enero 24, 2023 2:51 am

Análisis The Last Stand Aftermath – ¡Aguanta un día mas!

The Last Stand Aftermath es una aventura postapocalíptica de supervivencia que llega a PS4 y PS5.

The Last Stand Aftermath
Aguanta un día mas!, ese es el objetivo

The Last Stand Aftermath llega para hacernos pasar angustia y pretende meternos en la piel de auténticos supervivientes que a duras penas sobreviven en un mundo postapocalíptico donde la comida y los bienes escasean, es por ello que la premisa del juego de inicio puede parecer algo machacada y reutilizada, y de hecho lo es, sin embargo, el juego ofrece algunas cosas que otros títulos del género no hacen y quizá esto le diferencie de los demás.

Solos ante el peligro

En The Last Stand Aftermath no vamos a ser un héroe, ni un antihéroe, sino que seremos decenas, centenas o cientos, la principal premisa del juego es que cada vez que muramos lo hagamos de manera definitiva, de modo que volveremos a la historia, pero esta vez en la piel de otro y otra protagonista que tendrá que lidiar con los quehaceres del superviviente.

The Last Stand Aftermath
Sigilo o cara a cara, tu decides como superar los escenarios

Pero mejor, pongámonos en antecedentes, el mundo como lo conocemos se ha terminado, todo ha acabado y un virus ha infectado a la mayor parte de la población, esto se traduce en que infectados con sed de sangre vagan ahora por las calles del planeta sin rumbo y que sólo unos pocos supervivientes coexisten en núcleos aislados superando a duras penas el día a día.

Nosotros seremos uno de esos muchos supervivientes que están en uno de esos muchos campamentos, y como tiene que ser tendremos que salir en busca de pertrechos para la supervivencia de los nuestros, no obstante hay un pequeño pero, y es que estamos infectados, el virus se extiende por nuestro cuerpo y nuestros días están contados, de modo que nuestra misión tiene dos objetivos, investigar el porque del virus y sobrevivir lo necesario para llevar víveres al campamento.

Sobrevive un día mas

Supe a tu coche y viaja hasta donde te de la gasolina

De modo que como héroe que se aprecie cogemos nuestro coche y nos lanzamos solos al infectado universo de seres mutantes para lograr sobrevivir día a día y obtener el mayor número de víveres y mejoras para los nuestros.

La única ayuda que llevamos encima es un antiviral que nos mantendrá vivos algunas horas mas si la cosa se complica, y nuestro arsenal personal, que dependiendo del personaje variara de una u otra manera teniendo mas balas, o mejores armas cuerpo a cuerpo.

De día más fácil, pero no por ello menos peligroso

Y es que los protagonistas del título, aunque similares entre sí, si se diferencian en su armamento, es por ello que a medida que avanzamos en la trama iremos viendo cual es nuestra opción mas acertada, ya que como os comentamos, mientras que unos por ejemplo portan escopetas, otros son mejores en los ataques cuerpo a cuerpo, lo que no quiere decir que a lo largo de la aventura encuentres una escopeta y también puedas equiparla.

Días contados

En lo que respecta al desarrollo del juego, cada personaje tendrá su propia historia (no os esperéis un guion muy trabajado, apenas existe), salimos con nuestro coche y poco a poco nos movemos por un mapa en el que la gasolina es nuestra herramienta de viaje. Movernos de un lugar a otro, cuesta unidades de combustible y este es caro y difícil de encontrar, de modo que dependiendo de lo lleno que esté el coche, podremos ir a uno u otro destino, o si no hemos llenado el depósito del todo, quedarnos en medio de la nada, algo poco aconsejable.

The Last Stand Aftermath
Procura no hacer ruido, que no vean tu luz y no corras, les alertarás seguro.

Una vez llegamos a un escenario se nos plantean varios objetivos, no obstante, los dos principales son, encontrar mas combustible para poder seguir adelante y suministros para nuestro campamento. Aún así, podremos escudriñar todos y cada uno de los lugares de cada escenario en busca de armas, munición y objetos con los que podremos crear nuevas armas o todo tipo de nuevos objetos.

Así iremos avanzando escenario a escenario hasta llegar al final de nuestro recorrido, si no lo logramos y morimos, volveremos a comenzar con un nuevo personaje como si de un título Rogue Like se tratara, no obstante es aquí donde comenzamos a ver algunas diferencias palpables con este tipo de género.

Muerte permanente… o no

The Last Stand Aftermath
Combina objetos, mejora armas o directamente envía los suministros a casa.

Y es que morir en The Last Stand Aftermath no significa haberlo perdido todo, si no que comenzaremos de nuevo perdiendo todos los pertrechos obtenidos, aunque conservando toda la experiencia acumulada, experiencia que iremos utilizando para mejorar a nuestro personaje con mayor velocidad, tiempos de recarga mas cortos, una mayor condición física y así hasta un largo etcétera de posibilidades.

También los recursos y equipo que empecemos a crear se irán almacenando en nuestro campamentos y con ello podremos antes de volver a realizar una incursión, mejorar permanentemente a nuestro personaje.

The Last Stand Aftermath
Morir no es el final, las mejoras seguirán allí con cada nuevo personaje.

Esto al final hace que a medida que avancemos en la trama esta se vaya volviendo algo mas accesible que antes, a pesar que en los tramos finales de cada misión (si es que llegamos vivos) la cosa se complique exponencialmente.

Hasta el siguiente día…

The Last Stand Aftermath podría simplificarse en ira un escenario, encontrar lo necesario para seguir y seguir nuestro viaje hasta el final, y lo cierto es que a medida que el juego avanza podíamos decir que se simplifica de esta manera, y a veces estará en nosotros incluso si queremos o no bajarnos del coche o si tenemos combustible, convirtiéndose en un “ya estuve aquí antes” que se repite hasta la saciedad.

Los escenarios poco variados y a veces algo repetitivos.

No obstante, el juego varía ligeramente el desarrollo y aunque son pocas las variaciones, si es cierto que cuando caemos en combate, el título logra engancharnos para una vez mas intentar llegar o investigar esa zona a la que nos quedamos a media.

En lo jugable, nos encontramos con un título en perspectiva isométrica donde el sigilo o la acción son los caminos a tomar, nuestros enemigos son zombis con un desarrollado sentido de la vista y del oído, lo que se traduce en que si corremos, rompemos un cristal o una puerta o encendemos la linterna cuando no debemos, se abalanzarán contra nosotros por decenas, lo que a veces se resuelve con la inevitable muerte de nuestro personaje.

The Last Stand Aftermath
En nuestro camino, a veces encontraremos algunos ayudantes «desinteresados»

No obstante la infección que está acabando con nosotros se extiende, y aunque tenemos que evitar que esta acabe superando a nuestra vida (para ello tenemos el mágico vial o podremos encontrar otros escondidos por los escenarios) si es cierto que a cada casilla de infección que se llene obtendremos una cualidad mutante en nuestro cuerpo.

Esto quiere decir que no es del todo malo ser medio zombi, por así decirlo, de modo que si perdemos una raya de vida a favor de una de mutación ganaremos un “superpoder” que nos servirá como ayuda, como por ejemplo ser ms rápidos, mas fuertes, tener cualidades especiales etc. En nuestra elección está el sacrificar vidas por infección y lo cierto es que este acertado aspecto le da un extra al juego muy interesante.

Escenarios apocalípticos

The Last Stand Aftermath
El sistema de iluminación, sublime

En lo técnico, el juego está a un mas que aceptable nivel, la perspectiva isométrica le da muchos enteros al juego y aunque los escenarios se reciclan demasiado si ofrecen lo que se espera, un lugar donde luchar y sobrevivir día a día.

Nuestros enemigos, básicamente se dividen en tres o cuatro tipos, es lo de menos porque cuando nos atacan en hordas no nos importa mucho de que color lleven los pantalones, sus animaciones son bastante notables al igual que la de nuestro personaje.

En determinadas ocasiones nos encontraremos con muros y obstáculos «invisibles»

Positivamente hay que resaltar el trabajo que se ha hecho con la iluminación, el título tiene un gran tratamiento de las luces, y los escenarios de noche, o zonas como sótanos etc se muestran con un gran trabajo, que mejora con la iluminación de nuestra linterna, en lo sonoro poco que decir, sonidos guturales para los enemigos, música apenas inexistente (se agradece y mejora la inmersión) y efectos de disparos a un mas que notable nivel.

Sin embargo hay algunos peros, principalmente con los escenarios, y es que mas de una vez nos hemos dado de bruces con un muro “invisible” es decir, lugares por los que antes podíamos pasar y ahora no, y esto cuando somos perseguidos por decenas de zombis enfurecidos creednos que no es nada bueno.

The Last Stand Aftermath
Destino a elegir y combustible en llegar, ¡procura no quedarte a medio camino!

El sistema de inventario tampoco nos ha parecido intuitivo tenemos la típica cruceta de selección rápida, pero no acabamos por pilarla, y es que la selección de armas a veces nos parece algo errática, es decir, elegimos el arma, soltamos la cruceta y seguimos sin esta. 

Es cierto que no impide el desarrollo del juego porque al final en nuestro caso optamos por ir al menú de pausa y elegir el arma u objeto directamente, pero acaba por ser algo molesto tener que hacer esto en lugar de utilizar un acceso rápido que no acaba de funcionar del todo.

Conclusiones

The Last Stand Aftermath es un mas que notable juego de supervivencia, con pocas pretensiones pero que logra una atmósfera bastante notable y si llega a transmitir la sensación de que en realidad estamos solos y desamparados.

En lo técnico cumple a pesar de algunos pequeños fallos en los escenarios que nos dejan atascados en alguna ocasión y en lo que respecta a su desarrollo el juego funciona de manera notable, con misiones simples, cortas y bien implementadas, sin embargo, a la larga el juego se simplifica a la saciedad, sobre todo cuando nuestro personaje empieza a evolucionar y almacenamos arsenal en nuestra base, aún así, el juego es un auténtico desafío para los amantes del género.

Historia - 60%
Jugabilidad - 75%
Gráficos - 80%
Sonido - 70%

71%

Gráficamente a la altura y con muy buenas ideas a su espalda The Last Stand Aftermath es un aconsejado juego de supervivencia zombi con una jugabilidad bien implementada y un atractivo sistema de desarrollo, no obstante a largo plazo puede convertirse en un título algo repetitivo y en muchas ocasiones la poca variedad de escenarios pueden hacer que perdamos el interés por seguir adelante en las misiones y vayamos a lo rápido y fácil, terminar el juego algo que se hace mas accesible por mientras avanzamos debido a un nivel de dificultad que va decayendo a medida que progresa nuestro personaje

User Rating: Be the first one !

Acerca de Jotape Lerex

Atari 2600 marcó el inicio de mi aventura en el mundo de los videojuegos, Sony y Nintendo se han encargado de dar forma a mi principal afición. Ahora me he embarcado en una nueva aventura en el maravilloso mundo de la Realidad Virtual. Nos vemos en Oasis!!!

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.ACEPTAR

Aviso de cookies