octubre 21, 2019 12:21 am

Análisis Heavy Fire: Red Shadow – Resiste las oleadas en tu trinchera

Heavy Fire: Red Shadow es un de shooter de oleadas que continúa la longeva saga de Heavy Fire pero esta vez incluyendo en su formato la realidad virtual de Sony.

El título desarrollado por Mastiff y Anshar, llegó este pasado 28 de junio a PlayStation 4 con la intención de que sintamos la intensidad y la capacidad abrumados por oleadas de enemigos, todo desde un mismo punto.

Súbete a nuestra trinchera y prepárate con nuestro análisis a sobrevivir el ataque de nuestros enemigos con la inestimable ayuda de una torreta del calibre 50.

Corea vs EEUU

La saga Heavy Fire, que a veces ha tenido momentos de acción sobre raíles, siempre nos pone en el centro de la acción con la única preocupación de apuntar y disparar. Esta vez y como muchas otra veces la franquicia, que lleva ya bastantes años a sus espaldas, nos pone en la piel del ejército de los EE.UU., que como siempre tiene que defenderse de sus enemigos con honor y valentía.

La trama es más una excusa para empezar a disparar que otra cosa. En estos momentos de la actualidad donde EE.UU. y Corea del Norte empiezan a entablar conversaciones, el juego se toma la licencia de crear una trama en base a una ruptura diplomática entre EE.UU. y las dos Coreas que se han aliado.

El juego nos pone en la defensa del ataque que realiza primero en Hawai de la superpotencia coreana contra EE.UU.. A partir de aquí, solo nos toca defendernos del ataque coreano con una ametralladora ligera estacionaria que puede girar 360º.

A medida que vayamos avanzando por la campaña, descubriremos un poco más de la trama, pero no es nada memorable ni nada por el estilo. Con esto ya tenemos en marcha el modo campaña, que nos tiene reservados 8 niveles que consisten en superar 15 oleadas en cada uno, en dos variaciones del mismo escenario tanto de día y de noche. Con lo que verdaderamente solo disponemos de 4 niveles, algo que nos deja mal sabor de boca.

Dispara non-stop 360º

Todo lo que ofrece Heavy Fire: Red Shadow está en sus mecánicas jugables. Como comentamos controlamos una torreta con ametralladora del calibre 50 de posición, por lo que solo podremos girar en torno a nosotros mismo. Los enemigos nos podrán atacar desde cualquier rincón y es gracias a un mini-radar en la retícula del arma, donde podremos saber la intensidad y fuerza con la que nos estan atacando los enemigos. Según los colores podremos saber si nos están disparando o todavía están poniéndose en posición, para así ver qué objetivos priorizamos.

En cuanto a los tipos de enemigos, nos encontraremos con soldados de asalto, los que llevan lanzacohetes, kamikazes que quieren llevarnos por delante con su explosión, algún que otro vehículo terrestre y otros marítimos que soltarán más tropas si no logramos destruirlos a tiempo. Aquí posiblemente el juego podría haber introducido un vehículo aéreo que ya nos reventara la cabeza en todos los sentidos.

El título tan solo nos ofrece un nivel de dificultad y es a través de las oleadas donde parece que van aumentando la complejidad del mismo durante los 20 o 30 minutos que dura el nivel.  Apenas hay diferencias entre los niveles, más allá de que haya más puntos de aparición de enemigos o algún elemento interactivo más, pero no es nada especialmente reseñable.

Jugabilidad y sensaciones del PSVR

Heavy Fire: Red Shadow es muy arcade, empezamos con un número de cohetes limitados, pero eso sí, tendremos ilimitadas balas para ir acabando con todo enemigo que se nos ponga por delante. A medida que vayamos acabando con los enemigos, lograremos puntos que podremos canjear por diferentes bonus especiales, como pedir una caja de suministros para obtener misiles o recargar salud, pedir un ataque de artillería o que aparezca un escuadrón de soldados aliados para ayudarnos.

Además de estos bonus, cada dos por tres nos darán varias directrices secundarias, como acabar con X enemigos de un tiro a la cabeza, destruir vehículos, etc. Si logramos completar cuatro misiones secundarias, obtendremos un bonus temporal, como hacer el doble de daño o tener misiles infinitos durante unos segundos. Sin embargo en el fragor de la batalla para el jugador dichas misiones secundaria, como las ventajas ganadas, son casi imperceptibles y apenas nos daremos cuenta de ellas.

Cuantas más misiones completemos y más enemigos matemos, iremos subiendo de rango, lo que nos dará un punto de habilidad con el que mejorar ciertos aspectos, como nuestra salud, los misiles, o las ayudas. Por tanto, hay cierta progresión que cada vez nos hará sentirnos más y más poderosos, en cambio esto producirá que el juego se haga más fácil y nos pueda llegar a aburrir dicha superioridad en el terreno.

Destacar aquí la buena inmersión sin mareos del dispositivo de realidad virtual PSVR que es compatible, pero no necesario. Podemos comparar y ver mucha mejoría entre el juego plano y las VR entendiendo que el juego con VR se vuelve más entendible y asequible en sus 360º. Con las VR, seremos capaces de apuntar hacia un lado y poder revisar nuestros flancos sin necesidad que giremos la cámara con el stick como sí ocurre en la versión plana del juego.

Un espanto técnico y de sonido

Pese a las mejoras que pueda incluir la jugabilidad de VR, la verdad es que Heavy Fire: Red Shadow se ve fatal tanto en plano como especialmente en VR. Tiene muchísimos dientes de sierra, y en general se ve bastante borroso. Por tanto, al final vemos más unos pocos píxeles moverse y eso es a lo que disparamos.

El juego trata de rellenar de explosiones y muchos personajes a la vez en los entornos pero la verdad es que no son nada reseñables. Además de este relleno el juego nos proporciona otro modo de juego en el que podremos jugar en un desafío ilimitado de oleadas que pierden su gracia con todo lo comentado anteriormente.

La música y efectos son también muy básicos, mientras que las voces en inglés terminan por cansar, al escuchar todo el rato “nueva orden” o “nueva oleada”. Más líneas no habrían estado mal.

Conclusión

Heavy Fire: Red Shadow se presenta como un raro título bélico compatible con realidad virtual, que nos pone en manos de trinchera para defender a nuestras tropas.

El título incluye un frenético shooter arcade que coloca al jugador enfrente de cientos de enemigos donde la intensidad aumenta y logramos momentos épicos cuando sobrevivimos gracias a nuestras habilidades.

Pese a tratar de ser innovador en formato y no tener una mala adaptación a la realidad virtual, nos encontramos con un título corto, monótono, sin apenas dificultad que pasa sin pena ni gloria por nuestras manos.

Jugabilidad - 70%
Gráficos - 50%
Sonido - 45%

55%

Heavy Fire: Red Shadow se presenta como un raro título bélico compatible con realidad virtual, que nos pone en manos de trinchera para defender a nuestras tropas. El título incluye un frenético shooter arcade que coloca al jugador enfrente de cientos de enemigos donde la intensidad aumenta y logramos momentos épicos cuando sobrevivimos gracias a nuestras habilidades.

User Rating: Be the first one !

Acerca de borjasnake1

Se presenta un gran sonyer, amante de Metal Gear Solid. Ya desde pequeño con la primera Play y muy vinculado al resto de consolas. Usuario semiactivo de Youtube y Twitch. "No tengo pasado, tampoco tengo futuro, sólo vivo el presente". Snake

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.ACEPTAR

Aviso de cookies