agosto 4, 2020 7:08 pm

Análisis Memories of Mars – Bienvenidos al planeta rojo

Tras el acostumbrado periplo de este tipo de juegos por STEAM, en su versión Early Access, hace algunas semanas llegó por fin a nuestras consolas (y a PC como juego definitivo) Memories of Mars, un nuevo juego de supervivencia, construcción y exploración.  Bienvenidos al planeta rojo.

Memories of Mars

Despiertas solo. No sabes por qué ni cuánto tiempo llevas dormido. Lo que descubres enseguida es que todo el mundo se ha largado y te han dejado atrás… en Marte. Tu casco, y una pistola básica, una impresora 3D (¡tu bien más preciado!) y unos pocos recursos para sobrevivir las primeras horas. Eso es todo lo que tienes en tu poder. El alimento y el oxígeno es lo primero. Es hora de aprender. Es hora de sobrevivir.

Primer objetivo:  mantenernos vivos.

Con esta premisa comenzarán  nuestros paseos por el planeta rojo. Acabaremos de salir del refugio en la que hemos despertado, y no tendremos prácticamente nada. Pronto descubriremos que podemos recoger algunos pedazos de mineral  y el sistema de misiones comenzará a guiarnos para aprender las primeras técnicas que debemos saber para llegar a construir nuestra propia base.

Memories of Mars

El hecho de tener y llevar con nosotros la “mesa de trabajo” más útil del juego, es algo que agradeceremos más de una vez. Y es que en esa impresora 3D podremos tanto transformar materia prima en productos básicos, como construir las armas o herramientas más básicas y repararlas. Como en todo Survival Sandbox, estaremos aún en el primer peldaño de una escalera que nos llevará a poder construir cosas que aún ni imaginamos -…y no seré yo quien os las desvele-.

Un survival que huele a FPS

Aunque Memories of Mars bebe más de las aguas de Conan Exiles o, incluso, Ark: survival evolved, el imprescindible uso de las armas de fuego, y las frecuentes refriegas en las que nos enfrentaremos a múltiples tipos de arañas robóticas, serpientes mecanizadas y otras lindezas, nos recuerdan más a títulos como RUST.

De hecho, podemos establecer que ese toque FPS es de lo más refrescante que encontramos en éste título. Y no es que tenemos nada en contra de la pura exploración, la construcción de bases, o la investigación de nuevas técnicas, ¡todo lo contrario! Pero nos encanta que cada dos por tres tengamos que sacar a pasear nuestro rifle (siempre es un aliciente haberlo creado nosotros) y dar buena cuenta de todo bot marciano que se ponga en nuestra mirilla.

Memories of Mars

Eso sí, el equilibrio será necesario. Y la línea de misiones será la que se encargue de dejarnos claro que no podremos enfrentarnos a ciertas amenazas si no contamos con el arma necesaria, y ésta, a su vez, con las modificaciones y mejoras más potentes. Y todo esto, sólo lo podremos hacer si antes hemos construido las instalaciones necesarias, y si hemos recolectado los materiales que se nos pide para ello.

Conseguir Flops (algo así como los puntos de experiencia del juego) serán nuestra principal obsesión, pues ella nos permite avanzar en todas direcciones en los árboles de aprendizaje. La buena noticia es que prácticamente todo nos aporta flops: completar misiones, recolectar recursos, acabar con enemigos…  Y esto nos aporta una indudable y satisfactoria sensación de continuo avance en el juego.

No todo es oro sobre la superficie marciana

Como el resto de títulos de este corte, Memories of Mars tenderá a sacar de quicio al tipo de jugador que quiere acción directa y tenerlo todo desbloqueado nada más empezar.  Además, a pesar del indudable acierto que supone tener una línea de misiones que nos guíe y nos premie por nuestros avances, las tareas en este juego no son siempre tan claras como a algunos les gustaría.  Además, en ocasiones, patear un mapa desértico (Marte es lo que tiene) buscando lugares sin una dirección muy clara, se puede hacer desesperante.  Y por si fuera poco, la ausencia de vehículos (¡esto sí que es una carencia que deberían subsanar!) no pone las cosas fáciles en un mapeado de 16 km2.

Memories of Mars

Tanto si te gusta como si no, puedes considerar 100% probable que acabarás accediendo a internet para buscar ayuda sobre dónde encontrar éste o aquel lugar del que te hablan. No esperes que todos aparezcan claramente señalizados en el juego. Además, la ayuda sobre los materiales y la construcción de ciertos objetos, no son demasiado frecuentes.

Tampoco podemos dejarnos atrás un obligado comentario sobre los glitches: algunos anecdóticos y otros más graves, como el que provoca que no podamos usar ninguna de nuestras herramientas al cargar una partida. Algo que (aun con su workaround  para solución inmediata) los desarrolladores no han conseguido solucionar al cierre de este análisis.

Un apartado técnico de lo más marciano

Vemos con estupor como la industria sigue exprimiendo el Unreal Engine, que ha nos ha dado momentos de gloria en innumerables juegos. No es el caso de Memories of Mars, que aunque tiene un apartado gráfico bastante decente y con algunos apartados incluso brillantes, la verdad es que no es esto lo que te llevará a querer jugarlo.

Memories of Mars - texturas
Algunas texturas son muy poco definidas

A pesar de algunos paisajes memorables con los que nos encontraremos, o una modelación y texturas bastante bien definidas en las herramientas y armas que llevaremos, encontraremos demasiado a menudo superficies con texturas pobres , extraños efectos de luz sobre el terreno,  rocas demasiado poligonadas para resultar creíbles y sobre todo, la incapacidad de correr a cielo (marciano) abierto sin sufrir enganchones y tirones continuos.

El apartado sonoro (tanto por su música como por sus efectos), aunque cumple, es de lo más olvidable. La nostálgica música que nos acompañará tanto en el menú como en nuestros periplos resulta monótona y nostálgica. Y no me atrevo a decir que no sea adecuada, dado el tema.

Los efectos sonoros, sin virtuosismos, cumplen con lo que se espera de ellos en cuanto a ambientación. Sí es cierto que el sonido de las arañas bots resulta confuso en más de una ocasión, haciéndote pensar que el enemigo está bastante más cerca de lo que realmente esta, y viceversa.

Memories of Mars

Juego online: PVP, PVE y para de contar

A pesar de ser un título originalmente concebido como PVP (aunque por fin se han incluido servidores PVE no oficiales), mis sensaciones al jugar en un servidor oficial, y por tanto PVP, han sido de lo más tranquilas. La inclusión de áreas puramente competitivas o eventos en los que debes luchar contra otros por conseguir FLOPS, hacen que fuera de esas áreas jugables, los jugadores se dediquen a sus misiones y objetivos personales.

Jugar en PVE (cosa que también he probado) resulta indefectiblemente más tranquilo. No sólo porque sólo tendrás que preocuparte por los enemigos NPC, si no porque las construcciones  de otros jugadores resultarán más escasas y la sensación de estar “sólo” en un planeta alejado resulta más poderosa  (hay servidores oficiales con más problemas con el suelo edificable que Benidorm).  Con todo, si accedes a un servidor PVE, tienes que lidiar con el hecho de que ninguna de tus acciones te retribuirá trofeos en el juego.  Al menos a día de hoy.

Memories of Mars

Conclusiones

Asuntos como su evidente escasez de modos de juego o la obligación de jugar online resultan  problemas menores a la hora de disfrutar de las sensaciones de supervivencia y FPS que te aporta Memories of Mars a cambio de un precio realmente competitivo.  Quizá sus molestos bugs,  los problemas de rendimiento o los largos paseos a los que te ves abocado por la ausencia de vehículos o teletransportes, puedan resultar un problema más serio para su disfrute.

Aún así, conociendo este tipo de juegos y a sus desarrolladoras, apostaría mi pluma de redactor a que en futuros parches acabarán corrigiendo gran parte de estos problemas. Y probablemente, si cuentan con el apoyo de la comunidad de jugadores, gozaremos de nuevo contenido que alargue aún más la experiencia.

Jugabilidad - 80%
Gráficos - 70%
Sonido - 60%

70%

Asuntos como su evidente escasez de modos de juego o la obligación de jugar online resultan problemas menores a la hora de disfrutar de las sensaciones de supervivencia y FPS que te aporta Memories of Mars a cambio de un precio realmente competitivo. Quizá sus molestos bugs, los problemas de rendimiento o los largos paseos a los que te ves abocado por la ausencia de vehículos o teletransportes, puedan resultar un problema más serio para su disfrute.

User Rating: Be the first one !

Acerca de Rod

Apasionado de los videojuegos y los juegos de mesa a partes iguales. Mis géneros favoritos (lo notaréis) son los RPG, los Survival Sandbox y los juegos de conducción. Aunque sinceramente, puedo con todo.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.ACEPTAR

Aviso de cookies