noviembre 21, 2019 2:50 pm

Análisis de Blasphemous: El metroidvania de los penitentes

Blasphemous es un juego desarrollado por la empresa sevillana The Game Kitchen nacido como un proyecto en kickstarter en 2017.

El título a analizar es un exigente juego metroidvania en 2D que está inspirado en el folclore de la Semana Santa sevillana.  

Acompañanos en esta gran y atrevida propuesta que es Blasphemous. Para nosotros uno de los títulos que este año no puedes dejar pasar y  que, si bien no está exento de problemas, resulta absolutamente fascinante.

Penitencia

The Game Kitchen propone un juego con una lectura espiritual y en clave de terror de los mitos y leyendas ibéricos, que rodean los festejos, santos y personalidades ligados a la Semana Santa andaluza. Todo esto como pintado por la paleta de Goya, y con el barroco sevillano dando forma a sus mundos de pesadilla.

Blasphemous es un juego adusto, místico y muy serio, en el que nos ponemos a los mandos de El Penitente, un justiciero maldito que atrapado en un ciclo de muerte, tormento y resurrección, tiene la encomienda de liberar al mundo de El Milagro, una terrible desgracia que pesa sobre los habitantes de Custodia. 

De esta manera tan sencilla Blasphemous nos introduce en un metroidvania de lo más interesante, con un mapeado que promete más y más con el paso de las horas y que, como es norma en el género, acaba conectando cada una de las zonas entre sí.

Todas y cada una de estas ubicaciones son lo suficientemente amplias y esconden todo tipo de secretos. Desde salas que contienen mercaderes que nos venden objetos a un módico precio, hasta Capillas de Viaje que sirven para poder teletransportarnos a diferentes áreas del mapa.

Absolución

Blasphemous es puramente un metroidvania 2D de acción bastante clásico. Tiene sus leves referencias a los Souls por su dificultad y ausencia de piedad con el jugador. Respecto al control, pese a que responde bastante bien, tiene algunos problemas con los hit boxes o cierta confusión en algunas acciones del jugador.

Nuestro penitente empezará el juego armado con su espada Mea Culpa, siendo un tanto frágil, pero gracias a un complejo sistema de habilidades, objetos potenciadores, y magias nuestro penitente irá evolucionando en un ser cada vez más despiadado.

Según el tipo de ítem podremos o cambiarlo a capricho o tendremos que acudir a determinado lugar o NPC para poder equiparlo. Esto último chirría un poco, ya que para algunas mejoras debemos ir a lugares bastante escondidos en el mapa.

Arrepentimiento

Como ya hemos dicho, estamos ante un juego bastante exigente pero con una relación frustración/recompensa bastante bien medida. Blasphemous tiene algunos picos de dificultad un tanto tremebundos, y que parecen repartidos sin orden ni concierto. Enemigos de lo más normales pueden acabar con nosotros en un descuido, y bosses pueden acabar con nosotros diez o quince veces sin despeinarse. 

El juego además incluye más dificultad en sus plataformas, los pinchos pueden llegar también a desquiciarnos la cabeza. Pero no todo en su escenario es negativo, el cómo están repartidos los Prie-Dieu por las zonas nos sirven para además de permitirnos guardar el progreso o poder recuperar vida, con nuestra Matriz Biliar, la posibilidad de ir avanzando según su posicionamiento. Su ausencia a veces nos hace replantearnos el avance y que tengamos que volver a cierto punto para recuperarnos. 

De esto es de lo que más bebe de los Souls, el funcionamiento de los objetos consumibles, que al ser usados restauran parte de la salud de nuestro penitente, nos recuerda muy claramente a las famosas hogueras y los frascos de estus.

Como juego de raíces clásicas que es, Blasphemous no es un juego largo en el sentido estricto de la palabra. Para los completistas le puede ocupar unas cuantas tardes sin embargo la principal historia se puede cerrar en unas 15 horas.

El mapa del juego es además extenso y lleno de secretos, existen decenas de coleccionables, y objetos, como hemos comentado antes, que solo pueden ser utilizados en determinado lugar, y determinadas circunstancias.

Confesión

Al margen de la jugabilidad, no cabe duda de que el arte de Blasphemous es el apartado que tiene más miga. Ya hemos mencionado a Goya pero también tenemos el barroco andaluz, la pintura naturalista, el arte mudéjar y musulmán, y la iconografía cristiana para plasmar un mundo en el que la mística y el folclore se han hecho carne, tierra y sangre. 

La miserable aldea de Albero, con sus casas marrones y sus suelos de tierra contrastan con la voluptuosidad arquitectónica de los diferentes templos y criptas en los que se esconden nuestros enemigos.

El penitente, que nos remite desde a los nazarenos, con su capirote metálico envuelto en espinas hasta su máscara metálica. En cuanto a nuestros enemigos y bosses nos encontramos nuevamente referencias religiosas de todo tipo, pero también a miembros de la realeza, mártires y santos de todo tipo, siempre representados con un gusto exquisito. 

A nivel auditivo encontramos un diseño de sonido bastante apañado, que contribuye a reforzar la sensación de brutalidad de la acción, y unas partituras inspiradas más en la copla y el flamenco que en las saetas o música cofrade, pero que no teme salirse del registro cuando la ocasión lo merece. 

Conclusión como satisfacción

Blasphemous es un metroidvania 2D con una presentación densa, lúgubre y fascinante, haciendo que su ambientación pase a ser de lo mejor en su género. 

Su lore es detalladísimo, al punto de llegar a ser incluso didáctico, y supone un acercamiento muy interesante al folclore ibérico, no lo suficientemente explotado hasta ahora.

Es un juego de acción notable, con un buen control y gran variedad de enemigos a pesar de algunos nudos en su curva de dificultad y ciertos bugs. Por encima de todo Blasphemous es una pieza indispensable para todo el amante de los juegos clásicos.

Historia - 88%
Jugabilidad - 78%
Gráficos - 86%
Sonido - 83%

84%

Blasphemous es un metroidvania 2D con una presentación densa, lúgubre y fascinante, haciendo que su ambientación pase a ser de lo mejor en su género. 

Su lore es detalladísimo, al punto de llegar a ser incluso didáctico, y supone un acercamiento muy interesante al folclore ibérico, no lo suficientemente explotado hasta ahora.

Es un juego de acción notable, con un buen control y gran variedad de enemigos a pesar de algunos nudos en su curva de dificultad y ciertos bugs. Por encima de todo Blasphemous es una pieza indispensable para todo el amante de los juegos clásicos.

User Rating: Be the first one !

Acerca de borjasnake1

Se presenta un gran sonyer, amante de Metal Gear Solid. Ya desde pequeño con la primera Play y muy vinculado al resto de consolas. Usuario semiactivo de Youtube y Twitch. "No tengo pasado, tampoco tengo futuro, sólo vivo el presente". Snake

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.ACEPTAR

Aviso de cookies