noviembre 20, 2020 12:21 pm

Análisis de Planet Coaster Console Edition – Gestión con mayúsculas

Planet Coaster ha llegado por fin a consolas. Estrenado a finales de 2016 en PC y con toda la experiencia y mejoras acumuladas, ahora nos llega adaptado a los controles de nuestra consola y con una cantidad de contenido y de horas de diversión considerables.

Llega de la mano de los desarrolladores de juegos de simulación tan eficaces como Jurasic World Evolution, Zoo Tycoon o el hermano mayor del juego que hoy nos ocupa: RollerCoaster Tycoon 3. Con tal carta de presentación, no podíamos más que esperar cosas buenas de este título. ¡Veamos si cumple con todas nuestras expectativas!

El sueño de cualquier aspirante a gestor

Aquí se viene a gestionar. Y así hay que enfrentarse a este juego juegues en el modo que juegues. Planet Coaster te pone en la piel de un recién llegado al mundo de los parques de atracciones y te suelta en manos de un grupo de asesores que te contarán los entresijos de cada una de sus áreas. Esto conformará el tutorial del juego.

Una vez sepas las bases, podrás continuar con el parque con el que has hecho las pruebas o pasar  a cualquiera de los modos de juego de los que te hablaremos más abajo. En cualquiera de estos casos deberás  ir descubriendo la apabullante complejidad que se esconde detrás de cada opción de este simulador.

Tan profundo que no verás el fondo

Evidentemente el aspecto económico será la base de la gestión, por lo quien no deberás gastar a lo loco, ni comenzar a construir nuevas atracciones o instalaciones hasta que no consolides las que ya tienes.  Contarás con la ayuda del propio juego, pues los desarrolladores han hecho un fantástico trabajo para que tengas toda la información que necesitas al alcance de la mano. Podrás saber en tiempo real el estado de tus finanzas – incluido lo que reporta cada atracción o instalación -, lo que opinan los visitantes de tu parque, el estado de deterioro de tus instalaciones o el estado de bienestar de tus trabajadores. Entre otras muchas cosas.

Los menús, bastante bien adaptados al manejo con mando, te sumergirán en cientos de opciones, y te abrirán paso a listas de inacabables instalaciones, decoraciones, atracciones y módulos. Y si bien es cierto que encontrar algo entre tanta variedad se complica (¡como agradecemos el buscador por texto!) hay que reconocer que las opciones que ofrece el juego son simplemente interminables y riquísimas.

En cualquier caso, más nos vale utilizar las opciones de control temporal para pausar o ralentizar el juego si vamos a ponernos a idear nuevas instalaciones. O editar las atracciones que ya tengamos en marcha. Esto hará que no nos perdamos ninguno de los acontecimientos (a menudo negativos y que requieren de nuestra atención) que se sucederán en nuestro parque a medida que vaya siendo más grande y complejo.

Modos de juego

Como ya hemos comentado, tras el imprescindible (y entretenido) tutorial que nos ofrece el juego, podremos acceder a un buen surtido de modos de juego. Sin duda destaca con luz propia el modo Modo Carrera, en el que se nos pondrá a los mandos de un parque yse nos irán proponiendo diferentes retos y desafíos que nos proporcionarán beneficios y, lo que es más importante, experiencia en la resolución de problemas.

Esto nos vendrá de maravilla cuando iniciemos una partida en el Modo Desafío, otro de los modos de juego imprescindible. En este recibiremos un solar, una cantidad de dinero limitada, y la posibilidad de iniciar nuestro parque de atracciones como prefiramos. Notaremos como cada decisión que tomemos nos llevará en la buena o mala decisión.

Algo menos interesante nos ha resultado el Modo Creación, similar al Modo desafío, pero en el que dispondrás de una cantidad de dinero ilimitada, por lo que el fracaso es prácticamente imposible. Un buen modo, en cualquier caso, para dar rienda suelta a nuestra imaginación.

También podremos acceder a la Frontier Workshop, una zona en la que el resto de usuarios puede compartir sus mejores creaciones para el disfrute de la comunidad. Una buena forma de tomar ideas y comprobar lo que funciona y no funciona a la hora de crear un buen parque de atracciones.

Gráficos al servicio del parque

Planet Coaster es uno de esos juegos que no busca impresionarte por su calidad gráfica. Pero en cierto modo lo hace.  El hecho de haber escogido un estilo cartoon cercano al de las películas de animación moderna  habla de su poca ambición en este apartado, que se aleja del realismo.  Aún así, el aspecto general resulta delicioso, sobre todo si consideramos la cantidad de elementos que hay en movimiento en un parque de atracciones de tamaño medio.

El brillo, en este apartado, lo pone la increíble (y utilísima) capacidad de zoom de la cámara, que nos permitirá subir hasta una altura en la que ni siquiera veremos a los visitantes del parque y bajar hasta ver en primerísimo plano la hebilla del pantalón de uno de ellos.

También me gustaría resaltar lo delicioso que resulta probar en primera persona las montañas rusas antes de abrirlas al público. Máxime, cuando la montaña rusa la hemos creado a nuestro gusto, tratando de equilibrar todas las características que una atracción de estas características debe tener.

Conclusiones

Planet Coaster es un juego abrumadoramente entretenido y profundo. El jugador deberá encargarse de gestionar la limpieza, la economía, la mecánica, la investigación, la creación de nuevas atracciones, y muchas cosas más que ahora mismo no imaginas. A esto se une las posibilidades ingentes de creación de estructuras personalizadas que, en sí misma, nos puede dar largos ratos de entretenimiento.

Lo único verdaderamente negativo (aparte del engorro que puede suponer encontrar ciertas cosas entre los menús) es la posibilidad de que Planet Coaster sea un juego demasiado complejo para lo que buscas. No es demasiado negativo ¿verdad? Sobre todo cuando las opciones de dificultad, y la posibilidad de sacar un parque adelante sin acceder a las capas más profundas del juego, siempre está ahí.

Jugabilidad - 85%
Gráficos - 80%
Sonido - 80%

82%

Planet Coaster es un simulador de gestión de parques de atracciones que te llevará al límite. Sus interminables opciones y su abrumadora cantidad de ámbitos de gestión te mantendrá ocupado (y entretenido) durante horas.

User Rating: Be the first one !

Acerca de Rod

Apasionado de los videojuegos y los juegos de mesa a partes iguales. Mis géneros favoritos (lo notaréis) son los RPG, los Survival Sandbox y los juegos de conducción. Aunque sinceramente, puedo con todo.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.ACEPTAR

Aviso de cookies