octubre 9, 2019 1:05 pm

Análisis Carly and the Reaperman – Liberadora de almas

Carly and the Reaperman: Escape from the Underworld aterrizan en la redacción de LivingPlayStation con una aventura llena de frescura para PlayStation VR y un modo multijugador que permite disfrutarla con la pantalla social de PlayStation 4, hemos analizado el juego y estas so nuestras impresiones.

¿Preparados para salvar el mundo de las almas perdidas?

Ayuda a la Parca

La historia de Carly and the Reaperman es la de una simpática y misteriosa niña que se encuentra en el inframundo, nuestra premisa es directa y simple, la muerte necesita de nuestra ayuda y nosotros deberemos de superar diferentes obstáculos para lograr liberar almas descarriadas y conseguir que nuestra nueva amiga se las lleve.

Carly and the Reaperman Analaisis
El viaje de Carly ha sido largo, ahora hay que ayudarla en su misión.

Estas almas se resisten a abandonar el limbo en el que se encuentran sin antes haber resuelto sus problemas pendientes, de modo que nosotros nos pondremos manos a la obra para lograr que sus almas puedan viajar en paz.

Sálvalos a todos

Básicamente Carly and the Reaperman es un juego de plataformas con un componente multijugador cooperativo del que os hablaremos mas adelante y cuyos sistemas de control varían dependiendo del modo que elijamos.

Cumple sus exigencias y devuélve la paz a estas almas perdidas.

Si decidimos jugar la aventura en solitario la premisa es sencilla, deberemos de superar diferentes puzzles controlando a Carly con nuestro Dualshock 4 y su Stick analógico así como los diferentes botones de acción para mover la cámara, saltar o accionar palancas, las manos de la Parca pasarán a ser controladas por los botones L2 y R2 que utilizaremos para accionar palancas o recoger objetos.

Nuestra misión en cada uno de los niveles de Carly and the Reaperman es simple, llevar del punto A al punto B del escenario a nuestra protagonista mientras colocamos plataformas o resolvemos puzzles para que ella llegue sana y salva.

Coloca las piezas y resuelve los puzzles para hacer el camino a Carly simple.

Si morimos en el intento volveremos al inicio del último punto de control que hayamos visitado.

Para que os hagáis una idea, hablamos de un juego en tercera persona donde podemos visualizar libremente todo el escenario por el que Carly se mueve, cambiando de posición de manera libre, de modo que podríamos equipararlo (salvando las distancias obviamente, sobre todo por la libertad de movimientos) a juegos como Moss o Astro Bot.

La sencillez del juego es tal que todo funciona de una manera notoria, y es que superar los puzzles no es simple, ya que no todos los objetos que nos permiten abrir paso a nuestra simpática y jovial compañera actuan de igual manera.

Prepara un camino a Carly y luego contrólala para llegar a su destino.

Por ejemplo tendremos plataformas antigravitatorios, otras que desaparecen una vez las soltemos al cabo de unos segundos y otras simplemente que a modo de piezas nos permiten crear estructuras o incluso antorchas para iluminarnos en la oscuridad.

De esta manera la premisa se antoja simple al inicio, pero de manera exponencial se complica y llega en algunos puzzles a ser compleja, sobre todo por el cláico sistema de ensayo y error que nos obligará a repetir decenas de veces un nivel para lograr la manera más simple de superarlo.

Carly and the Reaperman Analaisis
Utiliza los elementos de manera acertada para llegar al destino de cada nivel.

En el camino no solo vamos a encontrarnos con puzzles, hay enemigos, y aunque estos en su mayor parte se limitan a seguir una pauta por el escenario, desplazándose siempre por el mismo lugar, otros se empeñarán en hacernos la vida imposible, tirándo directamente las piezas que coloquemos en el escenario o acabando con nosotros si nos ven.

En lo que respecta a la duración de la aventura, tendremos en torno a unas ocho horas como mínimo aproximadamente, eso si se nos dan muy bien los puzzles será lo que nos dure la trama principal, no obstante hay incentivos para volver a rejugar niveles, como obtener todas las estrellas de cada escenario o desbloquear todos los aspectos estéticos de la propia Parca.

Oscuridad ante todo

Carly and the Reaperman Analaisis
Los escenarios y la ilumianción lucen bién, aunque los primeros son muy simplistas.

En lo gráfico Carly and the Reaperman no luce mal, no obstante no es un juego puntero si cabe y nos limitamos a ver niveles levitantes sobre la mayor parte de las veces fondos negros y pocos detalles a lo lejos.

Si es cierto que en algunos escenarios como por ejemplo el de la ciudad principal que sirve como nexo a otros niveles las cosas cambian, y nos encontramos con un detallado diseño de lugares y edificios, pero una vez accedemos al puzzle de turno la cosa palidece aunque se muestra muy robusta.

Carly and the Reaperman Analaisis
El diseño de los puzzles y su tamaño a veces es enorme.

Carly si aparece con un excepcional aspecto, incluso si acercamos las gafas a ella, sus animaciones son buenas y su diseño desenfadado de “niña buena” hace que pronto nos encariñemos de ella.

El diseño de los enemigos esta logrado, resaltando el de las “mini” parcas que nos ha gustado bastante y que se muestran graciosas dentro de lo letales que son.

Melodía de inframundo

Carly and the Reaperman Analaisis
El juego llega subtitulado al castellano, con un gran trabajo.

En lo sonoro el juego apenas tiene música, la que lo acompaña es tenue pero si nos centramos en ella si es machacona e incluso molesta, no obstante no incide para nada en el desarrollo del juego.

Las voces se sustituyen por ruiditos que emulan mezclas de idiomas, hemos intuido a medio camino entre ingles y japonés, nada que nos importe porque no hay apenas textos y cuando aparecen son simples y están completamente traducidos al castellano.

Mejor en compañía

Carly and the Reaperman Analaisis
El cooperativo mejora la experiencia notablemente, gracias a PS Move.

Aunque Carly and the Reaperman: Escape from the Underworld es divertido, hemos de admitir que nos ha encandilado aún más en su modo cooperativo. Comenzando porque este nos deja de inicio utilizar los PlayStation Move como mando para el usuario que lleve las PlayStation VR puestas, mejorando la inmersión y la manera de interactuar con el entorno, este sistema de control no está disponible en el modo en solitario ya que sería imposible mover a Carly.

Para desplazarnos por el entorno con Move basta con utilizar el boton “Move” y arrastrar el escenario hacia nosotros o alejarlo, como si de un objeto que movemos se tratara.

Carly and the Reaperman Analaisis
La pantalla social del juego hará que interactuar con Carly sea muy divertido, !no la enfades!

Lo segundo porque el juego, gracias a este sistema de control consigue una simbiosis perfecta entre el usuario que controla a la Parca y el que con su Dualshock 4 controla ahora a Carly como si de un clásico de plataformas se tratara, de esta manera, hay que admitir que la experiencia se simplifica enormemente, sobre todo en dificultad, pero también se hace mucho mas divertida de manera exponencial.

Este modo puede activarse y desactivarse en cualquier momento de la historia, cada vez que iniciemos o continuemos partida, de modo que podremos seguir con alguien o solos siempre que queramos.

Carly and the Reaperman Analaisis
En el caso del jugador de la pantalla social del juego la cámara no es facil de controlar.

No obstante tiene algunos problemas y principalmente estos tienen que ver con como se posiciona la cámara en el jugador que disfruta de la aventura desde la pantalla social, por mucho que lo intentemos, la mayor parte de las veces nos será complicado acabar de centrar del todo la cámara en el juego. También nos hemos encontrado algunos parpadeos en el visor de PSVR al jugar en este modo, son leves pero en algunos niveles molestan un poco.

Cabe mencionar, que hay detalles simples pero bien implementados y que si que nos han gustado bastante como que por ejemplo la enorme cabeza mueva la boca cada vez que nosotros hablamos gracias al micro incorporado en PSVR o que podamos chocar la mano con nuestro compañero e incluso interactuar en diferentes momentos.

Confort

Carly and the Reaperman Analaisis
El juego es bastante confortable.

A nivel confortable nos hemos encontrado con un juego algo ambiguo, en líneas generales no hay ni un solo problema a la hora de disfrutarlo ingame, pero si hay determinados giros que pueden producir un cierto malestar, son los que involucran al control analógico izquierdo junto al movimiento de la cámara, demasiado rápidos pero que por suerte pueden eliminarse no utilizando este tipo de desplazamiento y sustituyéndolo por otro que nos permite acercar o alejar la cámara agarrando el escenario.

Conclusiones

Carly and the Reaperman: Escape from the Underworld es una aventura que nos ha sorprendido gratamente, aunque no destaca gráficamente si se muestra de manera muy solvente en escena con desarrollo y puzzles muy acertados y en momentos incluso desafiantes.

Carly and the Reaperman Analaisis
Divertida, adictiva y larga, así es esta aventura muy recomendada.

A esto hay que añadirle que su modo multijugador mejora exponencialmente el programa gracias a su pantalla social y a que la aventura se basa en un sistema que llega repleto momentos bien implementados en cooperativo a pesar de la situación de la cámara en el jugador de la pantalla social que no llega a estar muy bien implementada, no obstante todo queda redondeado con una duración del programa que supera con creces las ocho horas de juego, eso sin contar con desbloquearlo todo.

Historia - 65%
Jugabilidad - 90%
Gráficos - 75%
Sonido - 70%
Multijugador - 85%

77%

Con un multijugador excelente gracias a la pantalla social y las posibilidades que da el juego en este modo gracias a PS Move, Carly and the Reaperman es una aventura de intrincados puzzles y plataformas que bebe directamente en lo jugable de juegos como AstroBot o Moss, títulos con los que comparte perspectiva de juego, pero obviamente con su propio sello y desarrollo, un juego que podremos disfrutar también en solitario y que goza de un diseño gráfico bastante aceptable así como su duración, superando las ocho horas de juego sobradamente.

User Rating: Be the first one !

Acerca de Jotape Lerex

Atari 2600 marcó el inicio de mi aventura en el mundo de los videojuegos, Sony y Nintendo se han encargado de dar forma a mi principal afición. Ahora me he embarcado en una nueva aventura en el maravilloso mundo de la Realidad Virtual. Nos vemos en Oasis!!!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.ACEPTAR

Aviso de cookies