octubre 23, 2018 7:10 pm

Análisis Marvel’s Spider-Man – La apoteósica vuelta de nuestro amigo y vecino

Muchos años han pasado ya desde que Spider-Man, uno de los personajes más icónicos de la marca Marvel, protagonizara un videojuego. A principios del pasado mes los chicos de Insomniac Games han puesto fin a esta larga espera con la llegada de Marvel’s Spider-Man, un título de acción y aventura en mundo abierto en el que los jugadores de PlayStation 4 volveremos a encarnar en exclusiva a nuestro amigo y vecino favorito.

La llegada de este videojuego se convirtió a lo largo de muchos eventos pasados (tales como los dos anteriores E3) en una de las más esperadas de la generación, debido en gran medida al éxito que posee el propio personaje que lo protagoniza, pero también por el renombre que ha alcanzado ya el estudio que se encuentra tras él. Habiendo desarrollado otras inolvidables obras como la serie Ratchet & Clank o Sunset Overdrive (un título del que bebe mucho el que aquí nos ocupa) Insomniac ha logrado convertirse por derecho propio en una desarrolladora muy a tener en cuenta tanto en el pasado como en el panorama actual.

Sin embargo, a pesar de que todo parecía prometernos un lanzamiento a la altura de las expectativas, los fans del personaje también contábamos con cierto miedo interno. Ello es debido a pasadas experiencias que el trepa-muros, así como con otros superhéroes, nos ha ofrecido en el mundo de los videojuegos. A continuación, como viene siendo habitual, pasaremos a detallaros, tras muchas horas de juego, nuestra opinión acerca de si Marvel’s Spider-Man cumple con dichas expectativas o no.

Marvel's Spider-Man_PS4_Preview_Swing_Day_1532954579

Un día más en el Manhattan de nuestro amigo y vecino

El nuevo título de Insomniac nos presenta a un Spider-Man muy inspirado en el que pudimos ver en el reciente film Spider-Man: Homecoming, así como en muchísimas líneas argumentales que más de un fanático de los cómics podría citar (yo desgraciadamente no). De esta forma, el protagonista de la trama demostrará una y otra vez poseer una actitud desenfadada que ayudará a dinamizar enormemente cada uno de sus actos, rellenando momentos tensos o “cotidianos” con chanzas y bromas muy bien guionizadas.

Por otro lado, la trama nos situará desde su mismo inicio en un momento en el que el superhéroe conoce perfectamente sus poderes y Peter Parker ya cuenta con una larga y, como no podía ser de otra manera, complicada historia con Mary Jane Watson (y, con una menor importancia, también con otros personajes). Gracias a ello, el videojuego puede permitirse comenzar con un buen ritmo de acción que irá in crescendo a medida que avancemos por la historia, consigamos nuevas habilidades para el trepa-muros y veamos cómo el mapa se llena de actividades secundarias.

Nuestro viaje por las calles de Manhattan (distrito que compondrá el mapa completo del título) nos permitirá, además, controlar a lo largo de ciertos niveles de la misión principal a determinados personajes “comunes” como el mismo Peter Parker, mientras atiende a sus obligaciones, o a Mary Jane Watson cuando hace las veces de investigadora. Ello desembocará en un puñado de misiones de sigilo que nos han parecido más que correctas, aunque sí que llegamos a encontrarlas demasiado guionizadas convirtiéndose en experiencias completamente pasilleras y sin muchas posibilidades más allá de seguir el camino preestablecido.

Tampoco deseamos pasar por alto a lo largo de este review otro de los mayores inconvenientes que hemos encontrado a la hora de afrontar la historia de Marvel’s Spider-Man. El enemigo de Spidey con mayor peso de la historia es uno de los menos reconocibles para los jugadores que no hayan seguido sus cómics; aunque ello en sí no tenga porqué ser algo malo, sí que echamos en falta que algunos de los más queridos y odiados por el “fan medio” del personaje al menos den la lata por Manhattan de alguna forma. Esto es algo que sucede (en cierta manera que, de nuevo, no pensamos desvelar), aunque lo hace en un momento de la trama demasiado avanzado, por lo que no aporta al juego todo lo que podría.

Otro de los aspectos que nos hubiese gustado ver es cómo los chicos de Insomniac Games juegan con los mismos cánones de los juegos de mundo abierto. Realmente pensamos que Spider-Man es el personaje idóneo para alejarse del estándar, al crearse una dualidad continua con Peter Parker que en multitud de ocasiones (tanto en películas como en series y cómics inspirados en el superhéroe) obliga a uno de ellos a faltar a determinada cita o a llevar a cabo de forma errónea algún cometido. Esto es algo que se refleja en el juego de una forma demasiado superficial, habiendo optado por el modelo clásico con el que, eso sí, nos permiten disfrutar libremente de todas las actividades secundarias que deseemos a pesar de la “extremada urgencia” de la próxima misión principal.

Cuando aprendes del mejor y lo adaptas de forma magistral, nada puede salir mal

Al inicio de esta review hemos comentado el razonable miedo que sentimos todos los fans de los superhéroes a la hora de poner nuestras manos sobre uno de sus videojuegos. Ello es debido mayormente a la dificultad de adaptar sus habilidades especiales a un universo creíble y que no se vuelva aburrido o incluso ridículo con demasiada facilidad, un problema que se acentuó tras el salto al 3D cuando también aumentaron las expectativas de los jugadores de recibir videojuegos a la altura.

Fue a finales del pasado año 2009 cuando los chicos de Rocksteady llegaron para finalizar con esta situación, adaptando de una forma magistral el universo del Caballero Oscuro a los videojuegos con su título Batman: Arkham Asylum. Más tarde, refinarían aún más la fórmula añadiéndole entre otras cosas un mundo abierto, pero fue ese inicio de la serie el que marcó un antes y un después, algo más que evidenciado por la cantidad de títulos que reutilizarían su novedoso sistema de combate.

Podríamos citar muchos de estos juegos, aunque preferimos volver a centrarnos en el más reciente; el que hoy nos ocupa aquí. Evidentemente Marvel’s Spider-Man es uno de ellos y queda demostrado en muchos aspectos que inspirarse en dicha franquicia le ha permitido crear una experiencia rica, divertida y verdaderamente atrayente. El combate es un claro ejemplo de ello: este recicla los conceptos básicos del ideado por Rocksteady adaptándolo a un personaje más ágil y versátil como lo es Spider-Man.

De esta forma, nos encontramos con un sistema de combate basado en combos simples que podremos alargar hasta la saciedad haciendo uso del botón cuadrado. Para bloquear o esquivar los ataques enemigos (y continuar así nuestro combo sin ningún inconveniente) tenemos dos botones destinados a dichos fines. Para finalizar, también disponemos de toda una serie de herramientas que conseguirán añadirle algo de variedad, a pesar de que sus efectos realmente no aporten demasiada diversidad.

Nos volvemos a ver obligados a repetirnos, pues también muy inspirados en los preceptos establecidos por la serie Arkham, Marvel’s Spider-Man contará con otras mecánicas de sigilo mientras vestimos las mallas azules (además de las ya mencionadas anteriormente). Gracias a ellas podremos limpiar de enemigos ciertas zonas antes de comenzar con determinadas misiones, o despachar a un limitado número de estos antes de adentrarnos en un arduo combate que nos acercará a hacernos con un coleccionable. Esta serie de mecánicas, sin embargo, nos parece que no se encuentran a la altura del buen resultado que consiguen el resto de características que presenta el juego.

Otro de los puntos débiles que encontramos en la jugabilidad de Marvel’s Spider-Man llega a la hora de ponernos la bata de científico mientras encarnamos a Parker (en la mayoría de las ocasiones, al menos). Es entonces cuando tenemos la oportunidad de encontrar, ya sea a lo largo de alguna misión o recogiendo coleccionables, algún que otro puzle a resolver. Estos no suponen ningún reto más allá de probar que ciertas piezas encajen bien entre sí y resultan bastante tediosos, sobre todo si tenemos en cuenta las escasas recompensas que obtenemos de hacerlos.

Cambiamos de estilo pero no de tema ya que no deseamos finalizar este apartado sin señalar lo extremadamente bien integrados que se encuentran con la temática del juego la gran cantidad de coleccionables que se encuentran repartidos por Manhattan. No todos ellos son tan satisfactorios como otros, eso sí, pero nos apremiarán a exprimir cada rincón del mapa mientras disfrutamos de actividades que rompan la monotonía, al mismo tiempo que mejoramos nuestro equipo y descubrimos toda una retahíla de guiños a otras series de Marvel así como a otros videojuegos que harán las delicias de todos los fanáticos del mundillo.

Todo un espectáculo a nivel visual y sonoro

El excelente resultado obtenido por el apartado jugable y la intensa y atrayente trama del juego no queda perjudicado en absoluto por el apartado técnico, ya que también es digno de elogio. Los chicos de Insomniac Games han conseguido exprimir las posibilidades de nuestras PlayStation 4 al máximo, consiguiendo obtener así una verdadera obra maestra en cuanto a apartado gráfico se refiere.

En cuanto al sonido, el título vuelve a deslumbrarnos haciendo acopio de unos efectos de audio excelentes que acompañan a la perfección a un doblaje al castellano verdaderamente impecable, en el cual se han permitido incluso grabar pistas de audio en las que los personajes resoplan por si el jugador se encuentra en pleno movimiento mientras son reproducidas. La banda sonora sin ser nada menospreciable, no ha llegado a alcanzar el nivel de exigencia de las características ya citadas. Si bien es cierto que acompaña a la perfección una gran aventura de principio a fin, nos continúa faltando esa pista que sobresalga del resto y que quede en nuestro oído enmarcada para el recuerdo.

A nivel estrictamente técnico debemos mencionar que el comportamiento de Marvel’s Spider-Man es impecable tanto en PlayStation 4 Pro como en la versión estándar de la consola de Sony. En la primera de ellas el título cuenta con resolución adaptativa que durante los momentos de juego convencional (no así en las secuencias de vídeo) se mantendrá a 2816×1368 píxeles. En el caso de PlayStation 4 estándar, la resolución se mantendrá a 1080 píxeles igualando así los 30 fps sin rascones remarcables que consigue el hardware vitaminado de Sony.

En cuanto a diferencias entre ambas versiones, tan solo queda señalar ciertos efectos visuales (como el humo) y un mejor dibujado de las texturas a medio/largo alcance de las que disfrutarán los usuarios de la versión Pro (versión de la que hemos sacado tanto nuestras conclusiones como las imágenes que podéis ver a lo largo de este análisis). Ambas versiones pueden contar con algunos fallos muy puntuales de popping a largas distancias o de cargas lentas en texturas cuando alcanzamos las más altas velocidades, algo que es muy normal y asumible dado el resultado técnico global.

Conclusión

Marvel’s Spider-Man se ha convertido en una nueva evidencia de que el género de los superhéroes continúa aportando muchas alegrías a la industria del videojuego. El tratamiento que ha recibido el personaje y su universo es exquisito, y se complementa a la perfección con la fórmula jugable aprendida y adaptada de la serie Arkham. La trama se encuentra muy bien guionizada y consigue atraparnos a la perfección desde el mismo principio y hasta el apoteósico final, de igual modo que su acabado gráfico gracias al cual hemos acabado pasando horas y horas disfrutando de un completísimo y necesario Modo Foto.

El título, como nos suele gustar remarcar, no es perfecto y cuenta con algunos puntos débiles o características que nos hubiera gustado haber visto mejoradas. Sin embargo, como resultado final es incuestionablemente uno de los mejores videojuegos de la generación y se convertirá sin ningún lugar a dudas en uno de los más dignos aspirantes a convertirse en el mejor videojuego de este año 2018.

Historia - 85%
Jugabilidad - 95%
Gráficos - 98%
Sonido - 79%

89%

Marvel’s Spider-Man se ha convertido en una nueva evidencia de que el género de los superhéroes continúa aportando muchas alegrías a la industria del videojuego. El tratamiento que ha recibido el personaje y su universo es exquisito, y se complementa a la perfección con la fórmula jugable aprendida y adaptada de la serie Arkham. La trama se encuentra muy bien guionizada y consigue atraparnos a la perfección desde el mismo principio y hasta el apoteósico final, de igual modo que su acabado gráfico gracias al cual hemos acabado pasando horas y horas disfrutando de un completísimo y necesario Modo Foto.

User Rating: Be the first one !

Acerca de GabiStark

Amante de la ciencia ficción y de los videojuegos, mundo en el que me inicié con una Sega Mega Drive, enganchado totalmente con el Final Fantasy 7, la saga que me enamoró. Desde entonces, siempre he llevado este mundo en las venas, orgulloso partidario de Sony, habiendo tenido todas sus consolas y disfrutado multitud de horas con ellas; y de PC, el cual también me ha dado mucho.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.ACEPTAR

Aviso de cookies