agosto 3, 2020 6:09 am

Análisis Disintegration: El nuevo Tactical Shooter Combat

Hoy os traemos el análisis de Disintegration, obra creada por la debutante desarrolladora independiente V1 Interactive formada por 30 empleados dentro del grupo Private Division. El fundador de dicha desarrolladora es la mente creadora Marcus Lehto, uno de los padres de Halo. 

Este nombre, inconfundible dentro de los videojuegos, nos levanta altas expectativas sobre su nueva creación. El título mezcla la estrategia en tiempo real con el shooter en primera persona dentro de un mundo en llamas donde en la tierra la integración de nuestro cerebro en exoesqueletos invulnerables nos ha traído la casi destrucción de nuestro sistema terrestre.

Acompañanos en este análisis e integrate en el grupo de fuerzas que tratará de realizar un reboot a nuestra humanidad.

Integration a un mundo mejor, o no 

Disintegration, como hemos comentado antes, (y creo que no pararemos de comentar en todo el análisis) es un shooter en primera persona que mezcla esta característica con elementos de estrategia en tiempo real.

El mundo del título nos introduce dentro de un mundo gobernado por la Integración, que permite a la raza humana poder migrar e incorporar la mente en cuerpo mecánicos o exoesqueletos. Dicho avance permite que la humanidad pueda evolucionar hacia un mundo menos vulnerable ante las enfermedades y los problemas.

Sin embargo este poder desencadena una lucha de poder por los avances en fuerzas mecánicas y de control mental que hace que nuestro mundo se encuentre en una lucha de poder entre los integrados radicales Rayonne, los pocos humanos sin integrar y nuestra banda de parias integrados que sin ningún propósito inicial comienzan una lucha para abolir el poder desmedido que se ha generado por la integraciones.

Nuestro protagonista Rommer, liberado de una prisión por nuestra banda al empezar el juego, es un piloto cualificado capaz de manejar Graviciclo. Estas son naves de guerra (o speeder) con diferentes armas de fuego que nos pondrán en batalla para destruir y abolir a los enemigos.

Disintegration nos inicia aquí en una campaña ejecutada en una narrativa lineal con pocas sorpresas y algo floja tanto en cuanto a su lore y desarrollo. Aquí podemos destacar las historias de los personajes secundarios que vamos descubriendo entre misión y misión. Estas mínimas conversaciones nos permiten revisar y comprender un poco más las decisiones han llevado al nuestro mundo a una casi total integración en los robots.

Vuela, piensa, ejecuta y dispara

Como comentábamos antes, somos un piloto que tiene un grupo de soldados de alto nivel a su cargo. Nosotros vamos montados en una especie de speeder y vemos la acción en primera persona. Dentro de nuestras acciones podemos elegir la altitud de vuelo con R1/R2, disparar con L2, elegir el posicionamiento en tiempo real de nuestro escuadrón L1 y enviar diferentes órdenes a nuestros compañeros como lanzar granadas o misiles con los botones de dirección.

Ponemos aquí mucho énfasis en la ubicaciones de los controles porque, como ya dijimos en el avance de los que pudimos probar en la beta cerrada, aunque al principio el manejo pueda parecer un poco lioso, rápido entendemos la situación de todos los elementos en pantalla y somos capaces de decidir en tiempo real cuales son los pasos estratégicos para debilitar y destruir la gran cantidad de enemigos que aparecen  en pantalla. 

Entrando más en profundidad en nuestro compañeros de batalla, podemos tener hasta cuatro miembros para conformar el pelotón. Estos personajes mezclan sus habilidades pasivas, donde disparan y se defienden, y sus habilidades activadas por nosotros, que pasan por granadas de impacto o ralentizadoras, misiles. Estos soldados aparecerán dependiendo de la misión e incluso algún tipo de meca sera presentado en las misiones siendo capaz de realizar ataques cuerpo a cuerpo.

Podemos decirles en tiempo real dónde se deben situar en el mapa, somos los dueños de darles apoyo y decirles donde y cuando lanzen habilidades activas especiales. Este punto es uno de los más atractivos del título ya que puedes llegar a encadenar de forma ordenada los ataques especiales y hacer añicos los ataques de los enemigos. Si la unidad muere, revivirá en un margen de 5 segundos y en caso de que seamos destruidos nos tocará empezar desde el último control.

Continuando con algunos de los detalles que no queremos dejarnos en el tintero respecto a Disintegration, cabe mencionar de forma positiva la IA de los enemigos, que cumple de manera más que aceptable llevándonos a batallas donde las decisiones de posicionamiento o de habilidad hacen que marquen la diferencia. Existe cierta variación de los enemigos que cada vez van apareciendo en gran volumen y hacen de nuestra sensación de juego sea agradable e intensa.

Multijugador otro rollo

El gran planteamiento de la estrategia que nos trae la campaña se ve claramente disminuida en las partidas multijugador donde nuestra habilidad con el graviciclo debe marcar la diferencia si queremos conseguir los objetivos de dicho multijugador.

El multijugador tiene un acercamiento más parecido al de un MOBA. Con tres modos de juego que ya pudimos probar en la beta: Control de zonas y Extracción o toma de bandera, añadiendo en nuevo modo Recolección de latas. 

En lugar de dejarnos crear un personaje con soldados y armas a nuestra elección, ofrece una variedad de facciones (clases) preconfiguradas con características únicas. Por ejemplo, King’s Guard se inspira en caballeros medievales, es una facción tremendamente lenta y defensiva que usa un arma similar a una ballesta o por su parte, Warheadz es una mole de puro daño y puede ayudar a “empujar” en cualquier situación. 

Por otro lado, vale la pena anotar también que el juego ofrece unos cuantos complementos para la experiencia online. Por ejemplo, tenemos un editor de iconos y una buena lista de “tarjetas de visita” para desbloquear, así como accesorios para el gravicilo, aunque no se vean mucho. Es una pena que las ‘skins’ de cada facción se resuman a un sencillo ejercicio de recoloreado, porque sería interesante ver otras maneras de explorar la temática de cada facción. 

Progresión y rejugabilidad

El juego está muy acotado en la jugabilidad a sus dos modos de campaña y multijugador. Las misiones son algo sencillas y poco variadas en ambos modos. La posibilidad de rejugabilidad se basa en jugar las misiones en dificultades altas. Respecto a la propia progresión de los personajes durante la campaña nos encontramos con la posibilidad de mejorar puntos de habilidad que hacen que nuestro personaje y los soldados de nuestro escuadrón pueden mejorar sus características.

El entramado de la campaña se divide en diferentes misiones donde podremos elegir hasta cuatro niveles de dificultad. Pasando del nivel paseo sin muchas características estratégicas hasta el nivel más difícil donde cada decisión en el campo de batalla es clave para poder ir acabando con los enemigos.

Apartado técnico y lo justito en todos los aspectos

Respecto al apartado técnico, esto es sin duda la peor parte de este juego con tan buenas ideas. Nos encontramos con un apartado técnico algo perezoso en el apartado técnico, utilizando y replicando entornos de mapeado misión tras misión y en las partidas multijugador. Es verdad, que nos encontramos algo más de elementos en pantalla (respecto a la beta). Por ejemplo existen más zonas donde nuestros soldados terrestres puedan parapetarse en defensas y puedan cubrirse de ataques enemigos. Sin embargo muchos de esos elementos son las mismas maquetas de edificios repetidos o escombros poco moldeados.

Los escenarios abiertos con bosques y ciudades con rascacielos son en gran parte el mismo modelo de escenario de poca resolución que nos encontraremos en el juego. Esta versión de consola pinta como la peor de todos los ports aunque pese a ello hemos encontrado pocos tirones y relentizaciones del mismo a la hora de jugar. 

Las cinemáticas son bastante sencillas y la escultura de los personajes aunque es algo más detallada nos recuerda a personajes moldeados para anteriores generaciones. Nos encontramos ante un título donde el apartado sonoro es en inglés aunque subtitulado en el español. La banda sonora es sencilla y sirve para acompañar, pero no está en los grandes momentos de la acción ni en los escenarios lobby entre misión y misión.

Conclusión

Disintegration protagonista Romer Shoal

Disintregration es un experimento que mezcla los géneros del FPS y la estrategia en tiempo real en una fórmula bastante innovadora pero que se queda en una prueba bastante superficial.

Es cómodo en cuanto a la manejabilidad y bastante entretenido a la hora de ejecutar los ataques ya sea con tu spedeer armado disparando en primera persona o con las indicaciones a tus unidades terrestres. Sin embargo se vuelve repetitivo y poco profundo a lo largo del paso por su mundo austero y poco atrevido.

El juego incluye un corto modo campaña y un pequeño multijugador online. La historia es interesante en su concepto pero muy poco elabora en práctica, y solo algunos resquicios en historias secundarias de nuestro grupo le dan algo de detalle a la integración hombre y máquina.

Desde nuestro punto de vista es bueno acercarse a este nuevo concepto de juego y ver las posibilidades pero para muchos esta propuesta se quedará corta a la hora de poder explotarlos. Esperemos que el título no quede en el olvido y se pueda mejorar con nuevos modos y mejoras en la campaña y multijugador.

Historia - 60%
Jugabilidad - 78%
Gráficos - 62%
Sonido - 58%
Multijugador - 70%

66%

Disintegration es un juego de acción en primera persona con toques de estrategia en tiempo real desarrollado por V1 Interactive, estudio formado por los antiguos responsables de Halo.

Nos llevará a un futuro distante, en el que el ser humano se ha fusionado con las máquinas para evolucionar. A través de una épica historia , combatiremos sin descanso con rebeldes e ingenios mecánicos en diversas colonias, y disfrutaremos de una faceta multijugador online con tres modos de juego distintos y seis mapas diferentes.

User Rating: Be the first one !

Acerca de borjasnake1

Se presenta un gran sonyer, amante de Metal Gear Solid. Ya desde pequeño con la primera Play y muy vinculado al resto de consolas. Usuario semiactivo de Youtube y Twitch. "No tengo pasado, tampoco tengo futuro, sólo vivo el presente". Snake

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.ACEPTAR

Aviso de cookies