referente. Acompañadnos en este análisis por Extinction.

Historia

Avil y Xandra son la última linea de defensa para evitar la Extinción humana

 

A modo de secuencias estilo cómic o serie animada en Extinction se nos va a contar la historia de la humanidad que tras cientos de guerras por el poder entre ella misma ahora se enfrenta a la llegada de una nueva amenaza. Los conocidos como Ravenii son descomunales monstruos similares a los Orcos que aparecen por arte de magia y destruyen uno tras otro los reinos que incapaces de defenderse caen rendidos ante tan magnifico poder.

No obstante hay una estirpe de guerreros llamados Los Guardianes capaces de enfrentarse a estas descomunales bestias gracias a unos poderes especiales que les hacen mas fuertes, rápidos y ágiles, no obstante esta estirpe está casi extinta y ahora solo Avil y su compañera Xandra son los únicos que pueden salvar a la humanidad.

Los Ravenii serán nuestros principales enemigos, descomunales monstruos que acaban con todo

 

Es por ello que ambos acudirán raudos a salvar los pocos resquicios que quedan con vida e intentar frenar a toda prisa el incansable avance de una amenaza que parece casi imparable.

Jugabilidad

Hablar de la jugabilidad de Extinction no es tarea fácil, y es que el juego llega repleto de ideas pero muchas de ellas fracasan en el intento por ofrecer una experiencia acorde con la idea que presenta la aventura.

Extinction está repleto de buenas ideas, pero no todas ellas se desarrollab como esperaban.

 

Comenzando por lo positivo, la espectacularidad con la que se desarrolla el juego, unida a las posibilidades que Avil nos da en escena, gracias a su agilidad y poder son parte a tener en cuenta en torno al computo global, no obstante no todo encaja como debería y a la hora de mostrar la idea no se plasma de una manera acertada con un movimiento del protagonista algo tosco entre los obstáculos y un sistema de parkour que no funciona del todo bien.

Si comenzamos por el desarrollo del juego, básicamente nos encontramos en un título donde deberemos de frenar el ataque de los Ravenii y sus aliados de menor tamaño, al mismo tiempo que tenemos que salvar a los aldeanos de la ciudad que se amontonan alrededor de unos cristales de poder creados por Xandra para transportarlos a lugar seguro, cristales que tendremos que activar nosotros mismos.

Cuando todo funciona bien, disfrutamos de un juego repleto de acción espectacular

 

La principal misión es básicamente frenar a los gigantes, acabar con los pequeños enemigos y salvar a los civiles, algo que variará siendo prioritarios o secundarios objetivos dependiendo de la misión de la historia, de modo que a lo largo de las seis horas que dura la aventura principal no tendremos otra cosa que hacer, a veces lo prioritario será salvar un determinado numero de civiles, otras algunos puntos en concreto, y otras veces acabar con ciertos Ravenii en un tiempo determinado.

En lo positivo, hay que admitir que los combates contra los Ravenii son sin duda de lo mas espectacular, para frenar su avance deberemos acabar con ellos o ralentizarlos si queremos para poder ejecutar otras tareas mientras se quedan “fuera de juego” para poder ralentizarlos tendremos que amputar sus miembros inferiores, lo que nos obliga antes a acabar con sus armaduras, esta tarea se antoja divertida y lo es, a pesar de los problemas que atañe realizarlo y que os contaremos mas adelante.

Los combates con los Ravenii son espectaculares y llenos de acción.

 

Y es que para dar el golpe de gracia al Ravenii de turno, deberemos acumular la suficiente energía como para asestarle el golpe definitivo, que ampute su cabeza y acabe eliminándolo, para ello tendremos que cargar la barra de poder, ya sea desarmando al gigante, activando portales o eliminando a los pequeños monstruos que amenazan a los aldeanos, una vez acumulada la suficiente energía será el momento de escalar al enorme monstruo y separar la cabeza de su torso.

Todas estas tareas (luchar contra los Ravenii, rescatar civiles o eliminar pequeños monstruos) nos otorgará puntos de experiencia que podremos canjear posteriormente para mejorar nuestro guerrero.

El desarrollo del juego acaba al poco tiempo en la repetición constante de misiones.

 

Y es que este es quizá uno de los mejores puntos del juego, es el sistema de evolución y mejoras, un sistema que avanzará a medida que recojamos puntos cumpliendo los objetivos de los que os hablamos.

Para mejorar a Avil tendremos un extenso árbol de habilidades repleto de opciones que amplían el poder del guerrero, reduciendo por ejemplo el tiempo en activar los portales, o ampliando la vida del guardián e incluso dotándole de mayor fuerza en combate.

El árbol de mejoras de Avil es de lo mejor de la aventura.

 

Por desgracia, hablando de este último, en Extinction tendremos un solo ataque para acabar con los pequeños secuaces de los Ravenii, este se ejecuta con la pulsación del botón cuadrado y alternando los tiempos de pulsado variará en algunos combos especiales, no obstante no esperéis ver espectacularidad en estos combates con enemigos menores.

No obstante aunque en Extinction hay cosas buenas y cosas malas en lo que respecta a su jugabilidad, nos hemos encontrado con un problema mayor, algo que ha entorpecido el desarrollo del juego hasta límites insospechados, haciendo que las misiones, los momentos de acción, e incluso el transcurso del juego a veces sea casi insoportable. Hablamos de la posición de la cámara, posiblemente el principal problema de todo el juego, y es que constantemente nos encontraremos con un sistema de cámara que se moverá sólo, desenfocando nuestro objetivo y dejándonos a ciegas o incluso no responderá como queremos, obligándonos constantemente a estar centrando una y otra vez con el stick derecho el lugar hacia donde queremos enfocar, y luchando no contra los Ravenii, sino contra un sistema de cámara que es de lo peor que hemos visto en años.

El irregular y frustrante movimiento de la cámara entorpece notablemente la jugabilidad.

 

A este irregular funcionamiento hay que añadirle la errónea gestión del zoom que podría darnos al menos un respiro al enfrentarnos a los enormes enemigos, este a veces se centra y otras ni existe (tendremos una opción con R3 que no siempre funciona), lo que nos da primeros planos del protagonista donde solo veremos un pié o una pequeña parte del enorme enemigo, algo que acabará con que recibiremos el contundente ataque de este descomunal monstruo que acabará con nosotros ipso facto, o describiéndolo al más puro castellano nos llegarán las guantadas y no sabremos por donde.

Gráficos

En lo referente a gráficos o efectos visuales, el juego luce y se comporta de manera notable.

 

En lo referente al apartado gráfico del juego, lo cierto es que Iron Galaxy aquí si ha logrado un gran trabajo, nos muestra escenarios repletos de colorido a medio camino del Cell Shading con un cierto aire de cómic que sin duda le sientan muy bien a la aventura en general.

A todo esto hay que añadir que los descomunales Ravenii lucen de manera espléndida, así como los enemigos menores que aunque no son muy  variados si cumplen sobradamente su cometido.

En lo referente al propio Avil hay que aplaudir el sobresaliente trabajo de animaciones de este que se mueve con soltura por los escenarios que eso sí están completamente desiertos, los aldeanos sólo aparecerán en los portales creados por Xandra, algo que no acaba de cuajar del todo bien ya que no habría estado mal ver como estos huyen despavoridos de los ataques enemigos y también habrían otorgado de cierta vida y frescura a unas ciudades completamente desérticas.

Otro de los puntos positivos en este aspecto tiene que ver con las escenas cinemáticas, aparecen poco en la historia pero cuando lo hacen dotan al título de un mas que grato aspecto, con filmaciones que se muestran como si de una serie de animación se tratara.

Sonido

En lo sonoro el juego cumple, llega en ingles con subtítulos al castellano.

 

A nivel sonoro, el juego llega en ingles con subtítulos al castellano y lo hace con una mas que aceptable interpretación al idioma anglosajón, la banda sonora o los efectos del juego no serán recordados para la posteridad pero cumplen su cometido sin muchos alardes.

Conclusiones

Extinction era una gran idea que finalmente se ha desaprovechado. La historia, el desarrollo y la ambientación del juego se han llevado de una manera mas que notable, ofreciendo una visión occidental de series de culto como Ataque de los Titanes. No obstante, ni por asomo Extinction logra acercarse al mítico anime japonés y el juego a pesar de su apartado artístico llega repleto de problemas.

Todos ellos en su jugabilidad, con un sistema de combate muy básico, un control del personaje algo accidentado y torpe y una cámara que es sin duda el principal problema del juego dejándonos constantemente en un sin vivir de posiciones aleatorias que nos obligará a esta mas pendiente del enfoque de esta que del propio desarrollo del juego.

Una vez acabada la campaña tendremos desafíos como el modo Extinction que no hacen más que ofrecer misiones similares pero con alicientes de dificultad.

Extinction es una gran idea llena de posibilidades, pero mal aprovechada.

 

En lo meramente jugable se salva el sistema de evolución que se ha creado de una acertada manera, no obstante a medida que el juego avanza nos damos cuenta de que todo lo que nos queda por ver es mas de lo mismo, puesto que todo su desarrollo se desvela por completo en la primera hora de juego.

Es una pena, y esperamos que el futuro solucione algunos de sus principales problemas, de momento Extinction es un intento fallido y lleno de frustraciones por plasmar una gran idea que podía haber dado mucho de si.

Este análisis se ha realizado con una copia facilitada por BadLand Games

Historia - 70%
Jugabilidad - 40%
Graficos - 70%
Sonido - 60%

60%

Extinction llegaba lleno de promesas y con una historia que parecía iba a traernos un gran juego, sin embargo, la aventura de Iron Galaxy a pesar de su gran ambientación, apartado gráfico notable y su historia, cae en numerosos problemas en su faceta jugable, comenzando por misiones que se repiten hasta la saciedad y terminando por un sistema de cámara que hace en muchos momentos que la aventura sea un frustrante intento por lograr nuestros objetivos, un juego que podría haber llegado lejos, pero que se ha quedado en la línea de salida.

User Rating: Be the first one !

Acerca de Jotape Lerex

Atari 2600 marcó el inicio de mi aventura en el mundo de los videojuegos, Sony y Nintendo se han encargado de dar forma a mi principal afición. Ahora me he embarcado en una nueva aventura en el maravilloso mundo de la Realidad Virtual. Nos vemos en Oasis!!!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.ACEPTAR

Aviso de cookies