septiembre 25, 2021 1:27 am

Análisis de Sniper Ghost Warrior Contracts 2

La última entrega de la saga Sniper Ghost Warrior Contracts  de francotiradores, llega a PS5 prometiendo exprimir su hardware para ofrecernos la experiencia más cercana a la realidad.

A pesar de que el juego vio la luz en junioi para PS4 este es el primer contacto que tenemos en la redacción con este Sniper Ghost Warrior Contracts 2, por lo que lo analizaremos en su totalidad.

El título se ambienta en una región ficticia denominada Kuamar y sita en el actual Oriente Medio (apropiado con la que está cayendo ¿verdad?). En esa región gobierna con puño de hierro el dicatador Omar Al-Bakr junto a su esposa Bibi Rashida. Es nuestra misión poner fin a este régimen del terror atacando puntos estratégicos de su estructura de poder.

Johnny cogió su fusil

O mejor, Raven: nuestro protagonista.  En él nos encarnaremos y, como expertos tiradores, nos adentraremos en solitario en amplísimos mapas plagados de objetivos.  Y ese es uno de los aciertos (no el único) de este juego: el planteamiento sandbox. No es que te ofrezca un mundo abierto ni nada parecido, pero sí un amplio mapeado en el que los objetivos pueden irse completando sin necesidad de abandonar el terreno, o volver a la base tras cumplir un objetivo para continuar después de haber comprado o retocado tu equipamiento.

Esta posibilidad se agradece si disponemos de sesiones largas de juego, pues podremos planificar estos objetivos de forma “orgánica” (calculando el camino que recorreremos o qué objetivos sería mejor cumplir primero), y sin necesidad de pantallas de carga ni interrupciones innecesarias a la acción. Un planteamiento lo suficientemente flexible como para ofrecer sensaciones más cercanas al shooter habitual -aunque orientado al sniper-, que como un encorsetado juego en el que cobrarse víctimas únicamente a larga distancia. 

Realismo y una pizca de futurismo

Sniper Ghost Warrior Contracts 2, a pesar de estar ambientado en la actualidad, pondrá en nuestras manos gadgets de todos los tipos, incluida una máscara que nos ayudará a controlar muchos de los parámetros que necesitaremos tener en cuenta para localizar a nuestros enemigos, calcular la caída de nuestra bala a grandes distancias o el efecto que sobre ella tendrá el viento. Un pequeño toque de ciencia ficción (al menos hasta donde llegan mis conocimientos sobre evolución en estas tecnologías) que se agradece. 

Otro buen puñado de gadgets como el imprescindible Dron, la torreta u otras mejoras de equipo y armas serán las principales ayudas que tendremos para avanzar hacia los objetivos finales del juego. Ayudas que serán de agradecer, sobre todo si empleamos con inteligencia nuestras ganancias y logramos mejorar algunas de estas imprescindibles herramientas. 

El realismo, además, lo notaremos en lo fácil que será verse fuera de combate en cuanto los enemigos te descubren. Sobre todo en niveles de dificultad altos, en los que uno o dos impactos serán suficientes para que todo haya acabado. Imprescindible el sigilo. Imprescindible no levantar la liebre demasiado pronto. 

Gráficos: resultón sin demasiada ambición

Sabiendo que no estamos ante un título “triple A”, hay que reconocer que gráficamente es más que eficaz para el tipo de juego que tenemos entre manos. Hemos disfrutado de mapas bien detallados, enemigos bien modelados y con decente captura de movimientos, y texturas más que potables en todo ello. Además, en PS5 hemos podido comprobar que los modos de rendimiento (60fps, 2K) o modo visual (30fps, 4k) dan justo lo que prometen, y además se aligeran las pantallas de carga una barbaridad.

Eso sí, el gusto por el detalle a la hora de mostrarnos los efectos de una bala de calibre 7,62mm al atravesar una cabeza humana hace que el juego no sea apto para aprensivos, o que tengamos precaución a la hora de jugarlo frente a algún menor de edad sensible. El lujo de detalles y la cámara lenta empleada en estos lances del juego, enseñan mucho más de lo que habíamos visto hasta la fecha. A mi me ha parecido un acierto. 

Aciertos y problemas

Sin duda estamos ante un título que gustará bastante a los amantes del género y que tiene potencial para atraer a los que no lo eran hasta el momento. Su manejo sencillo pero accesible, la complejidad asistida de cada disparo, el delicioso control con retroalimentación háptica, y la posibilidad de afrontar las misiones como mejor nos parezca sin vernos obligados por ningún parámetro que no sea “lo plausible”, son argumentos más que de sobra para dar una oportunidad a este Sniper Ghost Warrior Contracts 2.

La “cruz” de esa “cara” son algunos bugs que pueden llegar a afectar a la experiencia de juego, como la desaparición de enemigos a media distancia que no vuelven a hacerse visibles hasta que ya los tienes prácticamente encima. Confiamos en que estos errores sean subsanados en próximas actualizaciones. 

Más difícil de subsanar serán algunos fallos que hemos localizado en una IA que en líneas generales está bastante a la altura. Por desgracia, en algunos momentos hemos visto como matábamos con silenciador a uno de los dos miembros de una patrulla y el compañero, no sólo no ha escuchado el disparo o el desplome del cuerpo, sino que ha llegado a pasar junto a su cadáver sin percatarse de nuestro ataque. Algo que resta bastante realismo a la situación. 

Conclusiones

Pues bien, en definitiva, estamos ante un juego de guerra orientado al papel de los francotiradores en el que deberemos superar una ligera curva de aprendizaje inicial para poder disfrutar de un título entretenido, exigente y en ciertos momentos emocionante. Con grandes dosis de libertad en cuanto al planteamiento de las misiones, y un buen enfoque en cuanto al realismo que suele agradar a los jugones. Pero no hay que olvidar que nos encontramos ante un título poco ambicioso en lo técnico aunque resultón, sin ninguna función multijugador y muy imperfecto en ciertos detalles, cosa que claramente le resta potencia al conjunto.

Jugabilidad - 80%
Gráficos - 70%
Sonido - 70%

73%

Entretenido y exigente FPS de guerra que fija su atención en el papel de los francotiradores. Flexible en su planteamiento y con mapas lo suficientemente abiertos y ricos como para ofrecer varias formas de afrontar las misiones. Algo pobre en su apartado técnico y con algunos bugs en su salida que ensombrecen algo el resultado final.

User Rating: Be the first one !

Acerca de Rod

Apasionado de los videojuegos y los juegos de mesa a partes iguales. Mis géneros favoritos (lo notaréis) son los RPG, los Survival Sandbox y los juegos de conducción. Aunque sinceramente, puedo con todo.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.ACEPTAR

Aviso de cookies