diciembre 16, 2018 5:59 pm

Análisis Hive: Altenum Wars – el shooter 2D más vertical de todos

La iniciativa de fomento hacia el desarrollo de videojuegos indies españoles PlayStation Talents nos ha dejado a lo largo de este año 2018 con algunas propuestas de lo más interesantes. Hoy venimos a ofreceros nuestras impresiones acerca de uno de ellos. Hive: Altenum Wars es un shooter que flirtea con mecánicas del género de las plataformas y, por supuesto, que trae consigo una buena dosis de rivalidad multijugador online.

El videojuego se ha convertido en el primer proyecto que ha sacado adelante Catness Game Studios, una desarrolladora española compuesta por un pequeño equipo de profesionales que consiguieron, gracias a su llamativa propuesta, el apoyo de la plataforma ya citada. Finalmente, el pasado mes de mayo el desarrollo del videojuego llegó a su término gracias al empeño de estos profesionales junto al apoyo recibido por parte de PlayStation España, dando lugar a un videojuego inusual y frenético que puede aportarnos horas y horas de diversión multijugador pero… ¿será suficiente? A continuación, pasaremos a detallaros de forma breve y lo más concisa posible la opinión que hemos forjado tras nuestras muchas horas de juego con Hive: Altenum Wars.

Sobre minería, razas enfrentadas y, sobre todo, Altenum

Nos gusta comenzar a hablar sobre los videojuegos que vamos a analizar contando brevemente tanto su historia como el trasfondo que encierran para así dejar que vosotros, lectores, podáis tener una mejor visión del mismo antes de comenzar con otros aspectos más concretos. Sin embargo, Hive carece por completo de trama aunque sí que trae consigo un interesante trasfondo que nos acompañará durante nuestras partidas.

Este nos sitúa en el siglo XXVI, una época en la que los mejores guerreros de diferentes razas y facciones (militares humanos, humanos modificados por alteno, robots y alienígenas evolucionados) denominados Hexadiers se ven obligados a enfrentarse entre ellos en cruentas batallas cuya finalidad es la de conquistar el Hexagonal Coliseum, logrando así obtener Altenum. Este material se ha convertido en una fuente muy apreciada y, sobre todo, necesaria para sobrevivir en este cruel mundo, así como para explorar y colonizar nuevos planetas.

Aunque no se trata de un trasfondo muy logrado o profundo, esta breve historia nos permite disfrutar de una mejor forma de la experiencia de juego, dando una razón tan buena como cualquier otra a las frenéticas partidas que nos depara el campo de batalla.

Un shooter con mecánicas plataformeras y que experimenta con la gravedad

Una vez nos hemos empapado de la breve pero atractiva narrativa que nos propone el juego, llega el momento de meternos de lleno en su jugabilidad, el aspecto que soporta el mayor peso de la propuesta recogiendo a su vez sus mayores virtudes pero también sus mayores defectos. Esta nos sitúa en toda una serie de arenas de combate dentro de las cuales deberemos enfrentarnos a nuestros enemigos mediante el uso de armas de fuego de todo tipo.

Haciendo acopio de algunas de las mejores cualidades de los géneros del Shoot’em up (aunque orientadas al multijugador) junto al de las plataformas, el videojuego nos propone una jugabilidad única que puede convertirse en una experiencia realmente divertida. El objetivo es claro: acabar con nuestros enemigos a través de una limitada serie de modos tales como “duelo por equipos”, “rey de la colina” y “guardia”, algo que añade variedad a la experiencia invitándonos a volver una y otra vez para echar esa “penúltima partida” que tanto nos suena a todos.

Para ello, dispondremos por lo general de una arena en 2 dimensiones con aspecto hexagonal en la que se repartirán tanto los objetivos a realizar (como por ejemplo ciertas zonas a tomar) como los diferentes jugadores. En este apartado se encuentra una de sus mejores cualidades que, como ya hemos señalado anteriormente, es la que nace de la curiosa mezcla de géneros de la que presume Hive: Altenum Wars. Y es que la arena da pie a que los jugadores agreguen a la experiencia una “dimensión” más gracias a las distintas gravedades de las que pueden disponer. Estos tendrán total libertad de movimiento vertical y tan solo tendrán que rendir cuentas gravitatorias hacia el lado más cercano a ellos, lo cual se convierte en una rica experiencia que da pie a un innumerable catálogo de situaciones de lo más divertidas y llamativas mientras nos vemos obligados a estar pendientes de nuestros enemigos, que pueden encontrarse en plataformas (y, por lo tanto, en gravedades) que formen un ángulo de 120º con respecto a las nuestras.

Esta experiencia queda redondeada por la implementación de las diferentes habilidades de que disponen cada uno de los personajes jugables distintos. Ello ayuda en gran medida a darle entidad a estos, mientras que a los jugadores les ofrece un amplio abanico de posibilidades con las que dar algo más de variedad a la experiencia. Además, no todos los personajes se encontrarán disponibles desde que iniciamos el juego sino que nos veremos obligados a comprarlos mediante moneda in-game (pues aquí no encontraremos micropagos). De igual forma, también ayudando en pos de la diversidad y de unas mayores posibilidades, encontramos el equipamiento de estos personajes, el cual es personalizable entre una limitada variedad de armas que nos permitirán, de nuevo, elegir entre distintas estrategias o formas de jugar.

Sin embargo, llegados a este punto también nos vemos obligados a incidir en el mayor problema que le hemos encontrado a la hora de disfrutar de forma incondicional de la experiencia que nos propone Hive: Altenum Wars. Este es, sin ningún lugar a dudas, la preocupante escasez de usuarios online, algo que ha limitado muchísimo una experiencia tan enfocada al apartado multijugador como lo es el videojuego que aquí nos ocupa. No es determinante para impedirnos disfrutar del juego, pues este también nos ofrece una modalidad en solitario, aunque no es demasiado llamativa (debido en gran parte a su deficiente IA y a su repetitividad), y la posibilidad de enfrentarnos a nuestros amigos en pantalla partida (una forma de jugar con la que sí que podremos sacarle todo el partido al videojuego, sobre todo si contamos con un considerable número de amigos a los que reunir en la arena). No podemos pasar por alto el empeño que los chicos de Catness Games están llevando a cabo para añadir más variedad (algo muy necesario, sobre todo en las modalidades de juego) a la experiencia lanzando actualizaciones muy rápidamente de forma posterior a su lanzamiento.

El equipo desarrollador no ha conseguido sacar el máximo partido del Unreal Engine 4

Como base para la creación del videojuego, los desarrolladores han elegido valerse del motor gráfico Unreal Engine 4, que ya ha demostrado ser una valiosa herramienta útil para todo tipo de videojuegos. Sin embargo, aunque el cómputo del apartado visual nos ha parecido aceptable, también saltan a la vista algunas carencias como unas texturas algo borrosas o unas animaciones cuestionables.

Su aspecto sonoro es otro de los aspectos del juego que se limitan a cumplir pero sin ofrecernos nada que sobresalga realmente; el sonido de las armas y explosiones deslucen una experiencia que consigue muy bien una ambientación musical que, nuevamente, se encuentra muy limitada.

Otro de los pequeños problemas que hemos encontrado a lo largo de nuestras sesiones de juego con Hive: Altenum Wars es la existencia de algún que otro glitch con mayor asiduidad de la que cabría esperar. Su aparición no afecta realmente a la experiencia de juego, y suelen tratarse de pequeños fallos que nos producirán alguna que otra sonrisa, no intencionadas, debido a que nuestro personaje “tropieza” con algo invisible o se introduce momentáneamente en superficies que no deberían dar lugar a ello.

En conclusión

En conclusión, podemos afirmar que nuestra experiencia con Hive: Altenum Wars nos ha dejado horas y horas de entretenimiento al más clásico estilo. Sus características únicas jugables se convierten en su mayor reclamo y en uno digno de ser atendido. Por otro lado, una jugabilidad algo brusca y la falta de contenido que disfrutar en solitario, hacen que la experiencia que nos ofrece el juego quede algo empañada e incompleta. Tampoco podemos pasar por alto la falta de usuarios online casi absoluta, algo que se convierte en el mayor inconveniente para disfrutar de un videojuego verdaderamente divertido al que, eso sí, podremos sacarle todo el partido si conseguimos reunir en un mismo salón a varios amigos con los que enfrentarnos en frenéticos tiroteos multigravitatorios.

Jugabilidad - 68%
Gráficos - 57%
Sonido - 48%

58%

En conclusión, podemos afirmar que nuestra experiencia con Hive: Altenum Wars nos ha dejado horas y horas de entretenimiento al más clásico estilo. Sus características únicas jugables se convierten en su mayor reclamo y en uno digno de ser atendido. Por otro lado, una jugabilidad algo brusca y la falta de contenido que disfrutar en solitario, hacen que la experiencia que nos ofrece el juego quede algo empañada e incompleta. Tampoco podemos pasar por alto la falta de usuarios online casi absoluta, algo que se convierte en el mayor inconveniente para disfrutar de un videojuego verdaderamente divertido al que, eso sí, podremos sacarle todo el partido si conseguimos reunir en un mismo salón a varios amigos con los que enfrentarnos en frenéticos tiroteos multigravitatorios.

User Rating: Be the first one !

Acerca de GabiStark

Amante de la ciencia ficción y de los videojuegos, mundo en el que me inicié con una Sega Mega Drive, enganchado totalmente con el Final Fantasy 7, la saga que me enamoró. Desde entonces, siempre he llevado este mundo en las venas, orgulloso partidario de Sony, habiendo tenido todas sus consolas y disfrutado multitud de horas con ellas; y de PC, el cual también me ha dado mucho.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.ACEPTAR

Aviso de cookies