marzo 6, 2021 12:58 pm

Análisis Werewolf: The Apocalypse – Gaia te necesita

Werewolf: the Apocalypse es la nueva Aventura creada por Cyanide para consolas de nueva y antigua generación, en LivingPlayStation os traemos nuestro análisis.

Werewolf: the Apocalypse
Cahal, protagonista de una historia que removerá conciencias

Werewolf: the Apocalypse llega como uno de los primeros juegos intergeneracionales, una aventura que mezcla diferentes géneros y que con una cinemática impactante desde el principio ya da muestras de que es lo que nos vamos a encontrar, una fratricida lucha por la supervivencia de un agonizante planeta.

Salvad a Gaia

En Werewolf: the Apocalypse nos meteremos en la piel de Cahal, uno de los mas importantes miembros de una tribu de hombres lobo que protege su territorio del constante avance de la mano del hombre por exprimir los recursos del planeta al máximo.

Gaia te necesita, y acudirás a su llamada

Tras unos sucesos que no os narraremos en este análisis, nuestro protagonista se exilia hasta que unos años después es reclamado de nuevo por su tribu para liderarles ante un peligro que ha vuelto a emerger y ahora amenaza con eliminar no solo la existencia de su manada, si no la del equilibrio del planeta.

Es aquí donde nuestro protagonista comenzará una aventura contra la corporación Endron que ahora se ha convertido en un arma imparable e insaciable.

Cahal volverá para ayudar a su Clan

Lo cierto, es que, en lo narrativo, aunque la historia es bastante simple, si nos metemos de lleno en una aventura que en algunos aspectos nos lleva por el camino del bien, y trata de concienciarnos sobre los peligros del hombre y el efecto de este en el planeta.

No obstante, aunque el juego permite diferentes opciones narrativas en las conversaciones, tampoco vamos a exprimir mucho mas una historia que a todas luces, y desde el principio es bastante predecible, aunque si es cierto que mejora bastante en los momentos finales de la trama.

Cahal, uno de los nuestros

Werewolf: the Apocalypse
Acecha como lobo o escabúllete entre los enemigos

Werewolf: the Apocalypse es un título que en lo jugable mezcla varios géneros jugables, de modo que estamos ante un título que mezcla sigilo, acción directa y algunos tintes RPG, aunque si es cierto que estos últimos son casi anecdóticos y apenas influyen en el desarrollo del juego en líneas generales.

El juego básicamente se convierte en una sucesión de misiones lineales (en escenarios de enorme tamaño y con muchas opciones) en las que tendremos que solventar diferentes objetivos, al final, el juego se convierte en una aventura de ir del punto A al punto B del mapa acabando con los enemigos o evitando ser visto.

Werewolf: the Apocalypse
Cahal solo podrá superar los niveles en modo sigilo

También hay misiones secundarias, pocas, simples y básicamente de búsqueda, de modo que a la larga, acaban por convertirse en anecdóticas y pueden contarse con los dedos de una mano en toda la aventura.

Para resolver todas estas misiones es que Cahal posee tres estados físicos, el primero de ellos como humano, el segundo como lobo y el tercero de ellos como Licántropo.

Controlando a la bestia

Pasa desapercibido o transfórmate en Licántropo, tu eliges

Si controlamos a Cahal, podremos solventar las misiones eliminando a nuestros enemigos por medio del sigilo o con nuestra ballesta, también si nos convertimos en lobo podremos escabullirnos entre ellos con mayor facilidad, aprovechando incluso los respiraderos para escondernos o superar los niveles sin ser vistos.

En estos estados Cahal posee un poder llamado Visión Umbral que le permite percibir a sus enemigos, sabiendo en todo momento donde están en el mapa y así evitándoles sin ser visto.

Werewolf: the Apocalypse
Transfórmate en Licántropo y cambia radicalmente el estilo de juego

Estos dos primeros estados son completamente libres, y podremos activarlos en cualquier momento, no obstante, el modo Licántropo sólo podremos activarlo si somos vistos o nos ponemos en la visión del enemigo, de esta manera es cuando pasaremos del sigilo a convertirnos en una auténtica maquina de matar.

Desatando la brutalidad

Y es que tal y como nos narra la historia, transformarse en Licántropo supone perder totalmente los papeles, no mirar si estamos acabando con civiles o con militares, y convertirnos en una auténtica máquina de matar.

Werewolf: the Apocalypse
Desata toda la ira del Licántropo y vuélvete indestructible

Es aquí cuando el juego pasa de ser un título de sigilo a un hack´n slash en toda regla, y donde la sutileza y el silencio en los escenarios se convierte en combates llenos de frenetismo y brutalidad.

Nuestro Licántropo es una máquina de matar, y posee dos opciones de combate, la primera de ellas nos permite convertirnos en un animal agil y letal y la segunda en un Berseker en toda regla, un ser enorme que es capaz de resistir los ataques a cambio de ejercer una brutalidad total con los suyos.

Algunos enemigos no te lo pondrán fácil

De modo que durante los combates podremos alternar entre una manera de luchar o la otra, dando una posibilidad al juego increíblemente placentera y con unos combates en ocasiones repletos de decenas de enemigos y combos imponentes.

Si somos capaces de efectuar el suficiente daño en combate accederemos al modo “Rabia” un estado en el que nuestro Licántropo se convierte en una auténtica máquina de triturar enemigos, un modo que dura unos segundos, pero que derrocha terror y muerte por donde pasa.

Perfeccionando a la bestia

Werewolf: the Apocalypse
El árbol de habilidades está repleto de opciones

A lo largo de la aventura podremos mejorar las cualidades de Cahal, no obstante no es la experiencia en combate la que nos permite acceder a el árbol de habilidades si no la obtención de puntos espirituales, estos se encuentran superando misiones o entre la fauna y objetos de la tierra, para localizarlos tendremos que acceder a la visión de Cahal que nos permite ver mas allá de nuestro mundo.

El árbol de habilidades es vastante completo, pudiendo mejorar las posibilidades de Cahal tanto en modo humano como en su aspecto de Lobo y obviamente en los dos estados de Licantropía, de esta manera, podremos crear a medida que avancemos una máquina aún mas perfecta para acabar con nuestros enemigos.

Sangre y explosiones

Werewolf: the Apocalypse
Claroscuros en lo visual con algunos momentos poco cuidados

Si bien es cierto que Werewolf the Apocalypse es un título notable en lo que respecta a su jugabilidad, el juego quizá baje unos cuantos peldaños en lo técnico, hay que admitir que en la versión analizada (Versión para PlayStation 5) el juego ha rendido de maravilla, sin ralentizaciones o ningún problema en el rendimiento.

No obstante, también hay que admitir que el juego está una generación por debajo en muchos aspectos, y cuando hablamos de una generación podemos hablar de un título de hace varios años.

Werewolf: the Apocalypse
Algunas cinemáticas son impactantes, otras se quedan en generaciones pasadas

Si comenzamos por las cinemáticas, salvo unas pocas, la mayor parte de ellas pierden resolución de manera brutal y muestran un acabado bastante mediocre si las comparamos con la introductoria.

A esto hay que sumarle que las animaciones tanto de Cahal en su aspecto humano como en su aspecto de lobo, son algo robóticas en determinados movimientos y poco creíbles, sobre todo a la hora de hacer cosas como saltar o utilizar las físicas.

Werewolf: the Apocalypse
Las misiones acaban siendo repetitivas

La cosa mejora de manera exponencial si nos transformamos en licántropo, el detalle de la bestia, los efectos y los movimientos de esta si están trabajados, parece como si se hubiera creado todo alrededor del monstruo y es que lo cierto es que llega a eclipsar a Cahal y en todo momento estamos deseando combatir, porque su aspecto, sus movimientos y sus ataques están impecablemente cuidados.

Los escenarios cumplen y en su mayoría son casi totalmente destruibles, no obstante también algo repetitivos, sobre todo porque nos vamos a pasar casi todo el juego recorriendo salas cerradas de complejos y pocas veces nos encontraremos con entornos abiertos, salvo cuando vamos a nuestros campamentos.

Werewolf: the Apocalypse
Cahal puede utilizar su visión umbral para saber donde acecha el peligro

Los enemigos también están a la altura, no os vamos a desvelar mucho, pero su aspecto militar, aunque no varía de dos o tres tipos de enemigos está bastante detallado, mas adelante nos encontraremos con sorpresas que logran también un acabado brillante y bastante bien cumplimentado.

Otro de los puntos poco cuidado es el de los NPC, sus caras básicamente no tienen detalles, estamos ante algunos rostros de inicios de generación anterior y salvo nuestro protagonista y algunos personajes principales, los demás miembros del juego parecerán maniquíes que se mueven incluso como robots.

Aullidos en la noche

En lo sonoro, el juego cumple, llega en inglés subtitulado al castellano, y ahí si tenemos un buen doblaje al idioma anglosajón, la música no es que sea nada del otro mundo, melodías normales y pausadas cuando nos escabullimos entre los edificios sin ser vistos y Heavy Metal cuando nos convertimos en una máquina de matar en los momentos de acción.

Podríamos hablar de un apartado anecdótico si no fuera por lo logrado de los efectos que mejoran el aspecto final del juego y redondean un buen trabajo en lo sonoro.

Líder de la manada

Werewolf the Apocalypse es un buen juego, no obstante puede haber pecado de demasiado ambicioso y se queda en un “quiero y no puedo” en muchos de sus aspectos, si bien es cierto que el juego ofrece la posibilidad de superar las misiones de diferentes maneras, todas ellas son similares, ir del punto “A” al “B” sin ser vistos o acabando con todos los enemigos.

No obstante al final optaremos por lo segundo, sobre todo porque el sigilo es demasiado simple y porque los combates en modo Licántropo son la guinda del pastel y lo mejor que ofrece el juego.

En lo técnico, por ejemplo, visualmente hablando, el título es un carrusel de experiencias con momentos imponentes como las animaciones y el aspecto del Licántropo y otros que denotan dejadez como las animaciones del lobo o algunos movimientos de Cahal. En lo que respecta a los efectos, el juego es un portento y en las escenas cinemáticas, de nuevo una de cal y otra de arena, algunas impresionantes, pero otras palidecen con una importante bajada en la resolución de las imágenes.

No obstante, Werewolf the Apocalypse es un juego divertido, que ofrece momentos notables, algunos enemigos de final de fase imponentes y una jugabilidad que puede llegar a divertirte mucho, eso sí, en lo que respecta a la acción pura y dura.

Nacon España nos ha proporcionado una copia de prensa del juego para el  desarrollo de este análisis.

Historia - 65%
Jugabilidad - 80%
Gráficos - 70%
Sonido - 70%

71%

Werewolf the Apocalypse es un juego visualmente pasable, con un apartado técnico notable y con algunas características que rozan el sobresaliente, sobre todo cuando nos ponemos a los mandos del licántropo, no obstante tiene algunos problemas con su apartado gráfico que palidece en determinados momentos al igual que algunas animaciones, sus misiones son demasiado repetitivas y su historia palidece a pesar de que mejora al final de la trama.

User Rating: 5 ( 1 votes)

Acerca de Jotape Lerex

Atari 2600 marcó el inicio de mi aventura en el mundo de los videojuegos, Sony y Nintendo se han encargado de dar forma a mi principal afición. Ahora me he embarcado en una nueva aventura en el maravilloso mundo de la Realidad Virtual. Nos vemos en Oasis!!!

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.ACEPTAR

Aviso de cookies