noviembre 21, 2019 9:34 am

Análisis Car Mechanic Simulator – ¿Quieres ser mecácnico?

Playway y Koch Media anunciaron para el pasado 25 de Junio el estreno en consolas del aclamado videojuego Car Mechanic Simulator para PlayStation 4.

Car Mechanic Simulator es tu taller mecánico que te desafiara a encontrar, reparar, pintar, afinar, vender y testar vehículos de prueba. 

Así que ponte los guantes, dirige tu coche al elevador y acompañanos en este atrevido análisis de cómo ser un virtual mecánico de coches

La caja negra que son los coches

Para empezar este análisis, comentar que no soy ni un gran aficionado a los coches ni un gran conocedor de esa caja negra que permite a los coches arrancar y dirigirse por las carreteras. Si algo se puede decir de todos estos simuladores que ahora están tan de moda (Farming Simulator, Euro truck…) es que ofrecen, de manera relajada, una primera visión sobre trabajos que difícilmente realizaremos. Elegí este análisis porque con este juego podría expandir mi mente sobre la mecánica de los coches y ya de paso aprender algo.

Esto sin embargo es un arma de doble filo, porque normalmente mucha gente que disfruta estos juegos son entendidos de la propia simulación. Sabiendo los conceptos básicos, la adaptación y la posibilidad de exprimir más el contenido, el juego queda a un grupo reducido del público, y esto puede producir que para el gran público estos títulos les hagan sentirse algo perdidos y no pueden disfrutar de ellos. Y para añadir a más adeptos, Car Mechanic Simulator no ayuda mucho.

En Car Mechanic Simulator comienza con un tutorial poco descriptivo y confuso que te hace pasear por un taller bastante grande e ir comprobando las herramientas que utilizarás en un futuro. Una vez realizado el tutorial, toca enfrentarse a la realidad de un mecánico, aceptar llamadas con encargos y empezar a realizar nuestras primera chapuzas. 

Manos a la obra

El modo normal, se tratará de una especie de campaña, en la que empezaremos con lo más básico como cambios de neumáticos, problemas de suspensión, cambios de aceite, etc… Al principio puede ser algo lioso, pero una vez te acostumbras, es sencillo desmontar y montar piezas. 

El juego incorpora las ayudas suficientes para que no te pierdas demasiado si no sabes de mecánica aunque a pesar de ello no es apto para todo tipo de públicos como hemos explicado antes. Car Mechanic Simulator es exigente y no va a regalarte nada. Todo se maneja a través de menús radiales de fácil acceso que contiene las acciones necesarias en función a donde estemos apuntando, en esto sí, el manejo de Car Mechanic Simulator, es bastante fácil

Al principio, en los encargos nos señalan directamente la pieza a cambiar, la cuál podremos marcar, y cuando miremos el coche, un borde azul nos indicará directamente la pieza a cambiar o arreglar. La jugabilidad se realiza moviendo el cursor sobre la pieza, Cuando está por debajo del 20%, señalados en rojo, hay que cambiar la pieza y ponerla nueva, directamente.

Para cuando el título de mecánico.

La esencia del juego y las posibilidades de aprender empiezan cuando por ejemplo tenemos que acceder al arbol de levas, depende del tipo de motor, porque habrá diferentes elementos que retirar dependiendo del tipo del coche. En caso de no poder desmontar directamente, nos indicará con un tono rojo la pieza que hay que desmontar antes para acceder a esta y así sucesivamente.

El juego aunque muy lentamente (y algo repetitivo) se irá complicando en la manera de localizar las piezas que fallan. Puedes hacer un test de conducción o una prueba en el tren de frenos para identificar de un plumazo el estado de muchos de tus componentes y cuando tengas más nivel, podrás desbloquear aparatos que te permiten analizar aún más cosas, pero habrá piezas que no tendrás más remedio que desmontar para poder sacar el estado de las mismas. Eso, y que visualmente, mientras más «oxidadas» estén más fácil podrás identificarlas.

Al final todo se reduce a eso, el mecánico recibe el coche, identificas la avería, cambias la pieza y arreglado. Pero cuando tengas dominado ese tema, tendrás que salvar las diferentes configuraciones de motor, los coches que «solo huelen raro», o directamente pasarlos por el taller de pintura para ganarte un plus visual para el cliente.

Modos, complementos y banda sonora

El apartado técnico de nuestro garaje es vistoso y aunque sencillo no le falta detalle. Es cuando salimos de dicho garaje cuando a nivel gráfico el juego tiene sus deficiencias (como los circuitos de test). El juego contiene 48 modelos diferentes de vehículos con marcas como Jeep o Mazda. El garaje se podrá ampliar, tendremos nuestra cabina de pintura, varios elevadores, incluso un parking cercano para guardar todas nuestras adquisiciones.

El juego tiene la durabilidad que nos dé la gana y además salvo en algunas excepciones que nos imponen un tiempo de reacción, podemos jugarlo con toda tranquilidad. Existe un modo experto que elimina cualquier tipo de ayuda o visualización de las piezas averiadas, con lo que la única forma de averiguar el problema será nuestra intuición, el desmontaje exhaustivo de cada vehículo, la aplicación de nuestras herramientas, y como no, testearlo en circuitos de prueba.

Además de todo esto podemos llegar a comprar un coche yendo a desguaces, en subastas, en concesionarios donde comprarlos nuevos o visitando cobertizos. Después dicho coche podremos arreglarlo y tunearlo a nuestro antojo siendo esto un auténtico reto. Podemos obtener piezas especiales (tuning) que aumentarán el rendimiento base a traves de la consecución de cajas que llegarán de manera aleatoria cada vez que entreguemos algún encargo. 

Como último modo, el juego tiene un modo Sandbox donde el dinero, experiencia y habilidades son infinitas. Aquí no te dedicaras a hacer encarguitos si no a hacer lo que te de la real gana.

En relación al sonido, los efectos están a la altura tanto en los sonidos de trabajo mecánico como en los motores e incluso en los sonidos que podemos obtener en las pruebas teste de los coches. También cuenta con una banda sonora con algunas pistas interesantes, pero que después de muchas horas en el taller se antoja bastante corta y que te puede sacar de la concentración en algún momento.

Conclusión

Car Mechanic Simulator CMS18_BOX_DVD_A

Car Mechanic Simulator es una experiencia muy completa en lo que a la simulación se refiere. Te pondras en frente de un taller mecánico que te desafiara a encontrar, reparar, pintar, afinar, vender y testar vehículos de prueba. 

El título es un juego que además de servir para pasar el tiempo y divertirse, nos sirve para aprender mecánica. A pesar de ello, es cierto que el juego podría ofrecer una historia algo más dinámica o que al menos existiera alguna modalidad menos lenta y repetitva.

Historia - 60%
Jugabilidad - 85%
Gráficos - 70%
Sonido - 78%

73%

Car Mechanic Simulator es una experiencia muy completa en lo que a la simulación se refiere. Te pondras en frente de un taller mecánico que te desafiara a encontrar, reparar, pintar, afinar, vender y testar vehículos de prueba. 

El título es un juego que además de servir para pasar el tiempo y divertirse, nos sirve para aprender mecánica. A pesar de ello, es cierto que el juego podría ofrecer una historia algo más dinámica o que al menos existiera alguna modalidad menos lenta y repetitva.

User Rating: Be the first one !

Acerca de borjasnake1

Se presenta un gran sonyer, amante de Metal Gear Solid. Ya desde pequeño con la primera Play y muy vinculado al resto de consolas. Usuario semiactivo de Youtube y Twitch. "No tengo pasado, tampoco tengo futuro, sólo vivo el presente". Snake

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.ACEPTAR

Aviso de cookies